Real Madrid CF

Real Madrid CF Noticias

Zidanes y Sahines

Zidanes y Sahines

Muchos han sido los fichajes y muchas han sido las políticas de traspasos del Real Madrid desde que Florentino Pérez llegó a la presidencia del equipo blanco. Unos futbolistas han triunfado, otros han pasado por el equipo sin pena ni gloria y otros no han tenido ni la oportunidad para demostrar su valía. Son las consecuencias de los "Zidanes y Sahines".

Todos recordamos aquella lapidaria frase durante la primera etapa del “reinado” de Florentino Pérez, esas palabras que parecían una declaración de intenciones aunque luego no fructificara. Aquella filosofía de los “Zidanes y Pavones” tuvo una fecha de caducidad bastante temprana. Se pueden alegar varios argumentos por los cuales esa política de club no cumplió los objetivos marcados.

Quizás la producción de La Fábrica en aquella época no era del todo satisfactoria. Jugadores como Pavón, Mejías, Raúl Bravo, Miñambres, Nuñez y Portillo no triunfaron en el Bernabéu y posteriormente tampoco lo hicieron en los equipos en los que fueron recalando, demostrando que quizás no estaban a la altura del club blanco. Puede que la sombra de Zidane, Figo, Ronaldo, Beckham fuese demasiado larga, probablemente la presión de ser canteranos les superó,  o sencillamente no tenían la calidad requerida para afrontar el reto que supone triunfar en el club en el que te has criado. Fuera como fuere, esa estrategia de unir unos cuantos de los mejores jugadores del mundo y rellenar los huecos de la plantilla con canteranos no salió bien.

Aprendida la lección de su primera etapa, el que Emilio Butragueño bautizó como “Ser superior”, cambió de rumbo en su segundo mandato al timón de la nave blanca. Esta vez, la política fue comprar a los mejores de cada liga europea, costasen lo que costasen: Cristiano Ronaldo de la Premier League (96 millones de €) , Kaka’ del Calcio (65 millones de €), Benzema de la Ligue 1 (35 millones de €) y rodearlos de la llamada “Clase Media”.

Los Khedira, los Albiol, los Arbeloa, los Granero o los Sahin pertenecen a esta clase de futbolista. Jugadores que bien podrían ser titularísimos en el 80% de los equipos de las grandes ligas pero que en los equipos TOP hay veces que no dan la talla. En el caso del Real Madrid hay algunos de estos fichajes que han salido rentables como los de Khedira (fue adquirido al VfB Stuttgart por 10 millones de euros) o Arbeloa (costó 4 millones de € procedente del Liverpool) mientras que otros como los de Albiol (15 millones de € tuvieron la culpa) o Sahin (se pagaron 10 millones al Dortmund) no han salido bien.

 Nuri Şahin, un crack sin oportunidades

Me detengo en el caso particular del turco Nuri Şahin, jugador de una calidad indiscutible que muy probablemente salga del club de Concha Espina sin haber tenido la posibilidad de demostrar su calidad. Es cierto que venía de una lesión pero también es verdad que no ha disfrutado de oportunidades, víctima indudablemente de un decepcionante brasileño que tenía que jugar por imposición de lo que se pagó por su fichaje.

 Ahora el Real Madrid va a reforzar al equipo con la única petición que ha hecho Mourinho en este su tercer proyecto blanco, el croata Luka Modric. El aun 14 del Tottenham no debería quitarle el sitio en la plantilla a Şahin, sino complementarse, competir con él por un lugar en el once e incentivar al turco a sacar a su mejor versión, la de aquel jugador nombrado por sus compañeros MVP de la Bundesliga la temporada 10/11, aquel por el que se pegaba media Europa.

Kaka’ debería ser el traspasado. El entrenador y la directiva coinciden en eso. Pero no se va porque nadie puede pagar la estratosférica ficha que tiene en el club blanco, él no renunciará a un euro como buen brasileño que es y la consecuencia de todo ello es que un magnífico jugador se marchará por la puerta de atrás, víctima de la política de “Zidanes y Sahines”.