El Castilla se estrena con derrota tras la remontada del Villarreal

El conjunto de Alberto Toril acabó perdiendo un partido en el que había logrado adelantarse por mediación de Jesé, de penalti. Cavenaghi, que se erigía en el jugador destacado del Villarreal, establecía el tanto del empate y después el de la victoria. Aguerrido partido de los dos equipos en un duelo no extento de ocasiones y alguna jugada polémica.

El Castilla se estrena con derrota tras la remontada del Villarreal
Villarreal
2 1
Castilla
Villarreal: JUAN CARLOS; JAVI VENTA, MELLBERG, MUSACCHIO, JOAN ORIOL; SENNA, TRIGUEROS; TORIBIO (MOI GÓMEZ, MIN. 42), CANI (PABLO GONZÁLEZ, MIN. 76); CAVENAGHI Y UCHE (JAUME COSTA, MIN. 66).
Castilla: TOMÁS MEJÍAS; FABINHO, MATEOS, NACHO, CASADO; MOSQUERA, ÁLEX (LUCAS VÁZQUEZ, MIN. 84); JUANFRAN (DE TOMÁS, MIN. 84), JESÉ RODRÍGUEZ, DENIS; ÓSCAR PLANO (BORJA GARCÍA, MIN. 68).
MARCADOR: 0-1, MIN. 18, JESÉ RODRÍGUEZ (PEN.). 1-1, MIN. 45, CAVENAGHI. 2-1, MIN. 79, CAVENAGHI.
ÁRBITRO: SÁNCHEZ MARTÍNEZ (COLEGIO MURCIANO). AMONESTÓ A MELLBERG EN EL MINUTO 17.
INCIDENCIAS: PARTIDO CORRESPONDIENTE A LA PRIMERA JORNADA DE LA LIGA ADELANTE. EL ENCUENTRO SE DISPUTA EN EL ESTADIO EL MADRIGAL.

Algo más de un lustro ha tenido que esperar el Real Madrid Castilla para volver a saltar sobre un campo de Segunda División, desde que se certificase su descenso allá por la temporada 2006/07 hasta el pozo de la Segunda B. Demasiado tiempo como para no afrontar esta nueva oportunidad como un "todo o nada" con el que acabar de una vez y para siempre con la inestabilidad que historicamente ha acompañado al filial blanco. Los de Toril no llegan, además, con la sola intención de mantener la categoría, sino que en volandas de los grandes números que les convirtieron en el mejor equipo de la división de bronce, los madridistas no ponen techo a sus objetivos.

El Villarreal no se presumía como el  rival más apetecible de cara a lograr una victoria que permitiese a los castillistas acometer su misión en Segunda con moral y optimismo; pese al doloroso descenso sellado por el Submarino Amarillo en la pasada temporada, jugadores de renombre como Marcos Senna, daban hoy inicio a la competición con el firme propósito de devolver al equipo a la Primera División. Alicientes más que de sobra para una jornada incial sin desperedicio.
 
Los 'onces' que pugnaban por uno y otro objetivo fueron los siguiente. Por parte del Villrreal estuvieron Juan Carlos; Venta, Mellberg, Musacchio, Joan Oriol; Senna, Trigueros, Toribio, Cani; Cavenaghi y Uche. Por parte del Real Madrid Castilla, lo hicieron Mejías; Fabinho, Mateos, Nacho, Casado; Mosquera, Álex; Juanfran, Jesé, Denis; Óscar Plano.
 
Jesé inaugura el marcador
 
Un inicio dinámico y alegre por parte de ambos equipos presagiaba un partido disputado y sin tiempo para distracciones. El Villarreal dejaba claro que la inercia negativa de la pasada campaña había tocado fondo y a partir de ese momento sólo quedaba avanzar en dirección opuesta; suyas serían las primeras intenciones ofensivas, aunque el Castilla, aguerrido también, lograba hacerse con un dominio algo más claro aunque falto de profunidad. Con el transcurso de los minutos, el Submarino daba un paso al frente y equilibraba algo más la posesión sin llegar a sembrar peligro en la meta de Tomás Mejías.  Transcurrido prácticamente el primer cuarto de hora ninguno de los dos equipos había protagonizado una aproximación clara, dejando patente la intensidad y la importancia de todo cuanto había en juego, pese a tratarse sólo de la primera jornada. 
 
El Castilla tocaba el balón con criterio y sin nerviosismo en la zona de la defensa y también el mediocampo, ligeramente superado por el del conjunto local, aunque en la faceta de creación de jugadas ofensivas, el conjunto de Toril se dehacía. Esta situación la aprovecharía el Villarreal para acomodar más su trato al balón y la transición del mismo, que manejaba cada vez con mayor soltura. Pese a que no habían logrado generar ninguna ocasión clara de gol, el Castilla logró sacar povecho de una buena aproximación de Óscar Plano, que sería objeto de una pena máxima. La  señaló el árbitro, Sánchez Martinez, sobre Mellberg, pese a que también Juan Carlos parecía haber derribado al futbolista del Castilla. Jesé sería el encargado de lanzarlo y de anotarlo, inaugurando el casillero goleador para su equipo en esta Segunda División. 0-1, minuto 18. 
 
El Villarreal busca la reacción 
 
El Villarreal trataba de mantener la calma y seguir tocando con criterio y paciencia pero el Castilla, animado por el tanto a favor, apretó en sus líneas de presión, dificultando la transición de balón para el Villarreal, que empezó a cometer algunas impreciones y errores en los pases. Muy atentos los hombres del centro del campo, las jugadas de unos y otros se iniciaban y morían en la zona media del campo, dificultando mucho las llegadas a una y otra meta. 
 
La dinámica trabada del partido se rompía al borde de la media hora, con la intervención de Uche. El nigeriano recibía un buen balón de Cani, tras una jugada individual por banda derecha, para rematar frente a la porteríai de Tomás Mejías un balón que acabaría perdiéndose ligeramente escorado. Minuto 28 y el Villarreal desperdiciaba la ocasión más clara del partido. Aquella jugada despertó del todo al conjunto local, que trató de imprimirle al choque una velocidad más, fabricando nuevas ocasiones, que no lograban ver culminación en la meta de Mejías. 
 
Cavenaghi empata para el Villarreal
 
Encauzado el partido con el marcador a favor, los de Alberto Toril encaraban la recta final del primer tiempo con paciencia, toque y pausa. El Villarreal aceptaba la propuesta del filial madridista y sólo aceleraba el juego en los metros finales. Pese a todo, el Submarino rondaba las inmediaciones de la meta madridista con frecuencia, poniendo a prueba la fiabailidad de la zaga blanca. En esas estaba Uche cuando llegaba al área merengue para tratar de quedarse solo con Mejías, que entraba con decisión enviando el balón a córner. Reclamaron penalti los jugadores y aficionados del Villarreal, mientras que el colegiado señalaba saque de esquina, una jugada en absoluto sencilla para el árbitro. El partido empezaba a calentarse y los ánimos de unos y otros volvían a ratificar todo lo que había en juego. 
 
En respuesta a la intensidad ofensiva del Villarreal, el Castilla lograba sembrar el peligro mediante contragolpes conducidos con velocidad y en ocasiones, algo de fortuna. De esa forma lograrían generar peligro los blancos al borde del minuto 45, tras una buena llegada que finalmente acabaría en un remate de Mateos con la cabeza y que Juan Carlos lograría desviar. Y lo que no había sucedido en una meta, sucedió en la otra. El Villarreal apuraba sus opciones en el primer tiempo en lo que acabaría siendo un barullo dentro del área del Real Madrid Castilla, del que lograría sacar provecho Cavenaghi, introduciendo el balón en la meta de Mejías. Minuto 44 y el Submarino marcaba en un mometo de esos que se describen como especialmente dolorosos en lo psicológico, el que marcaba el punto y final de la primera mitad. 
 
El Villarreal da un paso al frente
 
El Villarreal saltaría al campo tratando de aprovechar la inercia final del primer tiempo, que tan favorablemente había concluido. Salían los locales con empuje y decisión, controlando el balón y trenzando jugadas con algo más de fluidez que el Castilla, algo más expectante y estático que en los minutos inciales del primer tiempo. El conjunto madrileño lograba llegar con algo de velocidad hasta los tres cuartos de campo pero, más solos en la vanguardia, los atacantes del filial blanco no lograban darle ese último toque al balón que lograse generar peligro en la met del Villarreal. 
 
El dominio del conjunto local empezaba a traducirse en llegada con más profunidad como la que protagonizaría Uche en el minuto 56; Casado saldría al corte con una entrada que se presumía como un posible penalti pero que no señaló el colegiado de la contienda. Pese a que las llegadas del Castilla se habían reducido como conscuencia del empuje local, seguían evidenciándose peligroasas cuando se producían; a punto estaría el filial blanco de dar un susto en el área del Villarreal cuando a la salida de un córner, la defensa amarilla erraría en el despeje de un balón al que no llegaría Fabinho. Sí llegaría Mateos, de cabeza, en la siguiente jugada pero su remate se perdería por alto, idéntico destino que encontró el nuevo remate de Fabinho, que volvía a llevar el peligro a la meta local. 
 
El partido se equilibra en cuanto a fuerzas
 
Aquella serie de intentonas blancas, servían para despertar a los de Toril, que habían iniciado la segunda parte algo aletargados. Empezó a tocar algo más el Castilla y a darle movilidad a un juego que había sido estático y extremadamente pausado. La reacción de los madrileños, no obstante, no achantó a los de Velázquez, propiciando de este modo que el partido volviera a mostrar una gran igualdad e intensidad en el juego. En esta pugna, tomaría la iniciativa el Castilla por mediación de Denis; el ruso protagonizaba un abuena acción por banda izquierda para enviar un fantástico centro-chut al que no llegó Álex. 
 
Los equipos empezaban a mover los banquillos, buscando refrescar el juego y modificar las posibilidades de romper la igualdad en el marcador, que seguía reflejando el empate a uno. El encuentro entraba en un ligero impás en el que el juego de mediocampo primó sobre el peligro en las áreas de uno y otro equipo. En esta tesitura y ante la dificultad de llegar con más profundidad, Sena lo intentaría mediante un remate desde fuera del área que acabaría perdiéndose por encima del travesaño de Mejías. 
 
De nuevo Cavenaghi adelanta al Villarreal
 
Tratando de combatir la incapacidad de blancos y amarillos para llegar a las porterías, los pases entre líneas irían adquiriendo protagonismo y logrando esa profundidad que había faltado en los minutos anteriores. Y el Villarreal logró encontrar su recompensa en esta pugna; esta llegaría por mediación de Cavenaghi, que ya había establecido el empate en el marcador en la recta final del primer tiempo. El delantero del Villarreal aprovecharía un fallo defensivo de Mosquera, que le dejaba el balón en bandeja al argentino para que, prácticamente solo ante Tomás Mejías, lograse batirle con un zurdado por la escuadra. 
 
Y si el tanto del empate había caído sobre los jugadores del Castilla como un jarro de agua fría en el último suspiro de la primera mitad, el 2-1  se presumiría definitivo, al producirse también a falta de prácticamente 10 minutos para la conclusión del choque. El filial madridista había gozado de buenas oportunidades, especialmente en algunos tramos de un partido en el que los disparos a puerta no se prodigaron en exceso pero no lograron afinar la puntería y eso acababa pagándose. Decidido a volcar sus últimos esfuezos en defensa, el Villarreal ofrecía una peligrosa cesión al Castilla, que disfrutó de algunas buenas oportunidades con el tiempo prácticamente cumplido. En la línea de lo que había venido sucediendo, las llegadas blancas no encontraban culminación en ese último empujón que la mandase al destino deseado para los de Toril. 
 
No pudo ser y el primer partido del Castilla en Segunda se rubricaba con una derrota que evidenciaba que aún hay mucho trabajo por hacer. El Villarreal, por su parte, da el primer paso en el largo camino hacia el retorno a Primera. La Liga Adelante no ha hecho más que empezar. 
 
Así lo vivimos en VAVEL.COM
Puntuaciones del RM Castilla