El Madrid se estrella con la defensa valenciana

El Madrid se estrella con la defensa valenciana

Los dos equipos disputaron una primera mitad algo más igualada, que se desequilibró en el segundo tiempo. Entonces fueron los blancos los que llevaron todo el peso ofensivo en continuos disparos que toparon contra la sólida defensa 'ché' y especialmente contra el guardameta del Valencia, Diego Alves. Los goles de Higuaín-minuto 9- y Jonas-minuto 41-sirvieron para sellar el empate en el debut liguero entre ell campeón y el Valencia.

Real Madrid
1 1
Valencia

El flamante campeón de Liga regresaba ante su público para tratar de dar continuidad a una fantástica temporada-la pasada-en la búsqueda de  la hegemonía y es que más allá de las conquistas, los blancos se fijan el gran objetivo de hacer vivir a los suyos épocas doradas que después pasarán a la historia. La Liga no ha hecho más que empezar pero ya el choque inaugural medía a los hombres de José Mourinho-que liderará su tercera temporada en el banquillo madridista-con uno de los equipos más complicados del campeonato, una inmejorable piedra de toque para un bloque ya conjuntado y compenetrado pero igualmente hambriento de triunfos. 

Con la incógnita aún por la conformación definitiva de la plantilla-el fichaje de Luka Modric parece muy cerca de cerrarse pero sigue sin concretarse-los madridistas encaraban el duelo ante el Valencia, el conjunto al que muchos han venido calificando en las últimas temporadas como "el campeón de la otra liga" por ser el que ha venido ocupando la tercera posición por detrás de Real Madrid y Barcelona. Los 'ché' demuestran año tras año su gran habilidad para reamarse y competir a una gran altura. esta temporada no iba a ser diferente. 
 
Arrancaban los blancos con uno de sus 'onces' de gala:  Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Lass, Xabi Alonso; Di María, Özil, Cristiano Ronaldo y Gonzalo Higuaín. Por parte de los valencianistas, varios viejos conocidos de Chamartín, como Roberto Soldado o Fernando Gago; les acompañaban  Diego Alves; Pereira, Víctor Ruiz, Ricardo Costa, Mathieu; Tino Costa; Feghouli, Jonas y  Guardado.
 
Higuaín adelanta al Madrid
 
Ni dos minutos necesitó el máximo goleador del conjunto blanco la pasada temporada, Cristiano Ronaldo para demostrar que si el Madrid quería prolongar lo logrado el pasado año a nivel colectivo, él quería hacer lo propio con su aportación personal; ese fue el tiempo que el luso tardó en efecutar el primer remate a puerta, que acabaría marchándose desviado. Su testigo lo recogería Ángel Di Maria, que si las pasada campaña  encontró trabas en las inoportunas lesiones, ya en el período de preparación demostraba que había vuelto dispuesto a dar lo mejor de sí. El argentino protagonizaba el segundo intento de los madridistas con un zurdazo que también se perdería por fuera. Así desenvolpaban la pólvora los jugadores del Real Madrid justo antes de que los avisos pasasen a convertirse en algo más serio. Las jugadas ofensivas las habían generado en jugadores diferentes y, siguiendo esa dinámica aparecería Gonzalo Higuaín; el 'Pipita' continuaba en su eterna lucha por la titularidad en su línea habitual: aprovechando oportunidades; hoy se la concedió Mourinnho y no falló el argentino al rematar, por tercera vez tras dos rechaces suyos y mandó el balón al fondo de la malla de Diego Alves. 
 
No se le ponían las cosas demasiado bien al Valencia, que además vivía los primeros minutos del partido a merced de su rival, tratando de aprovechar sus contragolpes y las posibles errores de la zaga madridista. Con el transcurso de los minutos, el conjunto valenciano empezaba a tocar con algo más de fluidez aunque exento también de velocidad y continuidad; no presentó excesivos problemas el Madrid para dejar jugar a su rival pero los visitantes tampoco pudieron aprovechar esa tesitura, ni siquiera con el disparo lejano de Tino Costa, que Casillas logró desviar a córner. 
 
El Madrid lo intenta pero el gol no llega
 
Tras el gol, el Madrid viviría un período de menos profundidad en la elaboración de jugadas ofensivas que lograría romper por mediación de Xabi Alonso; lo intentaba el tolosarra con un lanzamiento desde la frontal del área, que se perdería por fuera. Los intentos del Valencia por hacerse con algo má de control en el balón dificultaban la búsqueda del camino hacia el gol para los blancos, que no obstante no sufrían en defensa ante la intención valenciana. Los locales, además, serían los que seguirían generando la mayor parte de las ocasiones de peligro. Cristiano Ronaldo sería el próximo en intentarlo, mediante un buen disparo con la diestra, a pase de Mesut Özil, que se marcharía finalmente fuera.
 
Los latigazos del Madrid eran lo único que dotaba al choque de cierta vivacidad y dinamismo, pues los de Pellegrino se mostraban estáticos y previsibles ante el dominio blanco, que seguía traduciéndose en forma de ocasiones. Coentrao en primera instancia y Özil más adelante, serían los autores de las siguientes intentonas blancas. El primero remataba con la zurda tras un buen pase de Cristiano; el alemán, lo haría con la diestra, dos disparos que acabarían finalmente en nada. Apenas 2 minutos más tarde sería Cristiano Ronaldo el que volvería a aparecer por la banda para tratar de aprovechar un rechace con un remate cargado de la misma escasa fortuna que todos los anteriores, a excepción del propio gol. 
 
El Valencia empata por mediación de Jonas
 
Pese a la mayoría de ocasiones madridistas-paradojas del fútbol-el Valencia encontró premio en una acción embarullada en el área blanca, donde Tino Costa enviaba un centro envenenado, que propició una mala salida de Casillas; el madrileño toparía con su compañero de equipo, Pepe y ambos necesitarían ser asistidos por los servicios médicos. El que no lo necesitaría sería Jonas, el único que lograría sacar provecho de la situación para elevar el empate a uno en el marcador del Santiago Bernabéu. Restaban apenas 4 minutos para el descanso y el conjunto 'ché' equilibraba las fuerzas de nuevo.
 
Emulaba la dinámica del partido a la que dos días antes había vivido el Real Madrid Castilla ante otro conjunto valenciano, el Villarreal; tras empezar ganando, los pupilos de Toril encajaban el empate a pocos minutos del descanso. A los de Mourinho sólo les quedaba pugnar por que el desarrollo del segundo tiempo no finaliase como lo hiciera en El Madrigal. 
 
El partido aumenta su intensidad
 
El renicio del partido llegaba marcado por la sustitución de Pepe, que cedía su lugar a Raúl Albiol, como conscuencia del golpe que el portugués se había llevado en la primera mitad y que le obligó a afrontar los minutos finales con un aparatoso vendaje en su cabeza. Al margen de movimientos en el banquilllo, los dos equipos acusaban el momento temprano de la temporada y a ambos se les hacía necesario ese punto más en la intensidad del juego para poder sobreponerse al rival. Faltos de su mejor forma física, la primera ocasión para los blancos llegaría a balón parado. Xabi Alonso botaba una falta escorada hacia la banda derecha del Real Madrid, al que a punto estuvo de llegar Cristiano Ronaldo. La tuvo el luso y la tuvo, de nuevo, Ángel Di María al recibir un buen balón por la banda derecha, que dejaba al 'fideo' en una fantástica posición para el remate. El argentino la golpeó mal y el balón acabó marchándose por línea de fondo.
 
El Valencia había ido de menos a más y pese a no haber podido evitar la sucesión de intentos madridistas, sí lograba dificultar el juego de los blancos y ponerles en algún que otro aprieto. Los de Pellegrino le daban algo más de fluidez a su juego respecto del primer tiempo, aunque este no lograba traducirse en ocasiones de verdadero peligro para Iker Casillas. 
 
El Madrid empuja
 
Topando contínuamente contra la solidez valenciana, Mourinho buscaría afilar su punta de ataque y en esa intención daría salida a Benzema en detrimento de Lass. El Madrid le imprimía una velocidad más a su juego, consciente de que en la primera jornada y ante su público estaba obligado a ganar. La entrada de Benzema coincidía con los mejores momentos del conjunto local en la segunda mitad; los blancos lograban darle a su juego una mayor profundidad aunque el gol amenazaba con convertirse en un auténtico desafío para los de Mourinho, algo que quedaba patente cuando Di María enviaba un fantástico pase a Higuaín, que remataba de cabeza para que el balón golpease en el travesaño. No en el travesaño pero sí en el meta valencianista golpearía el siguiente remate de los madridistas, concretamente el de Mesut Özil, que tiraba a romper. 
 
Los blancos convirtieron el partido en un constante acoso y derribo sin recompensa en el  que al Valencia le resultaba imposible abandonar las inmediaciones de su área. En una de esas, lo intentaría Benzema, que recibía un balón inesperado para sacarse un disparo al que llegaría, de forma milagrosa, Diego Alves. Lo intentaba de todas formas el conjunto madridista, lo hacía entrando hasta la mismisma portería 'ché' y lo hacía también a través de disparos lejanos, como el que se sacaría, de nuevo Benzema; un remate que se perdería por alto. También lo probarían los de Mourinho de cabeza, por mediación, esta vez de Sergio Ramos en un nuevo remate a la salida de un córner, que de nuevo se perdería fuera. Al enésimo intento de Karim Benzema, respondería esta vez Mathieu, tratando de aprovechar un rechace aunque tampoco el valencianista lograría perforar la meta de Casillas. 
 
El cansancio se impone
 
El tiempo se le acababa a los blancos, que en su mejor momento habían sido incapaces de que la pólvora que el pasado año le sirviera para batir todos los registros goleadores, le fuera suficiente en esta ocasión para hacerse con la victoria en la primera jornada de Liga. Hacía ya rato que las jugadas del Madrid se contaban por ocasiones y disparos. Incluso Albiol se sumaba a las intentonas blancas con un nuevo cabezazo que expiraria en manos de un providencial Diego Alves, salvador de su equipo en la tarde-noche de hoy. Antes lo había intentado Callejón con un soberbio trallazo que acabó por alzar al meta valenciano  a los particulares altares de su equipo. 
 
El Valencia no había inquietado en absoluto a Iker Casillas en toda la segunda mitad, salvo un disparo aislado de Mathieu en los primeros minutos pero la calidad valencianista servía para llevar algún que otro sobresalto en el último suspiro de partido cona algunas buenas llegadas del conjunto visitante como las que trataron de culminar Piatti o Gago con sendos remates que acabarían en nada. 
 
Con apenas 3 minutos de tiempo añadido, Madrid y Valencia terminarían rubricando un definitivo empate a 1 en su debut liguero en el Santiago Bernabéu. 
 
Ficha técnica:
Real Madrid: CASILLAS; ARBELOA, PEPE (ALBIOL, MIN 45), RAMOS, COENTRAO; XABI, LASS (MIN 61, BENZEMA); DI MARÍA (MIN 69, CALLEJÓN), ÖZIL, CRISTIANO E HIGUAÍN.
Valencia: ALVES; MATHIEU, RICARDO COSTA, V. RUIZ, PEREIRA; GAGO, T. COSTA; GUARDADO (MIN 63, PIATTI), FEGHOULI, JONAS; Y SOLDADO (MIN 69, PAREJO)
MARCADOR: 1-0, MIN 9, HIGUAÍN. 1-1, MIN 41. JONAS.
ÁRBITRO: CARLOS DELGADO FERREIRO. HA AMONESTADO A FEGHOULI, PIATTI Y A VÍCTOR RUIZ POR PARTE DEL VALENCIA Y A XABI ALONSO EN EL REAL MADRID.
INCIDENCIAS: ESTADIO SANTIAGO BERNABÉU. JORNADA 1 DE LA LIGA BBVA.