El Real Madrid Castilla vence al filial del Barcelona en un duelo vibrante

El Real Madrid Castilla vence al filial del Barcelona en un duelo vibrante

El segundo equipo madridista ha vencido en el Alfredo Di Stéfano con una gran actuación de Álex Fernández. Los de Toril ganaron 3-2 con goles de Denis, Juanfran y Óscar Plano. Por parte blaugrana marcaron Nacho en propia puerta y Sergi Roberto de penalti.

RM Castilla
3 2
Barcelona B

Los dos grandes del fútbol español disponían sobre el césped de Valdebebas a sus perlas sobre las que recae el peso del futuro. Ambos filiales, atrevidos y descarados, apuestan por un fútbol atractivo para el espectador. El sorteo del calendario fue caprichoso y situó este “mini-clásico” entre la ida  y la vuelta e la Supercopa de España. Se esperaba una gran entrada en el Di Stéfano y el público no defraudó en la calurosa noche madrileña.

La intensidad fue la protagonista del partido y el comienzo del encuentro, trepidante. Con la seña de identidad bien marcada a fuego, el Barcelona B imita a sus mayores apostando por la salida con el balón controlado y Toril dispuso una presión en posiciones adelantadas para ahogar a los blaugranas. El filial culé, dirigido por Eusebio, tuvo el control y la sensación de peligro durante los primeros diez minutos, sin embargo el primer acercamiento madridista fue para asestar el primer golpe  del encuentro. Primer disparo a puerta, primer gol.

El Barcelona B perdió un balón en área madridista y espoleado por Juanfran y Jesé el Castilla generó la ocasión que dio origen al gol. Cuando el balón cayó en los pies de Álex  Fernández, Juanfran ya sabía lo que tenía que hacer, y el pelirrojo le puso el balón al pecho para que el extremo controlase y batiese a Olazabal.

El gol relanzó al Castilla que se había sentido inferior los primeros compases del partido y los nervios hicieron acto de presencia en la defensa barcelonista que tenía continuos problemas para solventar la presión que ejercía Óscar Plano y Jesé, secundados por un omnipresente Álex Fernández, ancla en defensa y azote en ataque.

Buena muestra del manojo de nervios que era la defensa del equipo visitante fue el segundo gol madridista. Denis presionó buscando el falló y éste llegó. El hispano-ruso robó el balón y dribló al último defensa, Grimaldo, para firmar el segundo cuando la primera parte llegaba al ecuador. El partido empezó a romperse y a dejar a un lado los planteamientos tácticos más férreos para dejar salir el talento de los más virtuosos. De esas empezó a surgir Jesé y Deulofeu aunque pecasen de individualistas, su empeño por engrandecer su figura en cada acción es digno de alabar. Para desesperación de Deulofeu, Nacho y Casado, en continuas ayudas, frenaron sus golpes de genio.

La mala suerte y la jugada tonta de la jornada llegó tras un lanzamiento lateral de Deulofeu que despejó Nacho y se coló en la portería de Tomás cuando éste daba por hecho que el esférico se marchaba a córner. De este modo, el Barcelona recortaba distancias antes del descanso, pero, tras la reanudación, Óscar Plano luchó un balón en la frontal y acabó por conseguir el tercero para el Real Madrid Castilla en fuera de juego que el árbitro no consideró. Una vez más, la defensa culé dio muchas facilidades a los atacantes madridistas que empiezan a cogerle el tino a la competición.

Los minutos fueron pasando con el Barcelona intentando sin suerte y con un Deulofeu que se fue desdibujando hasta que Eusebio le sustituyó. El equipo de Toril se mostró muy consistente en todas las líneas algo que acabó por desnivelar un choque que pareció controlar el Barcelona hasta que Álex se echó el equipo a sus espaldas. El filial culé deberá trabajar el aspecto defensivo si no quiere sufrir en la división de plata algo que se presupone que está lejos de sus aspiraciones por la calidad a raudales que hay en el segundo equipo del Barcelona.

Con el partido encarrilado por parte madridista, el linier indicó un penalti  a favor del Barcelona. El árbitro, ésta vez sí, hizo caso a su asistente y pitó la pena máxima de Nacho sobre Balliu. El encargado de anotar fue Sergi Roberto y solo hizo que encender a la afición local, muy animosa durante todo el encuentro. Los minutos finales estuvieron marcados por la dureza en el juego que acabó por saldarse con la expulsión por doble amarilla de Sergi Gómez.

El Real Madrid Castilla, de este modo, consigue sus primeros tres puntos en la Liga Adelante al vencer por 3-2 en un partido con mucho nervio e intenso. El Barcelona B se queda con 0 puntos y con 8 goles recibidos en apenas dos encuentros.

Ficha técnica:
RM Castilla: Tomás Mejías, Fabinho, Nacho Fernández, Iván González, Mosquera, Álex Fernández, Denis, Óscar Plano (Borja G., min. 61), Juanfran (Quini, min. 80) y Jesé Rodríguez (Raúl de Tomás, min. 86).
Barcelona B: Olazábal, Balliu, Sergi Gómez, Ilie (Espinosa, min. 80), Lombán, Deulofeu (Araujo, min. 53), Sergi Roberto, Rafinha, Lobato, Dongou (Kiko, min. 46) y Grimaldo
MARCADOR: 1-0 Juanfran (min. 10), 2-0 Denis (min 23), 2-1 Gol en pp (min. 39), 3-1 Óscar Plano (min. 46), 3-2 Sergi Roberto (min. 69).
ÁRBITRO: Mariscal Sánchez (colegio andaluz).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Adelante disputado en el Estadio Alfredo Di Stéfano.