El Real Madrid Castilla se hace fuerte en casa

El Real Madrid Castilla se hace fuerte en casa

El conjunto de Alberto Toril supo aguardar sus ocasiones y ser pacientes para consumar la remontada después de encajar previamente un gol de Iñigo Vélez. Los errores defensivos fueron la tónica del encuentro durante los 90 minutos. Morata, Borja García y Jesé Rodríguez marcaron para los locales. Jose Marí, ya en el descuento, maquilló el resultado con un gol para el Xerez.

Real Madrid Castilla
3 2
Xerez

No parecía muy acertada la idea de regar el campo instantes previos al arranque del partido, después de la ligera lluvia que caía sobre Valdebebas. Toril buscaba velocidad en ataque y consecuentemente pecó de osadez en defensa. La zaga no acompañaba a la propuesta que quería plasmar sobre el campo el técnico del filial blanco. Había una cadena de errores e imprecisiones en ambos conjuntos, incapaces de controlar el balón al primer toque, más atentos en no resbalar en carrera que en buscar la portería rival. Jugando en casa, el Real Madrid Castilla se hacía dueño del balón pero la indecisión en los primeros minutos provocaba una ruptura en el centro del campo que hacía al Xerez sentirse cómodo adoptando un papel secundario.

Esteban Vigo salió con una idea conservadora, aguardando la posición en defensa y saliendo a aprovechar el error del rival. Fue de esta manera como llegó la primera ocasión de los visitantes por medio de Iñigo Vélez. El delantero centro aprovechaba un error en el pase de Alex Fernández para disparar fuera de los tres palos de Jesús Fernández. El Real Madrid Castilla no sacaba limpia la pelota desde la primera línea de juego y se traducía en rápidas pérdidas. No ofrecía demasiada batalla el Xerez y sin apenas buscarlo, encontró el premio con el gol. Un fallo de Juanfran para descargar en el centro provocaba el robo de Bruno Herrero, que se apoyaba en Íñigo Vélez para marcar desde fuera del área.

El gol trajo de inmediato la reacción de los merengues. Morata, que había estado desacertado en los primeros minutos, insufló de moral y animó a sus compañeros con el fin de dar la vuelta al marcador del encuentro. Corrían los minutos pero tan solo se podía ver el esfuerzo físico en la dinámica del Castilla. No había ocasiones, ni siquiera sensación de peligro. Inesperadamente,  Morata recogió una buena pared con Borja García, giraba sobre si mismo y se sacaba un derechazo seco que se colaba por la derecha de Toni.

Con el paso de los minutos, el estado del terreno de juego mejoraba. Ya no había tanta sensación de mojado y los jugadores se encontraban más seguros. Toril volvió a recurrir a la velocidad. Tras un córner botado por el Xerez, Jesús Fernández ponía el balón rápido en juego para el contraataque merengue, cortado con una falta de Mendoza. A escasos metros del área, el laboratorio de Toril salió a relucir con una jugada ensayada que hacía el segundo del Real Madrid Castilla. Mosquera, tras previo toque de Alex Fernández en corto, picaba el balón con un toque sutil por encima de la barrera hasta encontrar a Borja García que, solo de marca, ajustaba al palo largo.

El segundo tiempo comenzaba con un Xerez más atrevido, adelantando líneas y con los extremos más abiertos. Habían dado un plus a la inoperancia demostrada en el primer tiempo. Al contrario que en la segunda mitad, había cambio de guión. En un balón al espacio, Jesé Rodríguez hacía buena una mala salida de Toni originada tras un error de Raúl Cámara para hacer el tercero de la noche.

Esteban Vigo movía el banquillo para dar mayor verticalidad por bandas, incluyendo a Maldonado y Adrián Ruiz. Especialmente éste último imprimió carácter con arrancadas por banda y encarando a su par creando peligro a la defensa blanca. El Real Madrid Castilla se limitaba a controlar el partido, con pases en corto, sencillos. Incluso con esta pasividad generaba con paciencia ocasiones de gol, como una que tuvo en sus botas Morata y que no logró a alojar entre los tres palos. 

Los minutos corrían pero lo que carecía era la intensidad en un partido con el que se daba ya por hecho. El Real Madrid  Castilla no proponía peligro y el Xerez no invitaba a una sorpresa. Cuando el árbitro había descontado tres minutos de añadido, la bajada de intensidad de los locales en un saque de esquina propiciaba que Jose Mari recortara distancias y maquillara un marcador visto para sentencia.

Con un resultado engañoso (3-2), el Real Madrid suma su segunda victoria en Liga Adelante y se hace fuerte en su feudo, inexpugnable aún en las dos visitas de lo que va de competición. 

Ficha técnica:
Real Madrid Castilla: Jesús Fernández; Casado, Iván González, David Mateos, Juanfran; Mosquera, Alex Fernández; Borja García (Óscar Plano 73´), Jesé Rodríguez, Lucas Vázquez (José Rodríguez 78´); Morata (De Tomás 86´)
Xerez : Toni; Raúl Cámara, David Prieto, Iago Bouzón, Bruno Herrero; Rafa García (José Mari 75´), Alvaro Rey (Maldonado 61´); José Vega (Adrián Ruiz 61´), Mendoza, Israel; Iñigo Vélez
MARCADOR: 0-1 Íñigo Vélez (19´); 1-1 Morata (31´); 2-1 Borja García (39´); 3-1 Jesé Rodríguez (53´); 3-2 José Mari (92´)
ÁRBITRO: Ricardo de Burgos Bengoetxea (Comité Árbitros Vasco). Amonestó a Alex Fernández (28´), Rafa García (31´), Mendoza (38´), José Vega (61´), Maldonado (71´)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga Adelante. Estadio Alfredo di Stefano. Valdebebas. Aforo:2240 personas