El Madrid golea al Ajax y vuelve a encontrar la tranquilidad en Europa

El Madrid golea al Ajax y vuelve a encontrar la tranquilidad en Europa

Los blancos dominaron desde el primer momento aunque no lograron encontrar el camino del gol hasta el minuto 41. Lejos de hallar la calma en el tempranero gol de la segunda parte, el Ajax recortó distancias y los nervios planearon sobre los madridistas. Dos minutos cruciales-entre el 78 y el 80-sirvieron para alejar fantasmas y devolverle a los de Mourinho una tranquilidad que se hace más que necesaria en una semana vital para sus intereses. 'Hat-trick' de Cristiano Ronaldo y destacada actuación de Ricardo Kaká. (Foto: Helios de la Rubia - realmadrid.com)

Ajax
1 4
Real Madrid

Volvía la Champions League y el Real Madrid regresaba a su particular oasis. En medio del convulso arranque liguero, los blancos encontraron en la máxima competición europea el inicio de una estabilidad que ha encauzado su camino también en el campeonato doméstico. Esta noche, tocaba dejar de lado los rumores y habladurías sobre posibles desavenencias en el vestuario para volver a colocar en el punto de mira la ansiada Décima. Aparentemente las ganas del madridismo por recuperar el trono de la vieja Europa son más poderosas que todo lo demás y de nuevo la Champions aunó objetivos  y fuerzas. 

Si el Mancheste City fue el punto de inicio, el Ajax ha supuesto la continuidad, y el denominado grupo de la muerte está sirviéndole a los de Mourinho como bálsamo ante todos sus males o aquellos que se le adjudican. El últimamente tan debatido 'once' de los blancos no estuvo hoy exento de sorpresas: Kaká rompió de un plumazo el debate Özil-Modric y fue hoy el dueño de la media punta. Callejón hizo lo propio con la banda derecha y Benzema fue la gran referencia ofensiva en detrimento de Higuaín. Las formaciones completas fueron:  Casillas; Arbeloa, Pepe, Ramos, Marcelo; Essien, Xabi; Callejón, Kaká, Cristiano; y Benzema por parte del Real Madrid y  Vermeer; Van Rhijn, Alderweireld, Moisander, Blind; Poulsen, Eriksen, De Jong; Sana, Boarrigter; Babel.
 
Ambiente de lujo en el Amsterdam Arena
 
El ambiente previo auguraba un choque trepidante e intenso; las gradas del Amsterdam Arena se colmaban de banderas conmemorativas de un choque grande, un clásico histórico en la Europa futbolística que iba a exigir a los dos conjuntos la entrega de lo máximo. Ya debían ser conscientes de esto uno y otro equipo y el choque arrancó caracterizado por un gran dinamismo y movilidad en los dos conjuntos; presionaba fuertemente el Ajax, tratando de propiciar esos robos de balón que interrumpieran el fútbol de los blancos-hoy de verde-en labores ofensivas. También los españoles adelantaron sus líneas en una clara intención de dominar el encuentro desde el primer minuto. 
 
El paso adelante logró darlo el Real Madrid con el primer acercamiento que comportó cierto peligro y que protagonizaría Cristiano Ronaldo; el luso llegaba hasta el área pequeña de los holandeses pero su disparo saldría rechazado sin posibilidad de que ni él mismo ni otro jugador blanco lo aprovechase.  Idéntico protagonista e idéntico desenlace tendría la siguiente jugada, aunque no la misma ejecución. La ocasión llegaría esta vez mediante el lanzamiento de una falta directa, que el '7' madridista estrellaría contra la barrera. 
 
El Madrid ronda el gol con insistencia
 
A medida que el tiempo transcurría, el Madrid parecía capaz de otorgarle una mayor fluidez a la circulación de balón a pesar de los esporádicos robos del Ajax. El conjunto holandés se mostraba algo más incómodo, cediendo ante las complicaciones que la presión adelantada de los blancos le ocasionaba. En esta dinámica seguiría siendo el Madrid el que lograba acercarse más hasta la meta local, con un latente peligro y acechando el gol con mayores posibilidades. En esta tesitura volvería a aparecer Cristiano, que efectuaría un buen disparo al que llegaría, sin embargo, el meta del conjunto holandés. Cumplido apenas el primer cuarto de hora, sería otra vez Cristiano-que empezaba a convertirse en protagonista del encuentro por el peligro que generaba cada vez que el balón llegaba a sus pies-quien le cedería un fantástico pase a Kaká, para que chutase excesivamente centrado, enviando el balón a las manos del meta del Ajax, que acabaría despejando; el rechace le llegaba a Benzema, que esta vez demasiado cruzado tampoco logró batir a Vermeer.
 
Advirtiendo el peligro, el Ajax trataba de relajar el juego y tocar con paciencia y criterio pero las pérdidas de balón ante las maniobras madridistas lo dificultaban sobremanera. Kaká también se mostrba participativo en el juego de ataque de su equipo, con continuas llegadas que sin embargo no veían cumplido ese último disparo que lograse batir a Vermeer. Los blancos habían logrado ver cumplido el objetivo de dominar el choque desde el primer momento pero continuaba faltando el último empujón, la salsa del gol. 
 
El ritmo desciende pero el dominio blanco se mantiene
 
El reloj aún no marcaba la media hora de partido y los locales habían aceptado ya su papel secundario; toda la movilidad inicial acabó por convertirse en expectación y el dominio que los blancos habían plasmado sobre el campo obligó a los de De Boer a emplearse a fondo en labores defensivas, tejiendo su particular entramado en las inmediaciones de su área. Esto ocasionó que los de Mourinho se vieran obligados a echar mano de paciencia en busca del camino hacia el gol, de un hueco que parecía no existir en la telaraña defensiva del Ajax. 
 
La inercia no se modificaba y dio incluso lugar a la anécdota del partido, cuando Pepe pidió el cambio de balón al estar pinchado el cuero con el que estaban jugando y apenas pocos minutos después Cristiano Ronaldo se veía obligado a lo mismo por idéntica circunstancia. Las pausas duraron apenas unos pocos segundos y de nuevo el Madrid trató de lanzarse al ataque. La superioriodad merengue había sido tal que el ritmo del partido pareció relajarse con el convencimiento de que el gol no podía tardar en llegar. Y este seguía cerca en pies de Cristiano y también en su cabeza. A remate de esta última precisamente, tras un buen pase de Kaká hubiera podido subir al marcador el primero de la noche pero el luso llegaba excesivamente forzado y el balón acabó blocándolo el meta holandés. Idéntica mala fortuna sufriría el disparo de volea del propio Cristiano, infatigable en sus intentos, que se perdería por alto. Tampoco el trallazao de Marcelo desde fuera del área acabaría por abrir la lata. 
 
Cristiano la siguió y la consiguio (0-1)
 
Los pocos amagos que el Ajax hizo de emprender su juego ofensivo toparon con la sólida y brillante defensa del Madrid, perfectamente comandada por Ramos y Pepe, y flanqueada por Marcelo y Arbeloa. Sin problemas en defensa, la máxima seguía pasando por insistir en ataque y tanto fue el cántaro a la fuente que al final se rompió. Benzema se plantó en la línea de fondo, desde donde envió el balón al corazón del área pequeña con un pase raso que se encontró Cristiano para mandarlo al fondo de la malla de Vermeer. Minuto 41, 0-1  y poco tiempo más habría para uno y otro equipo, que emprendieron el camino a los vestuarios sin apenas minutos añadidos.
 
Benzema agranda distancias con un golazo de chilena
 
El Ajax saltó al terreno de juego tratando de recuperar esa fuerte presión que en los minutos iniciales del primer tiempo había supuesto los instantes previos al dominio visitante pero no habría tiempo para que la esperanza en eso fluyese en los jugadores holandeses. La primera jugada de ataque de los madridistas se tradujo en una fantástica contra que culminó Benzema al aprovechar un pase medido de Kaká para rematar con una espectacular chilena el que a la postre supondría el 0-2 en el marcador.  Seguía destacando el brasileño con continuas subidas y bajadas, con su ayuda en defensa y el gran trabajo que desarrolló en ataque, dejando claro que está dispuesto a aprovechar su última oportunidad en el Real Madrid. 
 
Si alguna vez los holandeses confiaron en una posible remontada, no tardó el conjunto de José Mourinho en matar esas esperanzas. El 0-2 vino seguido por una confirmación del dominio merengue, al que trataría de poner la guinda del gol Cristiano mediante un disparo durísimo que despejó Vermeer. 
 
Moisander recorta distancias para el Ajax
 
Pero las mismas esperanzas que habían agonizado hasta prácticamente sucumbir, estallaron revitalizadas cuando el Madrid volvió a topar con su mal perpétuo: las jugadas a balón parado. Un córner tendría la culpa esta vez y Moisander sería el que prácticamente sin esfuerzo remataba de cabeza para establecer el 1-2 en el marcador, resucitando también los ánimos de la grada en el Amsterdam Arena.  El Ajax, que había disfrutado de un balón de oxígeno tras el gol, vería posibilidades de agrandar distancias gracias al lanzamiento de una falta directa que Xabi despejaría con la cabeza y sin mayores problemas.
 
El Madrid trataría de no perder la calma y continuar desarrollando ese fútbol que durante una hora le había servido para marcar 2 goles y poder llevar alguno más. Guiados por un Kaká espectacular, Benzema hubiera podido incrementar la cuenta goleadora de su equipo y la suya propia pero el centro de rosca del brasileño no lo remataría correctamente el galo, cuyo cabezazo acabó perdiéndose por encima del travesaño local. 
 
El Ajax aprieta
 
Los de De Boer, no obstante, no parecían dispuestos a vender la moral que acababan de adquirir con la misma facilidad del primer tiempo, circunstancia que toparía con la persistencia blanca, acentuada con la salida de Di María-en detrimento de Callejón-, siempre eléctrico y con chispa en sus acciones y que no necesitó demasiado para efectuar su primer disparo,  rechazado por el portero holandés.  
 
El juego se desarrollaba con más participación ofensiva de los locales y con un mayor ritmo por parte del Ajax respecto de la primera mitad, un hecho que tendría como conscuencia una mayor presencia de peligro en la meta madridista. Van Rhijn trataba de ponerle guinda a esta situación mediante una fantástica ocasión que desaprovecharon los locales enviando el balón por encima de la portería de Casillas en boca de gol. Al mayor empuje del Ajax se sumaron las imprecisiones del Madrid en los pases, regalándole al rival todo aquello que este no logró recuperar en la primera mitad a base de presión. 
 
Cristiano da tranquilidad al Madrid con dos nuevos goles
 
La euforia del Ajax decreció levemente y el duelo volvió a equilibrarse, circunstancia que favorecía al Madrid, necesitado de pausar el juego que se habia desarollado en los últimos minutos. Mourinho movió el banquillo y dotó de más aire fresco a los suyos, que no tardaron en agradecerlo con una nueva acción ofensiva perfectamente conducida por Benzema y Cristiano, a la que este último pondría el colofón con su segundo gol de la noche, el tercero para el Real Madrid. Pero no tendría bastante el astro luso, que prácticamente en la siguiente jugada, aprovecharía un fabuloso pase en largo para establecer, de vaselina, el 1-4 definitivo.
 
Los dos goles en apenas dos minutos sí fueron ya razón suficiente para que el Ajax, que había vislumbrado el espejismo de la remontada, bajase los brazos y dejase transcurrir los minutos preocupado en no encajar un resultado escandaloso más que en maquillarlo. Y es que aún ronadaron más los blancos la meta rival, aunque el peligro se vio atenuado por un marcador más que favorable y un 'Clásico' que está ya a la vuelta de la esquina. Aún trataría de posponer el pensamiento en el Barcelona Benzema, sacándose un fortísimo disparo con el tiempo ya cumplido, que sin embargo acabaría perdiéndose más allá de la línea de fondo.  No habría tiempo para más y los blancos afrontarán el 'Clásico' con fantásticas sensaciones. 
 
Ficha técnica:
Ajax: VERMEER; ALDERWEIRELD; MOISANDER; BLIND; VAN RHIJN; CHRISTIAN POULSEN ( SPORKSLEDE, MIN. 68 ); ERIKSEN; DE JONG; SANA ( HOESEN, MIN. 65 ); BOERRIGTER Y BABEL ( LUKOKI, MIN. 81' ).
Real Madrid: CASILLAS; ARBELOA; PEPE; SERGIO RAMOS; MARCELO; ESSIEN ( KHEDIRA, MIN. 77 ); XABI ALONSO; CALLEJÓN ( DI MARÍA, MIN. 60' ); KAKÀ ( ÖZIL, MIN. 73 ); CRISTIANO RONALDO Y BENZEMA.
MARCADOR: 0-1, RONALDO ( MIN.42' ); 0-2, BENZEMA ( MIN. 47´); 1 - 2 MOISANDER ( MIN. 55' ); 1 - 3 RONALDO ( MIN. 78 ); 1 - 4 RONALDO ( MIN. 80 )
ÁRBITRO: ÁRBITRO : JONAS ERIKSSON ( SUECIA ). TARJETAS AMARILLAS : XABI ALONSO ( MIN. 57' )
INCIDENCIAS: CHAMPIONS LEAGUE; CELEBRADO EN EL ÁMSTERDAM ARENA A LAS 20:45 HORAS.