El destino de Kaká, en manos de Ancelotti

El brasileño desconoce todavía cuál será su futuro aunque sus intenciones sean las de quedarse en el Real Madrid. Con la llegada de Carlo Ancelotti, el centrocampista ve una nueva oportunidad en la que poder destacar en el club "merengue". El nuevo técnico conoce a la perfección al jugador y solo él sabe de lo que puede ser capaz de hacer. El contrato del futbolista se extiende hasta 2015 y la próxima temporada podría ser la última vistiendo el blanco madridista.

El destino de Kaká, en manos de Ancelotti
Kaká coincidió con Ancelotti en Milán (Foto: Defensa Central).

Hace días que el italiano Carlo Ancelotti fue presentado como nuevo entrenador del Real Madrid. El club afronta una nueva etapa dejando atrás la polémica “era Mourinho” y el nuevo técnico debe tomar importantes decisiones para encarar la temporada 2013-2014. Ancelotti debe gestionar la plantilla, decidir qué jugadores continúan formando parte del conjunto blanco y qué otros serán baja, debe considerar el filial del equipo blanco y conocer qué opciones tienen los jugadores del Castilla, así como acabar de diseñar y decidir cuáles serán los componentes de su cuerpo técnico.

Llegó al Real Madrid en el año 2009 y su traspaso costó 65 millones de euros

Uno de los jugadores del equipo que más puede hacer dudar al técnico italiano es Ricardo Izescon “Kaká”. El brasileño llegó al Real Madrid en el año 2009, su traspaso costó la cantidad de 65 millones de euros y su ficha asciende hasta los diez millones libres de impuestos. El jugador no ha destacado en ninguna temporada desde que llegó procedente del Milan. Fue en el club rossonero donde vivió su mejor etapa como futbolista y donde consiguió sus mejores marcas, precisamente, bajo las órdenes de Carlo Ancelotti.

Cuando el brasileño aterrizó en la capital española presentado como otro de los “galácticos” de Florentino Pérez, Ancelotti también abandonó el equipo milanés para coger las riendas del Chelsea. Antes que “Carletto” firmara por el club londinense, ya había sonado también como futuro entrenador madridista. Ahora, sus caminos vuelven a encontrarse y el destino de Kaká está fuertemente condicionado a la voluntad del entrenador merengue. El centrocampista puede ver en el fichaje de Ancelotti una última oportunidad que aprovechar y demostrar que todavía puede hacer mucho para ayudar al equipo. Su rendimiento también será clave para que Scolari lo tenga en cuenta de cara al Mundial de 2014, después de haberlo descartado para la Copa Confederaciones.

En la Serie A se pudo ver al mejor Kaká

Kaká cumplía los requisitos para no seguir siendo jugador blanco la próxima campaña, pero la llegada del técnico italiano puede haber cambiado la situación del futbolista. Solo Ancelotti conoce bien al jugador con el que compartió seis temporadas en el AC Milan. Fue en la Serie A donde se pudo ver al mejor Kaká, el brasileño alcanzó un nivel que no ha vuelto a lograr vistiendo la elástica blanca. El jugador fue galardonado en 2007 como mejor jugador del planeta consiguiendo el Balón de Oro tras coronarse como campeón de Europa ganando la que hasta el momento es la última Champions League del club de la Lombardía.

Kaká, junto con Andriy Shevchenko, formó una peligrosa delantera que dio una Liga de Campeones, dos Supercopas de Europa, un Mundialito de Clubes, el campeonato de la Seria A y una Supercopa de Europa al Milan de Ancelotti.  Cuatro años han pasado ya de los éxitos del brasileño en Italia y el jugador volverá a encontrarse con el que fue su entrenador. La intención del centrocampista, que tiene contrato con el club hasta 2015, es continuar en el Real Madrid, aunque admite que todavía no se ha sentado a hablar con el nuevo técnico.

Kaká inició su carrera en el club de Chamartín discretamente, sin jugar ese fútbol al que nos tenía acostumbrados. Decidió jugar el Mundial del Sudáfrica en 2010 para posteriormente pasar por quirófano y operarse de una lesión en el menisco de la rodilla izquierda. Llegó a ser criticado por anteponer los intereses de Brasil antes que los del Real Madrid. Mourinho intento recuperarlo en la temporada 2011-2012, disputando 40 partidos, pero el jugador tuvo un juego irregular, y aunque en ocasiones parecía que el mejor Kaká podía haber vuelto, las ilusiones se desvanecían rápidamente.

Descartado para jugar la Confederaciones

Ha estado varias veces a punto de salir del equipo, tanto en el mercado estival de fichajes como en el invernal, pero su alto sueldo ha frenado las posibles ofertas de los clubes. Kaká continuó en el Madrid de Mourinho disputando pocos minutos, hasta que este verano su falta de rodaje le impidió jugar la Copa Confederaciones.

Ancelotti puede proporcionar al brasileño su enésima oportunidad. El jugador no lo tendrá fácil, ya que el equipo cuenta con otros jugadores para su misma posición. Özil, Modric o Di María han forzado a Kaká a sentarse en el banquillo en numerosas ocasiones, también Morata ha ocupado el puesto del centrocampista. Además, debe incluirse a Isco, el nuevo fichaje madridista. Kaká puede ver en su antiguo entrenador la última ocasión para despuntar en el equipo en la que probablemente sería su temporada definitiva vistiendo de blanco. Su futuro solo está en manos de Carlo Anecelotti.

Imagen Balón de Oro: defensacentral.com.