La Real complica el futuro europeo del Atlético

Vela a dos minutos del final igualaba el choque que se le puso cuesta arriba a los locales tras la expulsión de Gabi.

La Real complica el futuro europeo del Atlético
Atlético de Madrid
1
1
Real Sociedad
Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Domínguez, Filipe; Koke, Gabi, Mario, Arda (Salvio, m. 56); Adrián (Diego, m. 77) y Falcao (Godín, m. 87).
Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Mikel, Demidov, Cadamuro; Elustondo; Xabi Prieto, Illarramendi (Llorente, m. 78), Zurutuza, Griezzman (Vela, m. 80); y Agirretxe (Ifran, m. 59).
MARCADOR: 1-0, m. 55: Gabi, con un disparo ajustado al poste desde fuera del área. 1-1, m. 92: Carlos Vela, tras un barullo en el área.
ÁRBITRO: Iglesias Villanueva (C. Gallego). Expulsó por doble amarilla a Gabi (m. 69 y 72). Amonestó a los locales Domínguez (m. 23) y Falcao (m. 82) y al visitante Zurutuza (m. 49).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigésima jornada de Liga en Primera División, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 40.000 espectadores.

Un desconcierto en la zaga local sirvió para que Vela estableciese las tablas a falta de dos minutos para el final. Minutos antes, recién comenzada la segunda mitad, un zapatazo desde fuera del área de Gabi adelantaba a los atléticos, que sufrirían la expulsión de éste a falta de veinte minutos para la finalización del choque. Este hecho provocó el despertar del conjunto txuri-urdin que llegaron a encerrar a los rojiblancos hasta conseguir el justo premio del empate.

El duelo comenzó algo espeso y trabado. Sin ritmo ni juego por ambas partes. Parecía que los dos contrincantes no se jugasen nada y estuviesen ya de vacaciones. El Atlético, al percatarse que los realistas no tenían intención alguna de asumir riesgos decidió apoderarse del esférico. Y es que la Real es uno de esos equipos que deja jugar al rival hasta que la necesidad llama a sus puertas, cosa que explica el porqué de que esta plantilla no aspire a metas mayores que a la permanencia.

Los madrileños se hacían poco a poco dueños del partido y solo algunos destellos de calidad de Xabi Prieto y Zurutuza inquietaban algo a la defensa colchonera. La ocasión más clara de los locales la dispuso el turco Arda Turan cabeceando  fuera por poco un magnífico centro de Filipe Luis. En esos momentos ya apenas le duraba el balón a los blanquiazules aunque dispondrían de una clarísima ocasión de gol de las botas de Illarramendi con la correspondiente bronca del Calderón a su equipo. La posesión era atlética pero sin pocas ideas, la ausencia de Diego en el once titular se notaba en exceso.

Gabi de héroe a villano

El segundo acto pronto descubriría un nuevo escenario. El Atlético de Madrid como era lógico salió con más convicción en busca de la victoria pero pronto se llevarían un susto. Agirretxe en boca de gol fallaría un tanto cantado tras una genial asistencia de Zurutuza. El de Rochefort completó una magnífica actuación durante los 90 minutos demostrando unas cualidades técnicas de alta complejidad. De la ocasión desperdiciada de Agirretxe llegaría otra oportunidad de gol, esta vez de Gabi, bien aprovechada. El centrocampista madrileño recogió el cuero a la altura del semicírculo del área visitante y con un disparo potente batió a un Claudio Bravo que nada pudo hacer. A falta de las mejores versiones de Falcao y Adrián, la sombra de Gabi surgía como momentáneo héroe.

Con el resultado en contra Montanier decidió mover el banquillo dando entrada a Ifrán en sustitución de Agirretxe. El uruguayo aportaba más dinamismo al ataque txuri-urdin que pronto empezaría a ofrecer una cara más ambiciosa. Un aviso de falta directa del charrúa confirmaba la reacción visitante que minutos más tarde se encontraría en superioridad numérica sobre el terreno de juego. Gabi pasaba de héroe a villano tras ver la segunda cartulina amarilla en una falta peligrosa a Carlos Martínez. Una expulsión de la que no se repusieron los locales.

La Real se lo empezaba a creer y con el paso de los minutos fue encerrando más y más a los madrileños. Simeone retiraba a Adrián, gris durante la mayor parte del encuentro, dando entrada a Diego para reforzar la medular. Mientras tanto Montanier optaba por quitar a Illarramendi por Llorente. Muestra clara de convicciones del preparador galo en busca de la igualada.

Con la Real Sociedad volcada en ataque los colchoneros no pudieron hacer otra cosa más que recular. Los donostiarras ejercían un agobio total sobre la meta defendida por Courtois y ya en tiempo de añadido tras una sucesión de saques de esquina obtendrían premio. Carlos Vela, quién sino, aprovechaba un barullo en el área pequeña local y remataba a puerta vacía para desesperación de la grada. El mexicano que llevaba diez minutos sobre el verde ajusticiaba lo visto en los minutos finales con un gol que bien vale un empate en un campo hostil para la parroquia guipuzcoana. Un punto para los vascos que sirve para crecer, mientras que por otra parte, trunca las aspiraciones de Champions y puede que de Europa League también, a orillas del Manzanares.