Plantilla cerrada

Plantilla cerrada

Con la reciente incorporación de José Ángel se cierra la posibilidad de sumar nuevos futbolistas a la plantilla más ilusionante de los últimos años.

“Con el tema de José Ángel, salvo que haya alguna lesión, o alguna cosa grave, la plantilla está cerrada al cien por cien”. Esas eran las palabras con las que concluía el director deportivo, Lorenzo Juarros, su comparecencia tras anunciar la incorporación del exjugador del Roma. Con la llegada del jugador asturiano, el club guipuzcoano refuerza una posición que hasta día de hoy solo tenía a un claro ocupante, Alberto de la Bella.

Queda así una plantilla “redonda y equilibrada”, a palabras de Loren, en la que hay una infinidad de recambios en cada posición, sobre todo del centro del campo hacia adelante. Son dos las caras nuevas con las que contará Montanier, si no añadimos al ya conocido Carlos Vela. Por contra, el técnico galo no dispondrá ni de Aranburu, Demidov ni Joseba Llorente respecto a la pasada campaña.

Esta Real ha disparado el termómetro de la ilusión en toda Guipúzcoa, y no es para menos si analizamos las piezas, y las múltiples variantes, con las que puede hacer frente el preparador francés. En sus manos está saber dirigir un grupo de auténticos valores, que deben de mirar sin temor la mitad superior de la clasificación. La permanencia se presume como un objetivo menor para futbolistas capaces de dar más. Aunque eso no se sepa hasta bien entrado en competición, que es cuando realmente se miden los objetivos.

Para ello, los donostiarras volverán a encontrarse protegidos por su guardián favoritos bajo los palos, Claudio Bravo.  El chileno se pondrá una vez más los guantes, y presumiblemente llevará con más asiduidad el brazalete de capitán. Por delante, el arquero estará acompañado por la misma retaguardia que el curso anterior, con la excepción de Demidov por el recién llegado José Ángel. El flanco izquierdo, uno de los puntos de mayor discusión en el once realista se ve así reforzado de una vez por todas.

Cinco jugadores para dos puestos

Es a partir del centro del campo donde se levanta la incógnita para saber los elegidos que se repartirán los puestos. Illarramendi, Pardo, Ros, Markel y Elustondo se jugarán dos puestos, y es precisamente en ese lugar donde se podrá identificar el estilo de juego. Pardo e Illarra, la pareja más deseada por la afición txuri-urdin, desempeñarían una labor técnica, que unida a la capacidad defensiva del segundo parece la más ilusionante. Ros, Markel o Elustondo supondrían mayor músculo para la medular, en el caso de plantearse una táctica más defensiva.

Llegados a la zona ofensiva del cuadro, el conjunto vasco goza de un amplio repertorio de combinaciones. Prieto, Griezmann, Zurutuza, Chory, Vela, Agirretxe o Ifrán se repartirán los minutos y se prevé que la movilidad entre todos ellos sea uno de los recursos más frecuentes que vaya a emplear Philippe Montanier. Ataque muy polifacético, para traer de cabeza a la defensa rival. Todos estos son en definitiva, los ingredientes con los que el chef normando tendrá la posibilidad de cocinar un plato exquisito.