La Real femenina suma un punto frente al Espanyol

Tras caer el jueves en Lezama, las chicas de Gazpio han empatado esta mañana en Zubieta ante un buen Espanyol (1-1). El equipo donostiarra mejora su imagen y afrontará con más confianza la segunda vuelta del campeonato. (Foto: Real Sociedad.)

La Real femenina suma un punto frente al Espanyol
Real Sociedad
1 1
RCD Espanyol
Real Sociedad: Cornejo, Vicente, Bergara, Del Ama, Aizpurua, Ramajo, Herrero (Agirre, min. 61), Zelaia, Marina, Encinas (Uriarte, min. 81), Gastearena (Beristain, min. 61).
RCD Espanyol: Mariajo, Marta, Romero (Brenda, min. 67), Matías (Clauda, min. 84), Mari Paz, Gimbert, Monforte, Débora, Meseguer, Vilanova, Mendoza.
MARCADOR: 1-0, min. 80, Marina. 1-1, min. 90, Claudia.
ÁRBITRO: Egilegor. Amonestó a la jugadora local Marina Agoües y a la visitante Monforte.

Reparto de puntos esta mañana en Zubieta. Real Sociedad y RCD Espanyol han empatado a uno en un encuentro con ocasiones y alternativas para ambos equipos. Las txuri-urdin han estado a punto de llevarse la victoria, pero un gol del conjunto catalán en el minuto 90 les ha dejado sin el ansiado premio.

Lo que son las cosas, ayer el equipo masculino vivió una situación similar pero a la inversa. Mismo resultado pero finales y sensaciones distintas. Lograr empatar un partido sobre la bocina siempre tiene tintes épicos, y ni que decir del buen sabor de boca que deja una remontada. Hoy a las chicas de la Real les ha tocado la otra cara. El Espanyol ha empatado el encuentro cuando las de Gazpio acariciaban los tres puntos, por lo que el valor que en un principio se le da al empate es bien distinto.

Es lógico que las guipuzcoanas hayan terminado el choque con un sabor agridulce, pero hay que ser optimistas. La Real ha demostrado que hay motivos para creer en el equipo y para pensar que la segunda vuelta va a ser mejor. El equipo ya tocó fondo y ahora sólo le queda ir para arriba, porque no está jugando mal y cada jornada es un bloque más competitivo. Hoy se han dado más aspectos positivos que negativos, ése es el camino. Ganar en Zubieta no es fácil y el Espanyol lo ha podido comprobar.

En general, las txuri-urdin han jugado un encuentro serio y han peleado por la victoria hasta el final. La primera mitad ha estado igualada, aunque las ocasiones más claras han sido para las periquitas. Así, en el minuto 29, Ane Bergara ha sacado un balón de la portería donostiarra con la portera realista superada. Con las tablas en el marcador, se ha llegado al descanso.

En la segunda mitad se ha visto a una Real luchadora, con garra, volcada a por la victoria. Las locales han sabido mantener el balón y realizar ataques rápidos, intentándolo de muchas maneras. En esta dinámica, Marina Agoües ha logrado un auténtico golazo desde fuera del área con su pierna izquierda. Un tanto marca de la casa que se ha colado por la escuadra catalana. Parecía que lo más difícil estaba hecho y que por fin las txuri-urdin iban a poder sonreír. Pero, diez minutos después y a punto de finalizar el encuentro, el Espanyol ha logrado el tanto del empate por medio de Claudia. Ya no quedaba tiempo para más.

El empate se puede considerar justo viendo las ocasiones y los méritos de ambos equipos, pero la forma en la que ha llegado es quizá demasiado dolorosa para las de Gazpio. La semana que viene la Real recibirá de nuevo en Zubieta a otro de los equipos punteros del campeonato, el Rayo Vallecano. El Espanyol, por su parte, disputará un interesante derbi ante el FC Barcelona.