El vestuario realista se agarra a la esperanza

El capitán Xabi Prieto lamentó no poder cerrar la temporada en casa con una victoria y agradeció el apoyo constante de la afición. La plantilla piensa ya en el encuentro frente al Deportivo.

El vestuario realista se agarra a la esperanza
Los jugadores de la Real celebran un gol. Foto: Real Sociedad.

Xabi Prieto permitió con su gol que la familia realista siga soñando con la Champions una semana más. El reto se ha complicado más si cabe, -la Real ya no depende de sí misma y necesitará vencer en A Coruña y esperar el pinchazo del Valencia-, pero la imagen dada ayer por el equipo contentó a todos los presentes en el estadio donostiarra.

El capitán "txuri-urdin" no escondió la pena por el resultado final: "La sensación es agridulce, todos soñábamos con sumar los tres puntos y al conseguir uno nos vamos con un poco de pena. Hemos creado mucho peligro pero ellos han tenido más efectividad. De todas formas hay que valorar el punto, si ganamos nuestro partido obligamos al Valencia a ganar en Sevilla. Todo pasa por una victoria en Riazor". Prieto destacó las intervenciones de Diego López en la portería madridista y reconoció que por un momento se le pasó por la cabeza que el guardameta "le parara el penalti".

Otro de los protagonistas del choque, el incansable lateral Carlos Martínez, mostraba así sus impresiones: "Hemos tenido muchas oportunidades, el equipo lo ha dado todo pero no ha podido ser. Su portero ha hecho un partido excepcional. No nos queda otra que seguir. Da rabia perder la cuarta plaza después de todas las jornadas en las que ha sido nuestra, pero iremos a Riazor a ganar y a esperar el resultado del Valencia".