Glenn Loovens: estabilidad defensiva, colaboración ofensiva

El jugador holandés es la nueva cara para la defensa, proveniente del Celtic de Glasgow, llega al Real Zaragoza con la carta de libertad tras proclamarse campeón de la Scottish Premier League. Ha puesto mucha ilusión en este fichaje, tanto es así que rechazó ofertas de clubes ingleses de mayor importancia para fichar por el club maño.

Glenn Loovens: estabilidad defensiva, colaboración ofensiva
Imagen: Glenn Loovens durante un partido de la Scottish Premier League con el Celtic.

Glenn Loovens, nacido en Doetinchem (Países Bajos) el 22 de septiembre de 1983, es la nueva cara para la defensa del Real Zaragoza, que se está armando hasta los dientes para la próxima temporada. El holandés ha pasado por un total de seis equipos distintos, contando con el equipo maño, en once años; todo comenzó en la temporada 2001/2002 en el Feyenoord holandés, donde ganó una Copa de la UEFA. Estuvo dos años de marcharse a jugar al equipo vecino, el Excelsior, club en el que sólo pasó una temporada. Después estuvo otro año en el De Graafschap, para, posteriormente, marcharse a Gran Bretaña, al Cardiff galés, camiseta que defendió tres años.

Tras interminables aventuras en clubes menores se marchó al Celtic de Glasgow, donde pasó cuatro años de títulos, entre los que se encuentran la pasada edición de la Scottish Premier League, una Copa de la liga (2009) y una Copa de Escocia (2011). Esta ristra de títulos en el Celtic han motivado al futbolista, y nada más fichar por el Zaragoza se marcó un objetivo: ''ganar la Copa del Rey'', un título que ha dado alegrías históricas al club.

Loovens juega en la posición de central, tiene un gran portento físico, algo acorde con su estatura, 190 centímetros holandeses muy bien aprovechados en el juego aéreo, algo que admitió que le gusta mucho. También hace uso del juego ofensivo, donde suele apoyar, haciendo alarde de su dominio aéreo, aunque, a pesar de este dominio, no es muy goleador, tan sólo pudo anotar ocho goles en sus cuatro años de estancia en Glasgow.

Fichaje con ilusión

''Tenía muchas ganas de jugar por primera vez con el equipo''

Tras no llegar a un acuerdo de renovación con el Celtic, Loovens quedó libre de su club al terminar la temporada, algo que interesó todavía más al club. El futbolista de Países Bajos, que llegó con la carta de libertad, ha visto algo especial en el Real Zaragoza, ya que tuvo que rechazar ofertas de clubes históricos de Iglaterra como el Suderland o el Middlesbrough para venir a la capital del Ebro. Según declaró el entrenador, Manolo Jiménez, Loovens llegó a la concentración con muchas ganas de ‘’vestir por primera vez la camiseta del equipo’’.