Lucas Wilchez, el veneno zaragocista

Savia nueva para el ataque del Real Zaragoza. Lucas Wilchez, apodado Peter Veneno, llevará el peligro por la banda izquierda del cuadro maño. También puede jugar por la banda contraria o de mediapunta. Tras la breve experiencia en el Asteras Tripolis, el argentino quiere alcanzar el éxito en Europa en su, más que probable, última oportunidad. Wilchez tiene a favor para conseguirlo sus buenos centros, su regate y su velocidad. En contra, su irregularidad e inconstancia. Lucas no ha durado más de dos temporadas en un mismo equipo. ¿Logrará su sueño en el real Zaragoza?

Lucas Wilchez, el veneno zaragocista
Lucas Wilchez en su presentación como nuevo jugador del Real Zaragoza
Un nuevo puñal por la banda para el Zaragoza. Un puñal con veneno propio, de ahí que le apoden Peter Veneno. Extremo rápido, vertical e incisivo. Centrador que posee un buen regate con buenas arrancadas de velocidad.  Él mismo se define como un jugador poco goleador, pero que pisa área constantemente. Puede jugar en ambas bandas, incluso puede ejercer en la media punta. Con la cesión de Lucas Wilchez, el equipo maño gana celeridad en el ataque y da la posibilidad de practicar un juego más ofensivo. El único inconveniente es que nunca ha durado más de dos temporadas en un club. Carece de regularidad y perseverancia.
 
Comienzos y primeras cesiones
 
Wilchez comenzó su carrera en el modesto equipo de Defensores de Cambaceres. Estudiantes de la Plata lo fichó en 2004. A mitad de año, fue cedido al San Martín de San Juan (Segunda División) hasta finales del 2005.
 
Después de esta temporada, fue cedido al Club Atlético Tigre, del Torneo Nacional B. En la temporada 05/06, Tigre consiguió ascender a la Segunda División y WIlchez logró su primer título: el Clausura del Torneo Nacional B. Pero en la 06/07, Wilchez obtuvo con Tigre un nuevo ascenso, esta vez a la Primera División de Argentina.
 
Vuelta a Estudiantes y cruce del charco
 
Sus dos exitosas temporadas en Tigre llamaron la atención de Simeone, técnico del Estudiantes. El Cholo decidió contar con él y participó en el torneo nacional y en la Copa Sudamericana 2007. En 2008, Simeone se fue a entrenar al River Plate. El nuevo entrenador de Estudiantes fue Ángel Russo. En junio de ese mismo año, salió a la palestra el rumor de que Wilchez podría irse a un equipo griego, el  FC Asteras Tripolis, y así cumplir su sueño, debutar en Europa. Pero su sueño de cruzar el charco se truncó, y finalmente cumplió un nuevo año de cesión en el Talleres de Córdoba.
 
Sin embargo, el Talleres realizó una muy mala temporada y acabó descendiendo. Wilchez volvía a estar en la órbita del Asteras, y esta vez parecía que el asunto iba a ir en serio. Y así fue. Lucas jugó a préstamo la temporada 2009-2010 con el Asteras. El entrenador del equipo de Trípoli, era su compatriota Mario Gómez. Pero éste fue sustituido posteriormente por Vangelis Vlachov. Con Vlachov, Wilchez gozó de más protagonismo. Destacó en un partido ante el Panionios (23 de febrero de 2010), en el que anotó los dos goles del partido: uno de potente cabezazo y otro driblando al portero en una contra.
 

Llegada a Colo-Colo y comienzo de una nueva etapa
 
El club chileno Colo-Colo, estaba interesado en contratar a Lucas. Al argentino no le disgustaba esta opción y veía con buenos ojos recalar en el equipo colocolino. El entrenador Diego Cagna insistió mucho en su fichaje. Finalmente, Wilchez fue cedido al Colo-Colo. 
 
El comienzo de Wilchez fue esperanzador. El 1 de agosto, Lucas marcaba su primer gol oficial con Colo-Colo en una partido que acabaron ganando los chilenos por 5-2. Pero no sólo anotó un golazo, sino que fue elegido mejor jugador del partido, al igual que conoció después la noticia de que su gol había sido considerado el mejor tanto de la jornada por la prensa deportiva chilena. Sin embargo, el final para Colo-Colo fue dramático. A falta de siete partidos para el final del campeonato, el equipo de Cagna era líder, con siete puntos de diferencia frente a la Universidad Católica. Aún así, Colo-Colo perdió el título liguero, provocando una gran decepción en sus seguidores.
 
La temporada 2011 tuvo un comienzo caótico para Colo-Colo. Una mala racha de resultado le llevó al último puesto de la clasificación del Torneo Apertura 2011 (primer Torneo Apertura en Chile). Diego Cagna fue destituido, y después del breve paso del interino Luis Pérez, llegó Américo Gallego. Mientras los dos anteriores técnicos utilizaron a Lucas como centrocampista natural, Gallego lo utilizó como mediocentro izquierdo. Su primer gol fue ante el Ñublense, último partido perteneciente a la fase regular. Aunque Gallego logró llevar al equipo a puestos de play-offs, fue despedido tras la lamentable derrota frente al Cerro Porteño paraguayo por 3-2, y la consiguiente eliminación de la Copa Libertadores en la fase de grupos. Durante el Apertura, Lucas fue un jugador habitual en el once colocoliano.
 
En el verano de 2011, Colo-Colo fichó a Wilchez pagando a Estudiantes 750.000 dólares. Hubo otro cambio de entrenador, Ivo Bossay ocupaba el lugar de Gallego. El equipo chileno mejoró su juego, pero quedó eliminado en semifinales del play-off frente al Cobreloa . También hay que destacar que Wilchez se vio envuelto en una polémica tras unos comentarios que realizó ironizando sobre la eliminación de la Copa Sudamericana del máximo rival del Colo-Colo, el Universidad de Chile.
 
Cesión a Zaragoza y ¿última oportunidad europea?
 
Lucas Wilchez, que cumple 29 años en unos días, tiene este año la oportunidad de triunfar definitivamente en una liga europea, nada más y nada menos que en la española. El Real Zaragoza consiguió hace pocos días la cesión del argentino por 98.000 euros, con una opción de compra de un millón. Varios periodistas deportivos dicen que está siendo de lo más destacado en lo que el Zaragoza lleva de pretemporada. ¿Conseguirá Lucas Wilchez, de una vez por todas, su ansiado sueño que lleva persiguiendo desde pequeño? Tiempo al tiempo.