Roures le mete el primer gol al Real Zaragoza

El club aragonés debutará en la nueva temporada el lunes 20 de agosto a las 23 h.// La falta de organización y la pelea entre operadores provocan unos horarios rocambolescos// Los más perjudicados, como siempre... los aficionados

Roures le mete el primer gol al Real Zaragoza
Javi Álamo, en el amistoso pasado contra la Real. Su más que probable debut ,oficialmente, comenzará un lunes y finalizará un martes gracias a los horarios de la LFP (FOTO: realzaragoza.com)

El Real Zaragoza decidió, tras el fin de la temporada 2011/12 firmar un nuevo contrato televisivo con PRISA TV tras finalizar contrato con la productora de Mediapro. Esto no sentó nada bien al propietario de Mediapro, Jaume Roures, quien presentó un recurso basándose en que el contrato del Real Zaragoza con la productora catalana de comunicación finalizaba un año más tarde y no la temporada pasada como aseguraba el club aragonés. Debido a esto, y a que Mediapro acusó al club zaragocista de incumplir el contrato, no abonó la cantidad correspondiente al año que le quedaba de contrato, lo que supuso la imposición de una demanda por parte del equipo aragonés. La justicia le dio la razón al club que presidía, por entonces, Agapito Iglesias antes de ceder el testigo a Fernando Molinos y el Real Zaragoza recibió, en dos plazos, unos veinte millones de euros que sirvieron, entre otras cosas, para pagar la primera parte de las fichas de los jugadores que, por aquel entonces, componían la plantilla del cuadro blanquillo.

Pero la venganza es un plato que se sirve frío... y Roures ha esperado a esta nueva temporada para hacer efectiva dicha venganza. Y se ha valido del poder que tiene, desde hace unos años, dentro de la LFP. Los horarios establecidos por la Liga de Fútbol Profesional se enmarcan en la locura de la ultima temporada pero van un paso más adelante. Y ese paso empieza perjudicando al Real Zaragoza. El club que dirige Manolo Jiménez debutará ante el Real Valladolid el lunes 20 de agosto... a las 23h! Tratándose de un lunes, es inaudito que este horario haya sido establecido y aún más, cuando se trata de la jornada que abre el Campeonato Nacional de Liga. Pero las intenciones de Roures y de la LFP van más allá y tratan de perjudicar a aquellos clubes que tras finalizar los contratos con Mediapro (tras la sentencia de la Comisión Nacional de la Competencia que declaraba nulos los contratos de televisión superiores a los tres años de duración) decidieron firmar con Canal +. Para muestra un botón: el Atlético de Madrid jugará en lunes dos de las tres primeras jornadas mientras que los partidos de la segunda jornada del Real Madrid (que juega contra el Getafe) y el F.C.Barcelona (que lo hará frente a Osasuna de Pamplona) se jugaran el mismo día a la misma hora, con el único objetivo de que Canal + tenga que decantarse por uno de los dos partidos ya que tiene los derechos de ambos clubes. La semana pasada se intentó negociar para que se establecieran horarios normales y para que los distintos operadores que tienen los derechos de esos equipos garantizaran un desarrollo estable de la competición. Roures, Astiazarán y el vicepresidente de la LFP, Javier Tebas ni se plantearon sentarse a negociar. Ellos mandan y al que no le guste, que no vea el fútbol.

¿Y dónde queda la afición?

Pero peleas y discusiones aparte, lo verdaderamente sorprendente es el nulo aprecio que los dirigentes de la LFP tienen por aquellos que son los que sujetan, con sus apoyos y críticas a todo el mundo del fútbol, y que no son otros que los aficionados que van a los partidos. Desde Zaragoza, mucha gente ha comenzando a moverse para poder manifestarse en contra de este autentico atropello contra sus derechos. Muchos padres, por ejemplo, se han quejado de que no podrán llevar a sus hijos pequeños a un partido que acaba a la una de la mañana mientras que otros, con toda la razón del mundo, se quejan de que al día siguiente es martes y tienen que levantarse temprano para acudir a sus puestos de trabajo.

Veremos donde queda esto, pero lo que esta claro, es que, con estos horarios y las excusas que se ponen para establecerlos (como que en China se ven estos partidos y que no se puede perder un mercado tan importante como el asiático) la Liga de Fútbol española, que hace unos años presumía de ser la mejor del mundo, esta quedando como una competición que, dentro de nada, no tendrá ningún valor y lo que es peor, ningún atractivo para el aficionado. Estaremos atentos a lo que sucede pero lo que esta claro es que esto tiene poca pinta de ser cambiado.