"El Corazón de La Romareda"

En la mañana del viernes, el Consejero del Real Zaragoza, Francisco Checa, ha inaugurado "El corazón de La Romareda", tal y como estaba previsto en la campaña de abonados para la temporada 2012-13. Una iniciativa que, sin duda, ha gustado mucho entre la afición.

"El Corazón de La Romareda"
"El corazón de La Romareda" (Foto: Web oficial Real Zaragoza)

"El corazón de La Romareda". Así es como ha llamado el club zaragocista al túnel de vestuarios del estadio maño. De esta manera, se quiere homenajear a todos los abonados que han apoyado al Real Zaragoza en el último año, dando su aliento en cada partido disputado en el feudo aragonés.

Con esto se quiere conseguir que la unión de los últimos años entre afición y jugadores esté más presente que nunca. Así, a partir de ahora, cuando los futbolistas zaragocistas salten al campo, sentirán más que nunca el apoyo de una afición que, temporada tras temporada, no los abandona.

De esta manera, "El Corazón de La Romareda" pasará a ser uno de los símbolos más importantes del Real Zaragoza. En él, varios murales con los nombres de todos los abonados blanquillos, así como el escudo y el himno del conjunto aragonés y el palmarés a lo largo de sus 80 años de historia. Además, un detalle que no ha dejado indiferente a nadie: una concavidad en forma de una gran mano para que los jugadores maños cojan simbólicamente las fuerzas de su afición justo antes de saltar al campo en cada partido en La Romareda.

Por último, tres frases colocadas estratégicamente para que los jugadores sea lo último que lean antes de saltar al campo: "Este es El Corazón de La Romareda", "El Zaragoza es la afición" y "Zaragoza nunca se rinde".

Junto al ya mencionado Paco Checa, Consejero del Real Zaragoza, el acto de inauguración ha contado también con la presencia del Presidente del Club, Fernando Molinos, del Responsable del Área Social de la Fundación Real Zaragoza, Luis Carlos Cuartero, del entrenador, Manolo Jiménez, y los jugadores del primer equipo Javier Paredes y Roberto Jiménez.