Zaragoza - Osasuna: Hambre de victoria

Zaragoza - Osasuna: Hambre de victoria

El Real Zaragoza necesita la victoria para espantar todas las dudas. Los aficionados están cansados de los malos comienzos ligueros de los últimos años, y otro resultado que no fuera la victoria les impacientaría aún más. El rival para conseguirlo no es el más indicado. El Osasuna cosecha una buena racha en La Romareda y no ha ganado ningún partido.

Rivalidad. Esa es la palabra que definiría perfectamente el encuentro de esta tarde. Pero esta tarde imperará la necesidad urgente de ambos equipos por lograr la victoria. Tres puntos que disuelvan las dudas de los dos conjuntos y afrontar los siguientes partidos con más calma. Los nervios empiezan a florar temprano en las aficiones.

En La Romareda están empezando a sobrevolar los fantasmas de las últimas temporadas. Un mal arranque liguero, con una victoria y tres partidos perdidos, hace temer lo peor a unos aficionados que están cayendo de nuevo en la impaciencia tras las últimas malas experiencias vividas. Los síntomas son prácticamente los mismos: defensa blandengue, desconcentración total en las jugadas a balón parado (que, por cierto, ya han costado seis puntos a los maños), falta de juego e ineficacia ofensiva.
 
Además, Jiménez va a plantear un partido muy físico. "Va a ser un partido para hombres", concluyó el técnico. Ya sorprendieron los entrenamientos a puerta cerrada de esta semana y la desconvocatoria de Babovic, uno de los pocos jugadores con buen tratamiento del balón, es significativa. Movilla podría debutar en su "vuelta a casa" después de cinco años, aunque no tendrá muchos minutos. Parece que el de Arahal también podrá contar con Romaric y Apoño, sus piezas fundamentales en el centro del campo.
 
Y si el club aragonés necesita los puntos para afrontar una semana tranquila, el Osasuna aún más. Los rojillos aún no han ganado en los cuatro partidos que llevamos disputados. Mendilibar transmite tranquilidad y admite que será un partido "difícil". El entrenador vasco no podrá contar con Marc Bertrán y con Abella, que son bajas de última hora, ni con Llorente ni Puñal. Los que sí vuelven a una convocatoria son Nino y Cejudo tras sus molestias.
 
A los navarros se les da muy bien La Romareda últimamente, estadio en el que no pierden desde el 23 de septiembre de 2007. En los duelos históricos, podemos observar que hay una igualdad máxima, 26 victorias por 26 derrotas y 12 empates en los 64 partidos oficiales que se han disputado, tanto en Primera División como en Segunda.
 
Será un envite con mucha intensidad en el juego. También habrá intensidad en las gradas, ya que el partido ha sido declarado de alto riesgo. Esperemos que sólo tengamos que hablar de lo acaecido en el terreno de juego y que no se vuelva a repetir el lamentable espectáculo ocurrido en Tafalla este pasado verano.