Toni Doblas, en busca de la oportunidad perdida

El portero sevillano, Toni Doblas, es uno de los más queridos por la grada aragonesa y este año además, se tiene que sentar junto a ellos en cada partido. Manolo Jiménez no cuenta con él, pero el de Bellavista se empeña en demostrar que se equivoca y que el Real Zaragoza es su sitio, algo que ya ha demostrado en otras ocasiones. Además, la afición está con él.

Toni Doblas, en busca de la oportunidad perdida
Toni Doblas abraza el balón (heraldo.es)

Durante uno de los veranos más complicados en la disciplina zaragocista, el de 2008, llegaba a la ciudad un nuevo portero recién salido del Betis. El reciente fichaje era un sevillano de 28 años que llegaba a un Real Zaragoza en horas bajas, en la Segunda División española, después de haber ganado una Copa del Rey con el equipo de su vida y habiendo jugado la máxima competición europea, la Champions League.

Toni Doblas desembarcó en el Real Zaragoza con un único objetivo, losblanquillos.comdevolver, tanto al club como a la afición, al sitio del que nunca debieron salir, la Liga BBVA. Pero durante la primera parte de la temporada estuvo sentado en el banquillo esperando su oportunidad para cumplir el objetivo. López Vallejo era quien defendía la Puerta del Carmen; en él confiaba el técnico Marcelino García Toral hasta el 21 de marzo de 2009, fecha del debut oficial del de Bellavista con la camiseta blanquilla. Desde entonces el sevillano no volvió a soltar la portería. Y el 13 de junio de ese mismo año cumplió su objetivo, el Real Zaragoza consiguió un duro ascenso, en una sola temporada, en La Romareda ante el Córdoba. No era la primera vez que Toni Doblas partía de suplente y se convertía en un pilar importante, tampoco sería la última.

"Da gusto defender esta camiseta, es fácil sentir la garra del león en tu pecho cada vez que te la pones"
La afición acabó exigiendo la renovación del portero andaluz para la nueva andadura en la liga de las estrellas, pero esa renovación nunca llegó a producirse. Estuvo unos meses sin equipo hasta que la SD Huesca se hizo con sus servicios, fichaje importantísimo para la permanencia del Huesca en la Liga Adelante. Al verano siguiente fue de nuevo el Real Zaragoza quien le repescó, esta vez sí, para jugar en la Primera División Española. Aunque ya desde el principio se encontró con un hándicap con nombre y apellidos, Leo Franco.

Y como la historia está condenada a repetirse, tanto José Aurelio Gay como después Javier Aguirre, confiaron de primeras en el meta argentino, aunque ambos acabaron decidiéndose por Toni Doblas como portero titular. Finalmente, en el verano de 2011 hizo su aparición estelar el madrileño Roberto Jiménez. Javier Aguirre no se posicionó en público sobre el portero que iba a ser el descartado para la temporada, pero definitivamente fue el sevillano el que salió cedido hacia Jerez, con una renovación por dos años más en la entidad maña. En el equipo azulino disputó 36 partidos.

Ahora, el papel de Toni Doblas en el equipo no es el mismo; el sevillano tiene que ver los partidos desde la grada porque para Manolo Jiménez, en caso de no poder contar con el indiscutible Roberto, la alternativa sería Leo. El fútbol no está siendo justo con un portero que lo da todo en cada partido, con un jugador que se enfunde la camiseta que se enfunde lo hace con total respeto y orgullo.

"Cada vez me siento más identificado con estos colores y esta afición que vibra cuando su equipo enseña las garras"
Trabajo, tesón, paciencia, buen gentío… Son palabras que describen a Toni Doblas, el sevillano no levanta nunca la voz, no tiene malas palabras, la afición lo sabe y es uno de los jugadores más queridos de la plantilla. Nadie olvida que sus paradas devolvieron al Zaragoza a su sitio y dos años después lo dejaba donde merecía. A día de hoy, algo más de cuatro años después de que se vistiera por primera vez de blanquillo, el andaluz pasa por su peor momento como zaragocista y la mayor parte de la afición todavía sigue sin entender porqué no es el sevillano el que, por lo menos, estuviera sentado en el banquillo.

La renovación del guardameta Leo Franco sigue siendo una de las incógnitas para los aficionados zaragocistas. El argentino lleva más de una temporada sin competir, y no se sabe en que estado llegaría de tener que hacerlo. Toni Doblas hace méritos para ir convocado, pero Manolo Jiménez no lo ve así y todo apunta a que el andaluz tendrá que salir, de nuevo, en el mercado de enero.

"Solo tengo palabras de agradecimiento para una ciudad que me acogió como un maño más, el sentimiento es recíproco"
Quizás la presencia de Roberto Jiménez en la portería esté eclipsando la lucha por el segundo puesto. Es posible que esta disputa esté en segundo plano, porque a priori el que va a jugarlo todo va a ser el madrileño, pero quizás tenga que ser en un momento que el de Fuenlabrada no pueda jugar, cuando nos demos cuenta de lo que realmente vale tener a Toni Doblas en el equipo y, por fin, lo valoremos como se merece.