Veinte millones irreales

La Junta de Accionistas del Real Zaragoza aprobó las cuentas de la pasada temporada que reflejan un beneficio de veinte millones de euros. Esto es así gracias a la condonación de parte de la deuda debido al concurso de acreedores. Reapareció Agapito Iglesias.

Veinte millones irreales
El Real Zaragoza aprobó las cuentas de la pasada temporada en la mañana de ayer (FOTO: heraldo.es)

El Real Zaragoza aprobó, en la mañana de ayer, las cuentas de la temporada 2011/2012, que reflejaron unos beneficios de veinte millones de euros, gracias a la condonación de buena parte de la deuda que ha producido una quita de cuarenta y nueve millones de euros. De no haber sido así, las pérdidas hubiesen sido de más de diecisiete millones de euros, seis más que en la temporada pasada. Estos beneficios obligan al club aragonés a tributar cerca de nueve millones de euros a Hacienda.

Estas cuentas fueron ampliadas por una gran mayoría del accionariado dado que Agapito Iglesias, máximo accionista posee más del 90% de los títulos de la sociedad con lo que aunque hubo debate por parte de los accionistas minoritarios, las cuentas salieron adelante sin ningún problema.

Nuevos miembros en el Consejo de Administración

Aparte de la aprobación de las cuentas, se llevó a cabo el nombramiento del nuevo Consejo de Administración del club que pasa de tres a cinco miembros. Continúan Agapito Iglesias y el Secretario General del club Francisco Checa, mientras que sale Javier Porquera, antiguo responsable económico del club y que no cumplió con sus cometidos al frente del club ya que con él como responsable de esta parcela, la deuda aumentó considerablemente y el club tuvo que entrar en concurso de acreedores, cubriendo una de las páginas más negras de la historia del club zaragocista. La baja de Porquera será cubierta por José Guerra que se hará cargo de las maltrechas arcas del club y deberá hacer cumplir todos los pagos que se establecieron en el calendario impuesto por el concurso de acreedores. No hay que olvidar que si no se hiciese frente a estos pagos y hubiese una sola denuncia, la sociedad se disolvería y el Real Zaragoza desaparecería. Guerra, nacido en Córdoba, ha trabajado como Director Financiero y Consejero Delegado en diferentes sociedades inmobiliarias, incluida la empresa Stalia Real State que ha estado relacionada con el Real Zaragoza en la opción de compra del chalet de Pozuelo de Alarcón.

Por último, el último nombre en incorporarse al organigrama administrativo del Real Zaragoza ha sido Luis Carlos Cuartero. El ex-jugador zaragocista, que ya era miembro de la secretaria técnica del club y es el máximo responsable de la Fundación, se incorpora a este puesto, lo que ha despertado críticas en algunos sectores del zaragocismo que acusan al ex-jugador aragonés de ser partícipe de seguir los designios de Agapito Iglesias en el caos que el empresario soriano ha convertido el Real Zaragoza. Si bien es verdad que Cuartero siempre ha intentando mantenerse detrás de las cámaras y ha intentado desarrollar su labor en silencio y sin dar espectáculo,el que sea uno de los hombres de confianza de Iglesias preocupa mucho a algunos aficionados zaragocistas, que no entienden como una leyenda zaragocista, aragonesa y zaragozana puede apoyar y trabajar con una persona de la talla de Agapito Iglesias que ha llevado al club, en los pocos años al frente del Real Zaragoza, al punto más delicado de toda su historia.