Zuculini: "El míster ya me puso un psicólogo"

El argentino ha reconocido esta mañana que Manolo Jiménez le ha puesto un psicólogo para “centrarse”. El argentino quiere crecer esta temporada como jugador y como persona y recalca que el objetivo del equipo es no sufrir.

Zuculini: "El míster ya me puso un psicólogo"
"Espero crecer en lo futbolístico y en lo personal"

Esta mañana ha sido Franco Zuculini quien ha atendido a los medios de comunicación en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza.

El mediocentro ha hablado del tema que está dando mucho que hablar desde ayer por la tarde, cuando se conocieron los horarios de la primera jornada de Liga y cuando se conoció que el Real Zaragoza debutará en La Romareda frente al Valladolid el lunes 20 de agosto a las 23:00h., horario que ha despertado las primeras protestas entre los aficionados. Zuculini ha reconocido que es un horario ”raro” y que “nunca me tocó jugar a esa hora”, pero que hay que “ponerle cojones y jugar a esa hora y hacer nuestro trabajo”. Ha advertido que “una persona que trabaja al día siguiente a las 7 de la mañana se pensará 2 veces ir al campo”, pero que confían en que acudan a La Romareda “la mayor cantidad posible de aficionados”, ya que la afición zaragocista es una afición que, como ha dicho Zuculini “ha demostrado que nos sigue a todos lados y que no le importa ni el horario ni el estadio de juego”, y cree firmemente que para ese partido “la Romareda estará llena a pesar de la hora”.

En cuanto al equipo, los jugadores que van llegando, etc., el argentino ha comentado que “nos estamos conociendo”. También ha dicho que los amistosos que han jugado están ayudando a que “nos conozcamos entre nosotros y a que el míster conozca lo que hay que mejorar”. En cuanto a las diferentes posiciones en el terreno de juego, el mediocentro ha explicado que en los entrenamientos “practicamos día a día todo lo que es defensivo y todo lo que es ataque”, y refiriéndose al centro del campo, ha dejado entrever la futura llegada al club de Apoño: “tenemos jugadores más experimentados como Romaric, jugadores que van a venir como Apoño, que nos ayudan más a todo el equipo”. En cuanto al desajuste defensivo que mostró el conjunto maño frente a la Real Sociedad en el último partido amistoso, Franco ha justificado que “en defensa hay 3 o 4 jugadores nuevos, y es difícil en un primer amistoso conocer bien lo que el otro hace”, recalcando que a lo largo de la semana y de cara al próximo amistoso, mañana viernes, “se ha practicado y se irá corrigiendo”.

Como ya han hecho varios jugadores del Real Zaragoza en diversas ruedas de prensa a lo largo de esta pretemporada, lo primero que ha recalcado Franco Zuculini al ser preguntado por el objetivo de la próxima temporada ha sido: “el objetivo principal es no sufrir”, y ha afirmado que “saldremos a ganar todos los partidos”. También ha admitido que “con la pretemporada que estamos haciendo y lo bien que sigue el grupo, creo que nos merecemos que este año nos vaya mejor”.

Mañana el conjunto que dirige Manolo Jiménez disputará otro amistoso, esta vez en Soria frente al Numancia. Zuculini ha dicho que para este partido el objetivo es “seguir conociéndonos y seguir con la misma actitud”.

El argentino también ha analizado su situación personal y se ha mostrado “muy contento” por continuar en el Real Zaragoza principalmente, y también por “hacer la pretemporada desde el inicio con el equipo, porque eso ayuda mucho”. También ha comentado que va a hacer “todo lo posible” para “tener la confianza del míster, que pueda confiar en mí en cualquier tipo de partido y en cualquier situación”. Y, sobre todo, Zuculini esta temporada quiere “crecer en lo futbolístico y en lo personal”, ya que ha asegurado sentirse “muy confiado en mis condiciones”.

El final de la rueda de prensa ha traído consigo el punto cómico de la mañana. Ha sido cuando el jugador zaragocista ha reconocido que Manolo Jiménez le ha puesto un psicólogo: “el míster ya me puso un psicólogo, ya con esto te digo todo”. Ha reconocido que hay cosas que tiene que mejorar, “sobre todo de la cabeza, porque físicamente me siento bien”. Se mostró contento con este tema, no molesto, diciendo que “por suerte el técnico confió en mí con un psicólogo, me puede ayudar”. Por todos los zaragocistas es sabido que Zuculini es un jugador muy nervioso dentro del terreno de juego, que da el máximo y cuando le salgo algo mínimamente mal se enfada consigo mismo. El argentino ha dicho que básicamente el psicólogo es para trabajar “la tranquilidad”, ya que él mismo nota que “cuando estoy tranquilo juego más tranquilo y ayudo más al equipo, así no me vuelvo tan loco y no vuelvo tan locos a mis compañeros”. Asegura, pues, que ese aspecto “espero mejorarlo”.