A ritmo de promoción

La cuarta victoria consecutiva del Real Jaén abre una brecha de cinco puntos con el quinto clasificado y confirma al equipo blanco como el mejor cuarto de los cuatro grupos de la Segunda División B. Los play off están más cerca que nunca.

A ritmo de promoción
Almería B
0
1
Real Jaén
Almería B: Gianfranco, Rubén (Okoro, min. 74), Trujillo, Alberto, José Ramón (Pallarés, min. 45), Cristóbal, Abel, Azeev, Jonathan, Iriarte (Iván, min. 60) y Lillo.
Real Jaén: Toni García, Gaitán, Jose Mari, Carlos, Servando, Juanma, Fran Machado, Cascón (Fabios, min. 82. Javi López, min. 89), Joselu, Cobo (Pedrito, min. 69) y Álex Cruz.
MARCADOR: 0-1, min. 34, Joselu.
ÁRBITRO: Sanz Terrades, del colegio valenciano. Amonestó a Rubén, Cristóbal, Azeev y Lillo por el Almería B y a Alberto Cobo por el Real Jaén.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 35 del Campeonato Nacional de Liga, Segunda División B, grupo IV. Estadio de los Juegos del Mediterráneo (Almería). Alrededor de 600 espectadores, 500 de ellos jienenses.

Un latigazo descomunal del centrocampista Joselu decantó el encuentro para el Real Jaén y desató el delirio entre los más de 500 seguidores jienenses que se desplazaron a Almería. La afición quiere soñar, y el equipo responde con creces.

Tras la derrota del Betis B por 5-1 en el Ciudad de Lucena, la salida a Almería se presentaba como un regalo para reafirmarse en puestos de liguilla de ascenso. En Jaén ya huele a play off, y ejemplo claro de ello son los viajes, cada vez más numerosos, que las peñas realizan en las últimas jornadas siguiendo al equipo allá donde va. Cuatro autobuses y decenas de coches particulares hicieron que el estadio de los Juegos del Mediterráneo se tornara blanquimorado. El espectacular ambiente engrandeció a los futbolistas sobre el campo, que batallaron cada balón con la extraña seguridad de jugar en casa.

Primeros avisos

El Almería B, prácticamente salvado, recibía a un Real Jaén lanzado, con cuatro triunfos consecutivos y dieciséis partidos sin perder en su haber. El partido comenzó falto de ritmo, quizá provocado por el acuciante calor del mediodía almeriense. Pero las largas dimensiones del terreno de juego generaban espacios en ambos conjuntos, por lo que las ocasiones comenzarían a sucederse. Tuvo la primera Juanma Espinosa. Un saque de esquina de Jose Mari desde la derecha fue hábilmente empalmado por el ex del Mancha Real, pero su volea fue desviada a córner tras una gran intervención de Gianfranco. El Jaén se venía arriba y sus acometidas empujaban al Almería B a recular cada vez más. Diego Cascón sería el siguiente en llamar a las puertas del gol. Su disparo, duro y seco, no fue completamente atajado por el guardameta almeriense y la pelota, girando sobre sí misma, se acercaba lenta y mortalmente hacia dentro de la portería. Habría sido el primero de no ser por un defensa rojillo que llegó a tiempo para alejar el peligro.

Joselu saca el cañón

El volante granadino destapó el tarro de las esencias con un zurdazo teledirigido que será recordado mucho tiempo. Empezó la jugada desde su radio de acción, la banda derecha, e inició una veloz internada hacia el centro sorteando los rivales que le salían al paso. Unos metros antes de alcanzar la media luna del área, levantó la cabeza y colocó el esférico con una precisión milimétrica en la escuadra derecha del marco de Gianfranco.

  

La respuesta del Almería B sería una preciosa vaselina con el exterior del pie, obra de Abel Molinero, que encogió el corazón de los jienenses presentes, mayoría aplastante en las gradas. Su sutil toque desde el pico del área se marchó alto por unos centímetros. Con el 0-1 se llegaría al descanso, que dio tregua a los acalorados futbolistas.

El Almería B perdona

El filial almeriense cambió la cara tras la reanudación. La entrada de Pallarés en el terreno de juego, que había empezado en el banquillo, dio un aire distinto a los locales. El joven delantero, que ya había participado con el primer equipo completando grandes actuaciones, fue una pesadilla para los hombres de Manolo Herrero. Junto con Abel Molinero, ambos fabricaron las jugadas de mayor peligro del cuadro almeriense, pero la falta de convicción  en la definición marcó sus mejores instantes. El Jaén aprovechó la indecisión ofensiva de su rival y los espacios creados por los ataques rojillos para sorprender a la contra. El partido agotaba sus últimos minutos sin nada reseñable en el juego, a excepción de una ocasión del goleador Joselu que pudo sentenciar el choque en el tiempo añadido. La nota negativa para los jienenses, la lesión del capitán Antonio Fabios, que tuvo que retirarse con molestias en su maltrecha rodilla cuando sólo había disputado unos minutos en el campo.

Comunión con la grada

Conscientes de la importancia de la victoria, que deja al Real Jaén con una ventaja de cinco puntos respecto al quinto en la tabla, el Betis B, y a sólo dos del tercero, el Linense, los jugadores se fundieron en abrazos nada más decretar el colegiado el final del partido.

Existe la sensación de que lo impensable no entra en el vocabulario de esta plantilla
A continuación, quisieron agradecer a los cientos de aficionados que los habían apoyado durante el encuentro, y se acercaron a la grada para festejar un triunfo que, a falta de tres jornadas, sitúa a los blancos con serias posibilidades de acceder a los play off. Algo impensable a inicios de curso, cuando el objetivo que se planteó fue la permanencia. Sin embargo, existe la sensación de que lo impensable no entra en el vocabulario de esta plantilla, que cada día va a más y que camina impasible derribando los muros de la adversidad.

   

Resto de resultados del grupo IV de la 2ª División B:

Melilla 2-0 Poli Ejido

Écija 1-0 Sporting Villanueva

Lucena 5-1 Betis B

Caravaca 0-1 Villanovense

Sevilla Atlético 5-2 San Roque de Lepe

Roquetas 1-2 Ceuta

Cacereño 0-0 RB Linense

Cádiz 4-1 Lorca

Badajoz 4-0 Puertollano