Un puñal para el costado de Mendizorroza

Guzmán Casaseca, extremo diestro pacense, firma por el Alavés tras completar una temporada en la que anotó 15 goles con el Ceuta.

Un puñal para el costado de Mendizorroza
Casaseca disputa un balón durante su etapa en Córdoba

La parcela deportiva del Alavés sigue siendo un reguero constante de noticias en forma de fichajes. Ayer le tocó el turno a Guzmán Casaseca (Badajoz, 1984), extremo derecho que procede del Ceuta, donde anotó 15 dianas que el año pasado contribuyeron a la salvación deportiva del club ceutí. El descenso administrativo del club semanas después ha desencadenado su llegada al Alavés tras finalizar su vinculación con el equipo del Norte de África.

El extremo pacense, de 70 kilos y 1,80m. de estatura, debutó en el primer equipo del Badajoz tras cumplir un expediente de más de una década en sus categorías inferiores. Durante la campaña y media en la que jugó en el Nuevo Vivero, el club extremeño coqueteó con el retorno a Segunda un año y con la desaparición el siguiente. Pese a ser considerado una de las joyas de la cantera del club, prefirió continuar su trayectoria en otros equipos, y jugó en el Mallorca 'B' media temporada y otra en el Xerez, donde Lucas Alcaraz tan sólo le alineó en 12 ocasiones. 

Con 22 años y tras haber pasado por tres equipos distintos en las mismas temporadas, Casaseca encontró estabilidad en el Córdoba. En el Nuevo Arcángel permaneció tres temporadas, en las cuáles, entre otras cosas, coincidió con Javier Zubillaga entre enero y junio de 2009, logró el ascenso a Segunda y recibió el apodo de ‘Rayo McQueen’, debido a su endiablada velocidad. Sin embargo, una fractura en el húmero de su brazo izquierdo que le obligó a pasar por el quirófano le hizo pasar en blanco la segunda mitad de la temporada 2008/09, poniéndose fin a su periplo en el club tras 81 partidos disputados con la camiseta verdiblanca. Su siguiente destino fue el Castellón, con el que disputó 27 partidos sin poder evitar el descenso del equipo de Castalia a Segunda 'B'.

Desde entonces, su carrera deportiva se ha guiado por la división de bronce. En 2010 se alistó en las filas del Ceuta y ya en 2011, tras aceptar una rebaja de su salario, asumió la capitanía del club ceutí. Sergio Lobera, su entrenador el pasado curso, le define como una “excelente persona”, además de ser un “jugador de grupo que genera muy buen ambiente dentro del vestuario, porque siempre está con ese grado de optimismo que siempre hace falta”.

A la hora de analizar tácticamente al jugador, Lobera destaca que Casaseca se trata de un “jugador que juega en banda, pero que tiene mucha llegada a la zona de remate, porque también puede jugar por dentro”. Tras desempañarse a lo largo de su carrera en el costado diestro del campo, el esquema que el pasado curso empleó su técnico le obligó a acoplarse en muchas ocasiones a la mediapunta, ya que el guion le exigía jugar “de fuera hacia dentro”. Su adaptación al carril del ocho unida a su habilidad para transitar por el extremo derecho recuerdan sobremanera la labor de Casares, jugador que no cuenta para el club, durante la segunda parte de la anterior temporada. 

La quincena de dianas que firmó el pasado curso se trata de una cantidad “impropia de un jugador de banda”, como bien recalcan Lobera primero y el propio jugador en su presentación, en la que no se definió como “un goleador”. Por el contrario, un defecto que en varias ocasiones se le ha achacado es su irregularidad física, ya que concluye la mayoría de las temporadas en un estado de forma indirectamente proporcional al del inicio de la misma.

La regularidad de la que hizo acopio durante el pasado curso había llamado la atención de varios clubes, como el Cartagena -que lleva dos veranos tras sus pasos- y el Alcoyano. Sin embargo, la "motivación" que le suponía "un proyecto como el del Alavés" ha sido capital en su decisión de recalar en la entidad del Paseo de Cervantes. Sergio Lobera, actual técnico de Las Palmas, le coloca en “una categoría superior por el perfil que tiene”, no obstante, afirma que se trata de “un gran fichaje para el Alavés”.