Osasuna gana a un Cádiz que mejoró

Los de Monteagudo mejoraron respecto el día anterior.

Osasuna gana a un Cádiz que mejoró
Osasuna gana a un Cádiz que mejoró

Se jugaba el Cádiz la consolación del Trofeo Ramón de Carranza frente a Osasuna después de cosechar una derrota contra el Rayo Vallecano el día anterior. Poca gente en las gradas. Alrededor de 1500 personas. Saltaban los dos equipos al terreno de juego con la obligación de, al menos, mejorar la imagen dada en las semifinales. 

Los locales mejoraron respecto al día anterior, mostrándose más solidos y compactos, sobre todo en la línea defensiva, aunque continuaron los errores en pases cortos y las imprecisiones. Osasuna mostró una imagen igual de pobre que en la primera semifinal. Poco juego, y bastante dureza defensiva, acabando así con nueve jugadores.

La primera mitad comenzó con poco juego por ambas partes. Escasearon las oportunidades. La primera y única ocasion clara de la primera parte salió de las botas de Joseba Llorente que disparó al palo en el minuto 20 de partido. Al Cádiz le faltaba en ocasiones contundencia en la defensa, con un joven Garretas que transmitía más seguridad que Domingo y con un sorprendente Sergio, canterano amarillo que hizo un muy buen papel en el lateral.

El segundo período comenzó como acabó el primero. Osasuna yendo siempre al contacto, con continuas faltas y con agresividad en defensa. El Cádiz lo intentaba pero fallaba en sus intentos de hacer el primer gol. La entrada al campo de Pablo Sánchez, Villar, Belencoso y Guayre dió aire fresco al ataque amarillo que se mostró más dinámico desde la entrada de estos jugadores. Fue el propio Guayre el que tuvo la mejor ocasión para el Cádiz en el minuto 64 cuando recibió un balón desde el centro del campo, previa pérdida de Osasuna, pero el regate al portero le salió largo y disparo forzado alto.

Tres minutos más tarde fue expulsado Timor, por doble amarilla tras un severo codazo a Belencoso. Ya en el minuto 72 Pablo Sánchez tuvo una buena ocasión, pero su disparo lo detuvo el guardameta Riesgo. Cuando todo parecía que se decidiría en la tanda de los once metros, Arribas cabeceó al interior de las mallas un centro para poner el 0-1 en el marcador en el minuto 90. Segundos después sería expulsado Sisi, pero el Cádiz no tuvo tiempo de reacción y se llegó al final con el resultado de 0-1.

De nuevo un partido para sacar conclusiones. Mejoró la defensa, con un Garretas que apunta al titular y un Sergio que dejó buenas sensaciones. Sipo es un portento físico, le falta más criterio con la pelota en los pies. Moke perdió muchos balones, necesita un acompañante en el centro del campo.

La final del trofeo de los trofeos acabó con victoria del Nacional de Madeira por tres goles a uno sobre el Rayo Vallecano. Merecido triunfo de los portugueses, que lo dieron todo. Los aficionados le esperarán en Madeira para celebrar el triunfo del trofeo, como así ha apuntado el compañero Jesús M. López en Portal Cadista. (@portalcadista)