Un empate que no satisface a ninguno

El gol fantasma de Josu no basta al Sestao para doblegar a un Sanse que no supo sentenciar antes.

Un empate que no satisface a ninguno
El Sestao se volcó en la recta final del encuentro, (Foto: Diego Jaramillo)
SESTAO RIVER
1
1
REAL SOCIEDAD B
SESTAO RIVER: Montero, Apraiz, Igor Cuesta, Terrón, Arrizabalaga, Larrazábal, Unai Calvo (Jokin min.63), Josu, Solabarrieta, Silas, Óskar Martín.
REAL SOCIEDAD B: Royo, Zaldúa, Etxebaguren, Callens, Castañeda, Fuchs (Kodro min.78), Beitia, Oyarzun, Ozkoidi, Barcina (Hervías min.70), Iker (Sanz min.78).
MARCADOR: 0-1. min. 36. Oyarzun. 1-1. min. 69. Josu
ÁRBITRO: Hermosilla Alaña (riojano). Amonestó a Arrizabalaga, Larrazábal, Callens y Royo.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 16 del grupo II de 2ª B disputado en el estadio de Las Llanas ante unos 1000 espectadores, que salieron muy enfadados con las decisiones del colegiado. Los jugadores y cuerpo técnico del equipo visitante también protestaron airadamente el gol del empate concedido al Sestao a instancias del juez de línea.

A pesar de que siempre valgan lo mismo, hay empates que se aceptan al finalizar un partido como la suma de un punto y otros que se sienten como  la pérdida de los otros dos en juego; y es muy posible que tras las expectativas previas y el posterior desarrollo de los acontecimientos, sea esa segunda sensación la que ha embargado a los dos contendientes que han firmado tablas en Las Llanas este domingo.

Y es que ni la Real Sociedad B ha sabido aprovechar la ventaja tomada en el marcador y sentenciar a su rival a la contra, ni el Sestao River ha aprendido la lección de partidos anteriores, de dejar para el final la siempre ardua tarea de ir contrarreloj para remontar un resultado adverso. Ambos pues han pagado sus culpas con un empate que ninguno de los dos entrenadores quería firmar antes de comenzar el encuentro.

Conscientes de la trascendencia que están adquiriendo los partidos que juegan como locales, salieron los de Ribera con mucha intensidad, llegando pronto al área blanquiazul, con Josu Hernáez (el mejor del partido) y Óskar Martín (novedad en el ataque sestaotarra en detrimento del organizador  Gutiérrez)  como protagonistas de este arranque ofensivo.

Sin embargo, cual efecto gaseosa, el juego del River perdió fuerza al cuarto de hora. El dominio verdinegro era estéril y ficticio, y los jóvenes jugadores del filial txuriurdin empezaba a trenzar tímidos contraataques, que ganaban en rapidez y precisión con el paso de los minutos. Pasada la media hora de juego, un cabezazo de Iker a la salida de un córner, que se marchó rozando el larguero, fue el preludio al gol donostiarra, que llegaría en el minuto 36 de encuentro. Balón que le llega a  Oyarzun, quien controla y profundiza hasta la frontal del área, desde donde lanza un fuerte chut  que se cuela ajustado al palo izquierdo de la portería de Montero.

La tarde fría en Sestao se hizo aún más fría para la parroquia verdinegra, que volvía a ver negro el panorama para los suyos (y no sólo porque los focos iluminaran ya el balndo césped de Las Llanas). El gol fue un mazazo para los jugadores locales, que siguieron sin dar atisbos de reacción, y para José Luis Ribera, que recibió el descanso como el  "tiempo muerto" que solicitan los entrenadores de baloncesto cuando quieren reconducir táctica y anímicamente a su equipo.


Debió de ser buena la charla del míster local, porque el equipo salió con nuevos bríos tras el descanso. El bullicioso Silas reclamó el primer penalty de la tarde por unas presuntas manos en el área donostiarra, y poco después era Josu Hernáez, desde la otra banda, el que aprovechaba un saque rápido de banda de Apráiz para internarse y disparar al lateral de la red.

Para no perder presencia ofensiva, Ribera apostó entonces por una variante táctica, introduciendo a Jokin como segundo punta, en sustitución de uno de los dos mediocentros, Unai Calvo, retrasando la posición de Solabarrieta como acompañante de Larrazábal. Este cambio supuso definitivamente que el partido se rompiese, y que durante unos minutos el filial blanquiazul pudiese sentenciar el partido en uno de sus rápidos contraataques. Una oportunidad que tuvieron diáfana en el min. 65 cuando el  lateral derecho Apraiz pierde un balón a pies de Oiarzun, el centrocampista txurirudin se interna, y su pase de la muerte no es aprovechado por su compañero Barcina para batir a puerta vacía la meta del Sestao.

Y como suele cumplirse en estos casos, el que perdona la paga, y apenas tres minutos después el River igualaba la contienda merced a un gol fantasma, tan polémico como precioso, obra de la referencia ofensiva de los verdinegros, Josu Hernáez. El  7 del Sestao, en una hábil jugada personal, llega hasta la frontal del área, y viendo a Royo ligeramente adelantado, se detiene para colocar el balón en vaselina.  El balón envenenado, tras pegar en el larguero, parece salir rebotado habiendo rebasado la línea de gol, siendo concedido por el árbitro a instancias de su juez de línea, a pesar de las reiteradas protestas de jugadores y banquillo donostiarras.

El gol volvió a ser un punto de inflexión en el partido, en este caso para el equipo local, que, espoleado por su afición se lanzaba con entusiasmo a por una nueva remontada en casa. Faltaban 20 minutos, y ni siquiera los tres cambios en la zona de vanguardia efectuados por Kodro surtieron efecto positivo en los visitantes, que comenzaban a resignarse con el empate como mal menor.

Era el momento para Óskar Martín, protagonista en casi todas las oportunidades restantes. Un chut al poste tras encarar al portero visitante, un remate de cabeza que se fue rozando el palo, y sobre todo una polémica acción en la que todo el campo reclamó como penalty un empujón recibido por el "Rifle" de Zumárraga en el área.

Pero estaba visto que hoy no era tarde para la épica, y  el colegiado pitaba el final antes de los cinco minutos de descuento estipulados, dejando a medias la remontada del River.y con un mal sabor de boca a ambos equipos. Al Sestao, porque con 18 puntos no consigue alejarse de los puestos peligrosos de la tabla y su juego comienza a generar dudas en un sector de la afición, y al Sanse, porque, aun con 3 puntos más que su rival, acumula ya 6 jornadas reñido con la victoria.

 

 

#DESTACADOS   VAVEL2B

 

DEMARCACIÓN SESTAO RIVER PUNTOS REAL SOCIEDAD  B PUNTOS
PORTERO MONTERO 1 ROYO 1
DEFENSA TERRON 2 ZALDÚA 2
CENTROCAMPISTA JOSU HERNÁEZ 16 OYARZUN 12
DELANTERO OSKAR MARTIN 2 BARCINA 2