Intratables en casa

El Real Oviedo golea a un valiente Celta B en lo que supuso su novena victoria consecutiva en el Carlos Tartiere. Abasalo jugó de inicio y anotó su primer gol con el equipo azul. Los jugadores oviedistas saltaron al campo con camisetas de apoyo a Xavi Moré tras su grave lesión del pasado domingo en el Salto del Caballo. (Foto: Real Oviedo SAD. Abasolo celebra el segundo gol del partido).

Intratables en casa
Real Oviedo
3
0
Celta de Vigo B
Real Oviedo: Lledó; Owona, Negredo, Juanma, Álvaro; Abasolo (Juanpa, min. 75), Pelayo, Aitor Sanz, Nano; Manu Busto (Rubiato, min. 86) y Martins (Oscar Martínez, min. 66)
Celta de Vigo B: Rubén; Jony, Víctor Vázquez (Marcos, min. 75), Héctor, Maceira (Sumy, min. 69); Capó, Pillado; Lede (Borja, min. 55), Jota, Juanma; y Manteca
MARCADOR: 1-0, min. 39, Héctor (pp.). 2-0, min. 53, Abasolo. 3-0, min. 55, Nano.
ÁRBITRO: Hermosilla Alaña (Comité Riojano). Amonestó a los jugadores locales Martins y Pelayo; y a los visitantes Maceira, Capó y Lede.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 22ª jornada de 2ªB, Grupo I, en el estadio Carlos Tartiere. 6.305 espectadores en las gradas. Césped blando y en mal estado. Agustín Iglesias Caunedo, alcalde de Oviedo, presenció el encuentro desde el Palco Presidencial.

El Real Oviedo volvía a casa con las ganas de resarcirse de su dolorosa derrota ante el Toledo en su último desplazamiento. Enfrente tenía a un Celta B que buscaba dar la campanada en un estadio complicado. El filial celeste demostró sus ganas durante todo el partido, pero no fue capaz de superar al conjunto carbayón, que cerró el partido con 3 goles antes de que se cumpliese una hora de juego.

Pacheta devolvía la titularidad a Owona tras cumplir su sanción, y daba una oportunidad a Abasolo, que ocupó de inicio la posición de interior derecho en detrimento de Jandrín. El canterano azul estaba siendo un habitual en el equipo titular desde la lesión muscular que sufrió Xavi Moré en diciembre, cuajando grandes actuaciones.

El equipo vigués comenzó el partido con intensidad, tratando de tú a tú a los azules, que no se sentían cómodos. Los dos equipos se repartían ocasiones más o menos claras, pero ninguno era capaz de abrir el marcador. Con el paso de los minutos, los de Pacheta fueron cogiendo más confianza, hasta que Nano, en una buena jugada individual en la banda, puso un fuerte balón en el área, que Héctor, muy presionado por Martins, enviaba al fondo de su propia portería.

Tras el descanso, y con el marcador a favor, el Oviedo salió muy confiado y se hizo con el control del partido, superando con claridad a un Celta B al que le pesaba demasiado el gol en contra. Esta superioridad se vio materializada con 2 goles en apenas 3 minutos. Abasolo resolvía muy bien en el área, deshaciéndose de un defensa, y chutaba al palo largo de la portería de Rubén para hacer el 2 a 0. Gran partido del jugador vasco, que recibió los aplausos de la grada tras una primera vuelta difícil para él, en la que disfrutó de muy pocos minutos.

Nano culminó la goleada 2 minutos después tras un gran contraataque elaborado entre él y Manu Busto, que finalizó con una vaselina imparable para el portero visitante. Un auténtico golazo que suponía el mazazo definitivo para el filial vigués.

Con esta victoria, el Oviedo mantiene la tercera posición y se coloca a 1 solo punto del Lugo, segundo, y a 4 del Real Madrid Castilla, líder del Grupo I de 2ªB.