Alcoyano 1-3 Murcia: se agotaron las reservas de ilusión de una afición “harta”

El Murcia se llevó los tres puntos de El Collao y demostró una efectividad perfecta, ya que aprovechó las escasas llegadas a la meta de Dorronsoro. Los visitantes consiguen prácticamente la permanencia, mientras que condenan al Alcoyano al descenso, cada vez más cerca para el equipo alicantino. Los blanquiazules acabaron abucheados por una afición indignada.

Alcoyano 1-3 Murcia: se agotaron las reservas de ilusión de una afición “harta”
Foto: (as.com)
Alcoyano
1
3
Murcia
Alcoyano: Dorronsoro; Pina, Rojas, Fran Miranda, Morcillo (Carrión, min. 46); Álvaro, Xavi Molina, César Remón, Gato (Wellington, min. 68); Paco Esteban (Choco Lozano, min. 72) y David Torres.
Murcia: Javi Jiménez; Molinero, Jorge, Oriol, Óscar Sánchez; Albiol, Richi, Cerrajería, Pedro (Isaac, min. 67); Emilio (Iturra, min. 74) y Cristian (Borja, min. 81).
MARCADOR: 0-1, min. 31, Pedro. 1-1, min. 39, Gato. 1-2, min. 75, Isaac. 1-3, min. 90, Borja.
ÁRBITRO: Hernández Hernández (colegio canario). Amonestó a los locales Paco Esteban y Fran Miranda y a los visitantes Richi, Pedro, Oriol y Cerrajería. Expulsó al visitante Richi tras ver la segunda amarilla (min. 72).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 39 de Segunda División, disputado en el campo de El Collao ante 3.709 espectadores. El 10% de la recaudación en taquilla se destinará a los afectados por el terremoto de mayo de 2011 en Lorca (Murcia).

El técnico Luis César ya había aludido, en la rueda de prensa previa al partido, a lo “harta” que estaba la afición al no ver ganar a su equipo, y confiaba todavía en salvar la categoría. Pero para cansarse de unos jugadores que han llevado al Alcoyano, 43 años después, a la división de plata, hace falta más que perder partidos. Al alcoyanista le fastidia la pasividad defensiva, demostrada hoy en los tres tantos del Murcia; le molesta la actitud de muchos jugadores, incapaces de concentrarse durante los 90 minutos; y por supuesto, se indigna al ver que cada oportunidad que se tiene para lograr el milagro de la permanencia se convierte en una bajada de peldaño hacia 2ªB.

El partido empezó con una tarjeta amarilla a Paco Esteban a los veinte segundos. Este indicaba que las ganas y el ímpetu no faltarían. Pero con sentimiento y sin juego nadie consigue sus objetivos.

El Alcoyano arrinconó al Murcia en su campo durante prácticamente la primera parte, pero sin llegar de forma clara, hasta que la mejor aproximación, llevada a cabo por Gato y David Torres, acabó con un contraataque perfecto del Murcia. Primera internada por banda derecha, centro de Albiol y gol de Pedro, que remató solo en el segundo palo.

Pero el local Gato quiso que los aficionados cenaran tranquilos y poco antes del descanso se sacó un potente disparo cruzado, que tras tocar el guardameta Javi Jiménez, se coló por la escuadra izquierda.

La reanudación del juego supuso una subida de tensión en ambos conjuntos. Álvaro y Pedro protagonizaron varios roces que evidenciaban el nerviosismo de no conseguir adelantarse en el marcador. Mientras, el balón seguía en los pies de los alcoyanistas, pero las llegadas al área morían sin convertirse en ocasiones.

En el minuto 72, el visitante Richi fue expulsado por doble amarilla, pero la superioridad numérica no le sirvió para nada al Alcoyano, ya que tres minutos después, otra contra del Murcia acabó con el balón dentro de la portería. Segunda internada de Albiol por banda derecha, centro y gol de Isaac. De nuevo una autopista por la banda derecha del ataque murciano que el central Rojas no supo tapar. El otro central, Miranda, no supo despejar un balón flojo y raso.

Marcador adverso y poco tiempo de margen. Pero más que ir a por el partido, los de Luis César no sabían qué hacer con el esférico. Pases sin destinatario, despejes mal calculados… Un cúmulo de despropósitos cuyo zenit fue el tercer gol del Murcia. Mientras varios jugadores reclamaban al árbitro la pérdida de tiempo de los visitantes, estos sacaron por sorpresa un córner en corto, y Borja hizo la tercera internada por la derecha para marcar casi sin ángulo.

Tres entradas por la derecha, prácticamente tres ocasiones de gol y un 1-3 que hace justicia a una efectividad aplastante, facilitada además por la, una vez más, endeble, lenta e inexperta zaga del Alcoyano.