El Celta ya es de Primera tras empatar con el Córdoba

Tanto a Celta como al Córdoba les valía el empate para sus intereses; los vigueses para ascender directamente a Primera División y los cordobeses para obtener la clasificación matemática para disputar los Play Off de ascenso. Así las cosas, el marcador no se movió y ambos equipos cumplieron los objetivos que traían para este encuentro. La fiesta esta noche estaba en las gradas del vetusto Balaídos.

El Celta ya es de Primera tras empatar con el Córdoba
Balaídos fue una fiesta antes, durante y tras el partido (Tomás Rodríguez Ontiveros)
R.C. Celta
0
0
Córdoba C.F.
R.C. Celta: Sergio, Hugo Mallo, Oier, Túñez, Roberto Lago, Borja Oubiña, Álex López, De Lucas, Mario Bermejo (David Rodríguez, min. 85), Orellana (Joan Tomás min. 67), Iago Aspas (Natxo Insa, min. 75).
Córdoba C.F.: Alberto García, Fernández, Tena, Ximo Navarro (Alberto Aguilar, min. 23), Fuentes, López Garai, Borja (Airam Cabrera, min. 64), López Silva, Carlos Caballero (Vico Villegas, min. 55), Dubarbier, Patiño.
MARCADOR: Ninguno.
ÁRBITRO: Alejandro Hernández Hernández, del comité de Las Palmas. No mostró tarjetas durante el encuentro.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 42 de la Liga Adelante, disputado en el Estadio Municipal de Balaídos, ante 31.024 espectadores, según datos del club, la mejor entrada de la temporada. Tarde agradable para la disputa del partido, 18 grados al incio y terreno de juego en buenas condiciones.

El Celta de Vigo y el Córdoba empataron su encuentro disputado esta tarde en Balaídos, a cero goles. El partido visto esta tarde en Vigo fue tedioso y ninguno de los dos equipos dio la impresión de querer imprimir el máximo nivel al que nos tienen acostumbrados, quizás por miedo a obtener un resultado que les perjudicase sus intereses.

Tal vez el Córdoba dio muestras de querer algo más y, en algunas fases del encuentro, realizó alguna presión sobre los jugadores del Celta, pero sin llegar a atemorizar en  ningún momento a los vigueses. Es más las dos únicas ocasiones del partido llegaron por el lado gallego.

Corría el minuto 27 del primer tiempo, cuando De Lucas centró al área andaluza, atajando por alto y sin problemas el portero Alberto García.

Y así se llegó al final de la primera mitad.

Y tras la reanudación, las cosas continuaron igual. Juego en el medio campo, pases verticales por parte de uno y otro conjuntos. La verdadera fiesta era la que ya se estaba viviendo en las gradas de Balaídos.

La única oportunidad con cierto peligro de la segunda parte corrió también a cargo de De Lucas, quien en el minuto 12 de este período centró al área para que la pelota acabase en las botas de un defensor andaluz, sin ningún defensor gallego presto al remate.

Tras esta jugada, el partido entró en una fase de tedio en la que ninguno de los dos conjuntos llegaba con verdadero peligro al otro área. Alberto García y Sergio Rodríguez eran meros espectadores en sus respectivas áreas.

Al público de Balaídos tampoco le importaba el pobre espectáculo, pues la fiesta estaba, como se dijo anteriormente, en el graderío. Sonaban las canciones tradicionales del celtismo y las noticias que llegaban de Valladolid contribuían a engrandecer la fiesta, pues cada gol del Guadalajara era celebrado como si se tratase de un gol de los locales.

Y tras el pitido final del árbitro, continuó la fiesta en Balaídos con actuaciones musicales y fuegos artificiales.

Con este resultado, el Celta asciende directamente a la Liga BBVA, segundo en la clasificación, con 85 puntos, mientras que el Córdoba se clasifica para los play off de ascenso, con 71 puntos, en la sexta posición.

Cabe destacar que, por primera vez en la historia del fútbol gallego, Deportivo y Celta ascienden a la Primera División conjuntamente, los herculinos como campeones de la división, con 91 puntos, récord absoluto en la Liga Adelante.

Fotografía: Balaídos fue una fiesta antes, durante y tras el partido (Tomás Rodríguez Ontiveros)

Así te lo hemos contado en Vavel.

Puntuaciones del Celta de Vigo.