Manolo Saiz destapa el entramado de Blu Sistemas

El consejero deja entrever que él y sus compañeros fueron obligados a firmar un contrato para ceder todos los derechos del Racing a esta empresa de dudosa procedencia.

Manolo Saiz destapa el entramado de Blu Sistemas
Los nuevos consejeros del Racing en las oficinas del Sardinero (Foto DM.)

Una historia más de ciencia ficción, es la que se vive hoy en el seno de la entidad racinguista. Y es que sale a la luz la enésima jugada de Francisco Pernía y Álvaro Lavín “Harry”, con la que nadie sabe qué es lo que se pretende de la mano de estos dos individuos.

Según explica Manolo Saiz, el contrato llegó por correo electrónico a todos los consejeros, para ser firmado y poder transferir todos los apartados del club, a excepción del deportivo a la empresa Blu Sistemas y Proyectos S.L. que según se ha podido comprobar consta de una escasa actividad mercantil hasta la fecha y no posee los miembros necesarios para realizar una acción de tal calibre. “No hubo otras opciones, era esta empresa porque sí, sin concurso ni consultas previas. Y había que firmarlo de un día para otro, junto a otros muchos asuntos. Estaba elegida a dedo por Pernía y por Ángel Lavín, Harry”, destaca el mandatario racinguista, que se negó a firmar dicho documento.

Ángel Lavín por su parte ha aseverado que se contrata esta empresa para paliar puntas de producción, servicios que no hacen falta habitualmente, para realizar trabajos de días puntuales, apuntando que la recomendación de esta empresa venía de la mano de José Campos, el cual lo ha negado rotundamente indicando que ni tan siquiera conoce esa empresa, ni a lo que ella se dedica, volviendo a dejar en evidencia al presidente y su plan oculto urdido con Pernía. No se conocerán presupuestos ofrecidos al club, ni planes de gestión, ni los proyectos que han movido al club a confiar en Blu Sistemas ya que “Harry” se ha negado a mostrarlos.

“Ese contrato es escandaloso, es como entregar la cuchara del club”, explican fuentes internas del Racing. Expertos jurídicos consultados dictaminan que: “Es difícil pensar que una empresa como esta, que no dispone de medios materiales ni humanos reconocidos, ni recursos propios iniciales para gestionar las necesidades del Racing, pueda cumplir con todas estas misiones”.

El todavía consejero del club, Manolo Saiz, comenta preocupado que: “Cuando algo se otorga sin sacarlo previamente a concurso siempre crea dudas y genera preocupación. Habiendo ya varias personas válidas en el club, capacitadas para gestionarlo, no tiene sentido subcontratar a nadie”. Una vez más el Racing vuelve a encontrarse con un escenario complicado en el que todo el mundo intenta sacar provecho antes de que se muera la gallina de los huevos de oro.