Fabri se impacienta

Fabri se impacienta

Negociaciones que parecían cerradas hace semanas se enredan y se complican, impidiendo completar la plantilla a pocos días del inicio de liga, lo que provoca nerviosismo en el entrenador del Huesca.

La lentitud en los movimientos del Huesca en el mercado de transferencias y las malas sensaciones del equipo en los últimos partidos de pretemporada inquietan al técnico azulgrana, que en los últimos días ha mostrado su contrariedad ante los problemas que están surgiendo en la llegada de nuevos jugadores.

Tras el triangular disputado en Teruel, donde el Huesca se enfrentó al conjunto local y al Levante empatando ambos partidos a cero, el entrenador gallego mostró su descontento por la tardanza con la que están llegando los últimos jugadores que completen el equipo. La llave de muchas de las operaciones parece estar en manos de Omar Ramos, cuyo futuro se ha convertido en un autentico culebrón en las últimas horas.

El jugador, que pertenece al Tenerife, quiere abandonar el club chicharrero para jugar en el Valladolid de Primera División. Sin embargo, los pucelanos no pueden asumir su fichaje al estar inmersos en un proceso concursal y aquí es donde aparecería la S.D. Huesca, que estaría dispuesta a fichar al jugador y cederlo durante una temporada al Valladolid, a cambio de varios jugadores, que llegarían al Huesca también en calidad de cedidos.

Esta complicada operación a tres bandas tiene una gran cantidad flecos que están ralentizando en gran medida el traspaso. El Huesca quiere obtener los derechos del jugador de forma gratuita y conseguir las mejores condiciones en las llegadas de los jugadores procedentes del Valladolid.

El Tenerife, reticente a dejar escapar un jugador tan valioso de forma gratuita, quiere asegurarse un buen porcentaje de un hipotético traspaso futuro del jugador, que compartiría con el Huesca. Mientras que el Valladolid se quedaría con una opción de compra para la temporada 2013/2014. De no ejecutarse, el jugador volvería a la S.D. Huesca.

Entre todo el laberinto de negociaciones, Bahía Internacional, agencia a la que pertenece el jugador, es la que está moviendo todos los hilos para que la operación llegue a buen puerto.

Gustan Lázaro y Marquitos

El club oscense estaría dispuesto a llevar a cabo la operación siempre y cuando el Valladolid cediera a varios de sus jugadores, como Carlos Lázaro o Marquitos. El principal problema, y uno de esos “flecos” que más están ralentizando la operación, reside en el sueldo de estos jugadores, que tras el ascenso del club pucelano a Primera División se ha visto incrementado y el Huesca no puede asumirlo.

De solucionarse estos problemas, esta extraña operación estaría mucho más cerca de cerrarse, aunque habría que contar también con la opinión de los jugadores.

Carlos Lázaro ya ha manifestado que de no contar para Djukic no veria con malos ojos salir cedido, y el Huesca seria una de sus preferencias. El medio ya conoce el club, en el que milito los últimos meses de la temporada pasada, por lo que su adaptación seria rápida.

En el caso de Marquitos las dudas son mayores. El Huesca necesita un jugador de su perfil para ocupar la banda izquierda, pero varios clubes le siguen de cerca y es probable que existan más problemas para convencerle.

Goikoetxea se retrasa

Otra de las negociaciones que parece interminable y que tanto está molestando a Fabri es la de Alex Goikoetxea. El central, perteneciente al Granada, parecía fichado hace varios días pero su traspaso se ha paralizado debido a problemas con el conjunto andaluz.

Las negociaciones siguen en marcha y se espera que finalmente el fichaje pueda cerrarse en las próximas horas.

Otras opciones en el mercado

Debido a la dificultad en las operaciones en las que trabaja el Huesca, la secretaria técnica del club oscense se ha puesto a rastrear el mercado en busca de otros jugadores. El principal objetivo es apuntalar la banda izquierda, aunque también se buscan jugadores para la defensa y el medio.

En los últimos días ha vuelto a aparecer el nombre de Felipe Sanchón, un “clásico” de todos los veranos en Huesca y que viene sonando desde que el conjunto oscense llegó a Segunda División.  El extremo catalán, viejo conocido de Fabri con el que coincidieron en el Granada, ha sido descartado por el Hércules y se le busca salida. Sin embargo, su alto salario parece un inconveniente insalvable para su llegada a tierras aragonesas.

Otro de los jugadores que ha sonado en los últimos días es el de Xavi Annunziata. El jugador de Osasuna no cuenta para Mendilibar y el club rojillo le busca salida. Muchos equipos de la División de Plata están interesados y el jugador ha sido ofrecido al Huesca, aunque parece que a Fabri no termina de convencerle, por lo que su llegada es complicada.