Lázaro a Huesca y Omar a Valladolid

Lázaro a Huesca y Omar a Valladolid

Se confirma la llegada de Carlos Lázaro, que regresa a Huesca para apuntalar la medular del conjunto dirigido por Antonio Calderón tras la reciente espantada de Fabri.

Se confirma la llegada de Carlos Lázaro, que regresa a Huesca para completar la medular del conjunto dirigido por Antonio Calderón tras la reciente espantada de Fabri.

La interminable “operación tribanda” entre Tenerife, Huesca y Valladolid, cuyo principal protagonista era Omar Ramos y que durante días parecía estar estancada, finaliza con la llegada del jugador canario a Pucela y la vuelta de Carlos Lázaro al club altoaragonés, aunque puede que estos no sean los últimos movimientos dentro de esta operación.

De esta forma se resuelve uno de los mayores culebrones de lo que va de pretemporada, en el que se han invertido muchas horas de negociación para poder cerrar todos los flecos de una compleja maniobra, dirigida principalmente por la empresa de representación Bahía Internacional.

Finalmente, el Tenerife rescindió el contrato de Omar dejándole libre, pero guardándose una parte sustancial de los derechos del jugador ante un futuro traspaso. Tras esto, el jugador fichó por el Huesca y automáticamente fue cedido al Valladolid, que se guarda una opción de recompra por el jugador.

Dentro de este trato aparecía el nombre de varios jugadores del Valladolid, que podían salir cedidos al Huesca como compensación por la cesión de Omar al conjunto dirigido por Djukic. De entre todos, el primero en poner rumbo al club azulgrana ha sido Carlos Lázaro, donde ya jugó en calidad de cedido el último tramo de la temporada, dejando grandes sensaciones pese a sus muchos meses de inactividad por las lesiones.

Así pues, el equipo ahora dirigido por Antonio Calderón apuntala su centro del campo con un jugador polivalente, que puede ocupar varias zonas del terreno de juego y en el que se tienen grandes esperanzas, siempre y cuando las lesiones le respeten.

Junto a Carlos Lázaro, desde Valladolid podría llegar algún jugador más dentro del mismo entramado de negociaciones, aunque el alto sueldo de los jugadores vallisoletanos es un gran obstáculo. Uno de los que ha sonado con más fuerza es Marquitos, aunque parece que al extremo balear no le agrada la idea de jugar en Huesca y esta opción parece complicada.  De no producirse la llegada de Marquitos, el Huesca debería seguir peinando el mercado en busca de un extremo izquierdo, ya que no dispone de ningún jugador específico en esta posición.

Además de un extremo, el club sigue buscando refuerzos para la zona defensiva. Es prioridad encontrar un lateral izquierdo que supla la baja del recién lesionado Rubén Párraga, que tras romperse los ligamentos de su rodilla ya ha sido intervenido quirúrgicamente y pronto comenzará su recuperación. La lesión del lateral ha sido un gran contratiempo para el club azulgrana, que tiene que moverse rápido para cerrar cuanto antes a un jugador que ocupe esa demarcación.

El Huesca sigue sin ganar en pretemporada

Ayer el Huesca disputó en tierras tudelanas el sexto partido de preparación frente al equipo local, el C.D. Tudelano. El partido, marcado por el intenso calor, era el primero de Antonio Calderón tras la marcha de Fabri, aunque el técnico gaditano únicamente se sentó en el banquillo durante la segunda parte.

Calderón utilizó el partido para probar distintas variables tácticas y diferentes jugadores, destacando por encima del resto el uso en la segunda parte de una dupla ofensiva formada por Tariq y Novo, que por momentos hicieron especular con que quizás Antonio Calderón vuelva a usar una pareja ofensiva como ya hiciera en su primer año en el Huesca, con Rubén Castro y Roberto.

El partido finalizó con empate a un gol. Juanjo Camacho adelantó al conjunto azulgrana, pero poco después un viejo conocido de la afición oscense, David Pérez Rubio, hizo el definitivo 1-1. De esta forma, el Huesca sigue sin conocer la victoria durante la pretemporada, sin contar el partido-entrenamiento llevado a cabo frente al Alto Ésera.

La siguiente oportunidad de conseguir por fin la victoria será el día 11 frente al Logroñés, ya con Carlos Lázaro en el equipo y quién sabe si con alguna otra incorporación.