El Villarreal se atraganta con un buen Huesca

Senna y David López fueron los autores de los goles en el 1-1 entre Villarreal y Huesca, en un buen partido de los visitantes, que por minutos dominaron al poderoso conjunto amarillo, que sigue sin demostrar la superioridad que se esperaba en su regreso a la Segunda División.

El Villarreal se atraganta con un buen Huesca
Los jugadores del Huesca celebrando el gol del empate. Foto: as.com
Villareal C.F.
1
1
S.D. Huesca
Villareal C.F.: Villarreal CF: Juan Carlos, Mario, Mellberg, Musacchio, Jaume Costa, Senna, Canteros (Toribio Min. 46), Cani (Pablo González), Trigueros, Gerard Bordas (Pandiani Min. 64), Cavenaghi
S.D. Huesca: SD Huesca: Luis García, Sergio Díaz (Caros Diogo Min. 85), Rivas, Álex Pérez, David López, Llamas, Carlos Lázaro, Camacho, Jorge Larena, Annunziata (Tarik Min. 74) y Borja (Jokin Min. 74)
MARCADOR: 1-0, Min.10: Senna. 1-1, Min. 30: David López
ÁRBITRO: Figueroa Vázquez (Colegio Andaluz) Estuvo bien. Aplicando muy bien la ventaja y sin complicaciones en las áreas. Tarjetas amarillas para los locales Mellberg, Pandiani y para los visitantes Carlos Lázaro
INCIDENCIAS: Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada, del campeonato de liga de segunda división. Encuentro disputado en el campo del Madrigal con presencia de unos 7.000 aficionados.

El Huesca volvió a demostrar ayer en el Madrigal que es un equipo duro y difícil de ganar, ante un Villarreal desdibujado en la primera parte y al que le costó mucho crear peligro en la portería azulgrana. Con este empate, el Huesca sigue su buena racha fuera de casa y consigue puntuar frente a uno de los equipos mas fuertes de la categoría como ya hiciera hace unas jornadas frente al Elche en el Alcoraz.

Tanto Villareal como Huesca presentaban diversas variaciones en sus onces iniciales, debido a las bajas. Julio Velázquez hizo debutar al argentino Canteros en la medular, mientras que Calderón apostó por Álex Pérez y Annunziata para suplir las importantes bajas de Helguera y Núñez. El extremo cedido por Osasuna se colocó en el costado izquierdo, trasladando a Camacho al derecho, que de esta forma añadía una posición más a su amplio historial.
 
Precisamente, una indecisión entre el capitán y David López a la hora de sacar el balón desde la defensa, obligó a Lázaro a cometer una peligrosa falta en la frontal del área que aprovechó magistralmente Marcos Senna para adelantar al conjunto amarillo, con un precioso lanzamiento de falta que golpeó en el palo antes de introducirse en la portería de Luis García. El brasileño ponía el 1-0 en el luminoso cuando apenas se cumplía el minuto 11 de partido, poniendo el partido muy de cara para los locales.
 
Sin embargo, pese al gol, el Huesca no le perdió la cara al partido y siguió presionando fuertemente al Villareal. Mediada la primera mitad, en una falta provocada por esa intensa presión de los azulgranas llegaba el empate, tras un excelente centro de Camacho que era rematado por David López, que aprovechaba la superioridad física con su marcador para hacer el 1-1.
 
El empate hacia justicia a los buenos minutos azulgranas, ante un Villareal que no había sabido aprovechar su ventaja en el marcador. El Huesca, con superioridad numérica en el medio dominaba el balón y el partido, con un participativo Jorge Larena y con un doble pivote que ahogaba la salida del Villareal, con Senna desbordado y muy solo en el medio. 
 
El dominio del conjunto oscense estuvo a punto de permitirle irse con ventaja al descanso, pero Annunziata perdonó a los locales enviando su disparo alto cuando se encontraba completamente sólo delante de Juan Carlos, tras un gran pase de Borja.
 
Con el 1-1 se llegaba al final de los primeros 45 minutos. El Madrigal despedía a los suyos entre murmullos, tras ver como su equipo era incapaz de doblegar a un rival, a priori, muy inferior. 
 
En la reanudación, Julio Velázquez introducía a Toribio en el centro para cotrarrestar la superioridad azulgrana y acompañar a Senna. Este cambio táctico, unido al desgaste físico de los jugadores del Huesca tras el esfuerzo realizado en la primera mitad, permitió al Villareal hacerse dueño de la pelota y del partido.
 
La mejoría amarilla obligó al Huesca retroceder unos metros, lo que aprovechó el equipo local para acercarse a la portería defendida por Luis García. En uno de esos acercamientos, Cavenaghi estaba a punto de poner el 2-1 en el marcador, con un gran cabezazo que se topaba con el travesaño, con el portero ya batido.
 
Cuando mejor estaba el Villareal, Julio Velázquez agotaba sus cartuchos introduciendo al "rifle" Pandiani, para intentar aprovechar alguna de las llegadas del equipo al área rival. Sin embargo, el cambio debilitó al equipo en el centro, reduciéndose la producción ofensiva de los amarillos y dando oxígeno a un Huesca que esperaba agazapado en su área, un papel en el que se encuentra muy cómodo esta temporada.
 
El partido agonizaba y el Madrigal era testigo de como su equipo, con mas ganas que intención, era incapaz de doblegar la defensa azulgrana con un Rivas nuevamente espectacular.
 
De esta forma y con el 1-1 en el marcador, se llegaba el final del partido, con un reparto de puntos justo, a tenor de lo visto durante los 90 minutos en el terreno de juego, que permite al Huesca seguir arañando puntos en su lucha por la permanencia y que aleja al Villareal del líder de la categoría, el Elche, que de ganar su partido frente al Numancia se alejaría a 7 puntos de los amarillos.