Valencia-Villarreal: El derbi valenciano más tenso de los últimos años

Valencia CF - Villarreal CF // Mestalla // 21:00 // Jornada 37 // GolT, Canal+ Liga 2 y Vavel.com // Valencia y Villarreal se enfrentan en el que puede ser un partido clave en su corta pero intensa rivalidad. El Villarreal se juega la vida entera: quiere ganar para amarrar la permanencia y seguir con el sueño que Fernando Roig inició hace ahora 14 años con el primer ascenso a Primera División. El Valencia, ahora convertido en gran rival amarillo, intentará asegurarse la tercera posición que da acceso directo a Champions League a costa de complicarle la vida al Villarreal. Emery se despedirá de Mestalla en un partido que no podrán disputar dos de los pilares de ambos equipos, Roberto Soldado y Marcos Senna.

Valencia-Villarreal: El derbi valenciano más tenso de los últimos años
Valencia - Villarreal | 21:00

Año 1998, un equipo que hasta entonces había navegado entre Tercera División, Segunda B y Segunda, asciende a Primera División de la mano de las inversiones de Fernando Roig. Era el Villarreal, que desde una ciudad de poco más de 50.000 habitantes, comenzaba a despertar las simpatías de toda la geografía española y los primeros en demostrarlo fueron sus vecinos de Primera.

El Valencia y su afición se mostraban orgullosos de tener a otro equipo de la Comunidad en la máxima categoría del fútbol español y, además, las buenas relaciones entre ambos equipos estaban plasmadas en la política de cesiones que hicieron recalar en el Submarino a jóvenes promesas valencianistas como Andrés Palop o David Albelda.

Ese Villarreal bajó para subir un año después e iniciar una etapa de germanor (hermandad) entre castellonenses y valencianos en la que la convivencia fue ya no pacífica, sino de cercana amistad. Durante los primeros años de la década parecieron sentar raíces las paellas entre aficiones antes de los partidos y diversas actividades que conformaban un ambiente casi idílico.

Una germanor convertida en rivalidad máxima

Pero llegó una fecha clave en la historia del fútbol valenciano en el que todo cambió. El Villarreal estaba dejando de ser ese pequeño equipo de pueblo que se miraba con el afecto propio de un hermano mayor desde la capital del Turia. Sorprendentemente, en 2003, el equipo comandado por la increíble gestión de Fernando Roig había logrado clasificarse, mediante Intertoto, para jugar su primera Copa de la UEFA.

Y todo culminó cuando el Submarino Amarillo fue escalando en la competición y se plantó en semifinales. ¿Quién sería el rival? El Valencia. Cinco años después de su primer ascenso, el Villarreal tenía la intención de mirar frente a frente al Valencia, encaminado entonces hacia su segunda liga en tres años. En el equipo ché no acababan de comprenderlo y en el equipo castellonense disfrutaban inmersos en un sueño, toda amistad del pasado iba a quedar radicalmente convertida en un acérrimo antagonismo en apenas dos días, el 22 de abril y el 6 de mayo de 2004.

A principios de siglo, las buenas relaciones reinaban entre ambas aficiones

Finalmente, el Valencia ganó aquella semifinal (0-0 en El Madrigal y 1-0 en Mestalla) con un gol desde el punto de penalti de Mista y sofocó la rebelión amarilla que quiso invadir su territorio y arrebatar su hegemonía. Pero continuaron pasando los años, desaparecieron las comidas de germanor al tiempo que se instauraba una Guerra Fría entre las aficiones y el Villarreal siguió creciendo imparablemente. Tercer puesto en liga con bota de oro incluida para Forlán, semifinales de Champions League… Todo mientras el Valencia vagaba entre la clase media de la liga. La hegemonía había cambiado, el Villarreal había arrebatado la corona de las tierras levantinas al equipo taronja. Parecía mentira que esa ficticia corona solo tuviera 3 años de vida y que antes reinara solo la paz.

Con el tiempo, el Valencia ha recuperado su cetro y, a través de la historia, llegamos al día de hoy. Un día en el que, aunque suene muy triste, muchos valencianistas soñarán empujar hacia Segunda al Villarreal y otros tantos amarillos, por su parte, se relamerán si le complican la tercera posición al Valencia. Todo ello, por supuesto, acompañando como aliciente a sus propios objetivos.

Nunca debió haber sucedido pero quien está sobre el terreno sabe que, desgraciadamente, muchos (aunque no todos) piensan así. Sobre el terreno de juego quedará un derbi valenciano en el que realmente la tensión se puede cortar con un soplido, ya que ambos equipos se juegan demasiado y con demasiadas urgencias como para pensar en posibles derrotas rivales antes que en la propia supervivencia. El Villarreal necesita una victoria como agua de mayo, nunca mejor dicho, para certificar su permanencia en la Liga BBVA, y el Valencia buscará asegurar cuanto antes una tercera plaza que ha dado demasiados dolores de cabeza a la entidad.

Emery se despide de Mestalla…

Parecería mentira, mirando la clasificación, que, investigando, tengamos problemas para saber cuál de los dos conjuntos ha sufrido más problemas y ha pasado una temporada más turbulenta.

Con una afición extremadamente exigente como es la del Valencia, Unai Emery ha estado cuestionado prácticamente desde septiembre y hasta que, exhausto, anunció que no continuaría la próxima campaña. Todo ello pudiendo dejar al equipo como “campeón de la otra liga” y clasificado para Champions. Un continuo vaivén de críticas al juego del equipo y a sus decisiones desde el banquillo ha convertido Mestalla en una jungla indomable para el técnico vasco, que se despedirá hoy de la afición valencianista, previsiblemente, sin muchos aplausos y con pocos agradecimientos.

Unai Emery puede dejar al equipo tercero pese a ser objeto de las más duras críticas

El equipo quiere brindarle una última victoria para despedirse lo mejor posible de él, tal y como ha declarado Jonas Gonçalves. “Es el último partido de Emery en casa y queremos ganar por él”, dijo el ariete brasileño. En un día en el que, en otro estadio de la vecina del norte, Catalunya, se rendirá el más elegante homenaje a otro entrenador, Josep Guardiola, Emery observará cómo independientemente de si gana o pierde, la indiferencia reinará en su adiós.

... Con la intención de complicarle la vida a su posible equipo futuro

Entretanto, el mismo Emery jugará otro partido más, a parte del propio sobre el terreno de juego y el que jugará ante su afición. Y es que es posible que Emery se esté enfrentando hoy a partir de las 21:00 al que sería su equipo la temporada que viene si finalmente el Submarino se mantiene en primera.

Tal vez sea demasiado aventurado leer entre líneas, pero ya estamos a final de temporada y las palabras de Emery nunca son vacías, así que habría que examinar detenidamente una de las frases del técnico ayer en rueda de prensa.

Yo, personalmente, no quiero que el Villarreal baje”, aseveró Unai ambiguamente, añadiendo que pese a ello, hoy quiere ganar. Puede que ya se hayan estrechado contactos entre Fernando Roig y Emery, pero de momento hoy serán rivales y puede ser paradójico si finalmente el entrenador gana la partida y deja en el abismo al Villarreal y con ello su posible futuro.

Con la baja de Soldado, a amarrar la tercera plaza

Sin duda, el objetivo para el equipo de la capital valenciana será la victoria y, para ello, no podrá contar con su mejor hombre, Roberto Soldado. Una contractura cervical será la culpable de que el delantero valencianista no sea una de las muchas amenazas que puede tener el Villarreal hoy. En su lugar, el técnico de Hondarribia formará previsiblemente con dos hombres al frente del ataque. Jonas y Aduriz serán los encargados de derribar la muralla de Diego López y, de paso, reivindicarse para la futura campaña ante Mestalla.

Feghouli vuelve a la convocatoria, Jordi Alba también puede decir adiós a Mestalla

También puede ser el último partido en Mestalla de hombres importantes en los últimos años como Jordi Alba, señalado como principal objetivo culé para la era Tito. El lateral izquierdo formará en su banda izquierda y con él, en la defensa, Rami, Ricardo Costa o Víctor Ruiz, y Barragán.

Por otra parte, en el centro del campo, la baja de Parejo, que dio positivo en un control de alcoholemia superando casi el triple de la tasa permitida, será cubierta por el capitán David Albelda y Tino Costa. En las bandas, Feghouli volverá a los terrenos de juego acompañando a Pablo Hernández.

Un Villarreal motivado como nunca puede certificar la permanencia

En frente estará el Villarreal de un Lotina que ha logrado cambiar, por fin, el estado de ánimo amarillo. El Submarino llega al derbi ilusionado como nunca se podría haber imaginado en esta temporada, en la que todo parecía irrevocablemente abocado a la desgracia permanente. La victoria en Gijón hace soñar al Villarreal con lograr la permanencia hoy a las once de la noche cuando acabe el partido en el viejo campo de Mestalla. El derbi puede servir para cerrar las penas y olvidar la desastrosa temporada que está obligando al equipo a bregar hasta el final para conseguir la salvación.

Así pues, una victoria hoy aseguraría matemáticamente que el Submarino Amarillo de Fernando Roig podrá continuar en Primera División para volver a luchar por los objetivos de un pasado no demasiado lejano. Miguel Ángel Lotina está sabiendo llevar el timón del Submarino y ha querido quitarle tensión al partido, mostrándose seguro de las capacidades de sus jugadores.

3 puntos separan al Submarino de la permanencia matemática

“El equipo tiene muchísima confianza ahora mismo, esa es la clave”, declaró el técnico. “Los jugadores saben de su potencial y eso es muy importante en este momento”, culminó haciendo referencia a que la plantilla ha recuperado su fe en ellos mismos, después de una temporada en la que los nervios les han privado de encontrar su propia calidad.

Hoy, sin el eterno capitán, Marcos Senna

Pero, para lograr la victoria y con ella el objetivo final, el Submarino Amarillo deberá luchar sin su guía moral y casi espiritual, ese hombre que nunca abandona la nave y siempre mantiene la calma si las cosas van mal. El capitán Marcos Senna dejará huérfano hoy el centro del campo del Villarreal al resentirse de los problemas en los isquotibiales que le hicieron abandonar antes de tiempo el partido de El Molinón. Es todavía un misterio quién será el encargado de sustituirle (o, al menos, intentarlo) y Lotina duda entre retrasar a Borja Valero, adelantar a Musacchio e incluso alinear de inicio a Wakaso, recuperado contra todo pronóstico del ostracismo.

Bruno Soriano, que también es objeto de rumores que le sitúan en el estadio de la valenciana Avenida de Suecia la próxima temporada, será el encargado de poner la veteranía en el campo en ausencia de Senna. El resto del equipo será probablemente el mismo que formó en Gijón para vencer al Sporting. Y es que gran parte de la afición amarilla asegura que, de jugar como en El Molinón, hoy se conseguirá la permanencia.

Wakaso podría ser titular por primera vez

Para completar la convocatoria, el técnico de Meñaka ha convocado a todos sus hombres disponibles. Cani sigue de baja por sus problemas en el tobillo, Rossi no verá el césped hasta febrero de 2013 y Marchena y César son baja por sanción. Joan Oriol, por contra, es la noticia positiva de la jornada al volver a la convocatoria, aunque su lugar en el once lo ocuparía previsiblemente el lateral del filial Jaume Costa.

El detalle del partido lo pondrán los jugadores del Villarreal, que lucirán el nombre de sus madres en la camiseta en vez del suyo, homenajeándolas en vísperas del Día de la Madre.

Olor a derbi, olor a partido grande

Con las credenciales de haber recuperado parte de sus señas de identidad al tiempo que la ilusión ha vuelto por tierras castellonenses, el Villarreal se bajará del autobús hoy en Mestalla, después de recorrer los 60 kilómetros que separan ambas ciudades, para disputar un vibrante derbi que, rivalidades aparte, promete ser el más intenso y emocionante de los últimos años.

Puede que hoy se firme otro de esos capítulos de la corta pero intensísima historia de la rivalidad vecinal de dos conjuntos que, siendo objetivos, han hecho mucho por el fútbol español en esta primera década del siglo XXI. Ojalá traduzcan estas palabras en buen juego a partir de las nueve de esta noche.

Convocatorias

Valencia C.F.: Guaita, Diego Alves; Barragán, Bruno, Rami, Víctor Ruiz, Jordi Alba; Albelda, Topal, Maduro, Tino Costa, Feghouli, Pablo Hernández, Bernat, Piatti; Jonas, Paco Alcácer y Aduriz.

Villarreal C.F.: Diego López, Diego Mariño; Gonzalo, Joan Oriol, Musacchio, Ángel, Zapata, Mario Gaspar, Catalá, Jaume Costa; De Guzmán, Hernán Pérez, Castellani, Camuñas, Wakaso, Borja Valero, Bruno Soriano; Nilmar, Marco Ruben y Martinuccio.

Posibles alineaciones

Valencia C.F., S.A.D. 4-4-2 football formation Villarreal C.F., S.A.D. 4-4-2 football formation