España vence sin sudar ante un Puerto Rico que se conformó con la derrota por la mínima

España vence sin sudar ante un Puerto Rico que se conformó con la derrota por la mínima

El equipo español llegaba a Sudamérica para disputar un amistoso que atendía fines económicos. El rival, muy inferior, demostró que su nivel dista mucho de poder competir en 90 minutos contra España. El partido fue apático por momentos, tan solo nos dejó cinco minutos donde España apretó el acelerador y, por mediación de Cazorla y Cesc, sentenciaron el partido al filo del descanso. Cintrón puso el picante en el único tiro de Puerto Rico, el cual se conformó con no salir goleado.

Puerto Rico
1 2
España

Con los últimos éxitos logrados por la selección española, el caché de la misma sigue alcanzando cotas desconocidas. Esto origina amistosos incentivados por grandes sumas de dinero, como el de México después de la consecución del Mundial o el de Puerto Rico, tras hacerse con la segunda Eurocopa consecutiva, algo insólito en una España que vive su momento de auge en el fútbol.

Se presentaba Puerto Rico, una selección menor con un potencial muy por debajo del de España. Tan solo un puertorriqueño (Gaudette, en el New York Red Bull) milita en un equipo profesional y la incapacidad de hacer un gran papel en la Copa América o conseguir la clasificación para el Mundial demuestra el nivel del combinado entrenado por Jeaustin Campos.

El encuentro, inusual y para muchos aficionados españoles innecesario (en tres días comienza la Liga), comenzaba en un estadio que no se llenaría demostrando que el fútbol no es el deporte mayoritario en Puerto Rico. Del Bosque apostaba por un mediocentro único y muchos cambios, dando oportunidad a los que menos minutos disponen. Reina era el ejemplo más claro. Cazorla era el encargado de ayudar a Xabi Alonso de crear el balón, pero sin tener a ningún rival que le incomodase en dicha función. Desde el minuto uno Puerto Rico dio la sensación de buscar un partido rocoso.

Poco tardaría España en crear peligro. En un córner botado por Cazorla desde la banda derecha, Piqué, prácticamente sin oposición, remataba a placer para buscar el primer gol. Sin fortuna, el jugador culé comprobaba cómo el cuero se estrellaba contra el poste, para que luego la defensa despejase el peligro.

En el minuto 18, aún con el marcador sin estrenarse, llegaría la mala noticia para España. Juanfran tendría que retirarse del terreno de juego por unas leves molestias que le impedían andar con comodidad. Cojeando visiblemente, sería sustituido por Álvaro Arbeloa. Mientras tanto, Navas era el jugador más incisivo de España que buscaba de forma incansable el espacio en la banda para centrar con la intención de alcanzar la cabeza de Torres o Cesc. El primero sí que conseguiría encontrar la forma de rematar, después de un centro desde la izquierda. Iniesta, con un toque sutil a la par que elegante y con un efecto característico, puso un centro exquisito el cual el delantero madrileño no quiso desperdiciar, pero Jones consiguió atajar y despejar en línea de gol.

Dos goles en cinco minutos para sentenciar al final de la primera parte

Pero el tanto no se haría esperar más del transcurso de la primera mitad. Llegaría tras un efecto que desconcertó al guardameta Jones que se tiró a un lado sin ver que el disparo de Cazorla iba dirigido al medio de la portería. El tiro, desde fuera del área, representaba el claro ejemplo de que, ante una defensa férrea y compuesta por nueve hombres, la mejor solución es el tiro de media distancia. El marcador ya reflejaba el 1-0.

Pero el tramo final de la primera parte no solo iba a dejar esa noticia. El 2-0 llegaría en el minuto 45, protagonizado por el mejor de España de la primera mitad, o al menos el más activo. Jesús Navas, libre de marca al filo del costado derecho del área, centró buscando el punto de penalti. Encontró a Cesc, que de primeras voleó para establecer el 2-0 e irse al descanso con una renta más que cómoda y que de verdad mostraba la diferencia entre un equipo y otro.

Batería de cambios tras el descanso

Al comienzo del descanso entraron Llorente, Busquets y Sergio Ramos. Se otorgó presencia en la punta de ataque al conservar a Torres y cambiar el esquema. En el primer minuto de la segunda parte un libre directo lanzado por Cazorla estuvo muy cerca de cambiar de nuevo el marcador, pero el larguero se ocupó de hacer su escueta labor repeliendo el balón con la inestimable ayuda del guardameta. Cazorla, nuevo jugador del Arsenal, se lamentaba tras la ocasión, viendo como un disparo al que acostumbra poner en la escuadra se había desviado unos centímetros.

Ritmo lento que volvía a contagiar al público. Esa fue la tónica de los primeros 20 minutos de la segunda parte del encuentro en Puerto Rico. España sesteaba de forma controlaba, mientras que el rival sistemáticamente cambiaba sus piezas sin conseguir inquietar la portería de Reina, expectante ante las circunstancias.

La fiesta para Puerto Rico llegaría en forma de gol

En una jugada en un primer parecer intrascendente, el equipo local se aprovechó de la pesadumbre de la defensa española y Marc Cintrón, de forma incomprensible para Del Bosque, se encontró solo ante Reina, el cual no adivinó la dirección del disparo. 100% de efectividad para los boricuas. Se desataba la fiesta en el estadio consiguiendo un gol que parecía una quimera.

Pero a pesar de la disminución de la ventaja por parte de Puerto Rico, el equipo sudamericano no pudo en ningún momento armar otra ocasión que pusiese en duda la victoria de España. De forma pausada pero avanzando, España quería el tercero, aunque sin ansía. A destacar el apartado de lesiones, ya que tras la de Juanfran llegaron dos en el lado contrario. Jeaustin Campos tenía la obligación de mover ficha y gastar dos de sus seis cambios. Mientras tanto Fernando Torres era el más incisivo en ataque, con el claro objetivo de marcar gol, después del anotado ante el Manchester City en la final de la Community Shield, a pesar de la derrota final.

Seis cambios, una excusa para romper el ritmo del partido

Campos, el técnico de Puerto Rico, se aprovechó de las reglas de la FIFA que permiten cambiar a seis personas en un partido amistoso y, al contrario que Del Bosque, lo hizo de uno en uno, con el más que posible objetivo de enfriar el partido y evitar una goleada mayor, conformándose con un 2-1 en contra ante un rival muy superior. De esta forma, con un ritmo rozando el aburrimiento, se llegó a la conclusión del partido, dejando a los internacionales respiro para volver con sus clubes y comenzar la Liga con buen pie.

Así lo vivimos

Ficha técnica:
Puerto Rico: S.Jones; Vázquez, R. Martínez, Arrieta, Krause; Fernando González (Min 83 Saldaña), N. Delgado, A. Rivera (Min 90+1, Jackie Marrero); A. Pérez y Pito Ramos (Min 90 Carlos Rosario)
España: Reina (Min 70. Iker Casillas; Juanfran (Min 18, Álvaro Arbeloa), Albiol, Pique (Min 45. Sergio Ramos), Monreal (Min 55. David Silva); Cesc, X. Alonso (Min 45. Sergio Busquets) ,Cazorla; Iniesta (Min 45. Fernando Llorente), Torres y Navas.
MARCADOR: 0-1 min. 42 Cazorla 0-2 min.44 Cesc 1-2 min 64 Cintrón
ÁRBITRO: Arrieta (Min. 27) Busquets (Min. 85)
INCIDENCIAS: