Del Bosque: "Lo mío ha sido vocación tardía pero han sido años inolvidables"

El seleccionador nacional cumplió 25 años en los banquillos y lo celebró concediéndole una entrevista al diario deportivo AS, en la que repasó los mejores momentos de su exitosa carrera como entrenador.

Del Bosque: "Lo mío ha sido vocación tardía pero han sido años inolvidables"
Vicente Del Bosque repasó su trayectoria en los banquillos (Foto: rfef.es)

Vicente Del Bosque es ya historia viva de la selección española. El de Salamanca suma los títulos conseguidos con 'La Roja' a los que logró en su día en el Real Madrid para conformar un palmarés al alcance de muy pocos técnicos en el mundo. Tras la conquista de la Eurocopa y en plena preparación para volver a asaltar el Mundial, Del Bosque hablaba en las páginas de AS, donde efectuaba una pausada mirada hacia el pasado y el futuro.

Sus orígenes como entrenador

Poco podía imaginar el salmantino, tras su retirad en el año 84, que su camino le llevaría hacia los banquillos. Así lo reconocía él mismo: "No pensé que mi futuro me iba a llevar a los banquillos. Tenía vocación de entrenador, pero todo venía enfilado para dedicarme a la cantera del Real Madrid. Pero luego los avatares del fútbol y el pertenecer a un club como el nuestro hizo posible que llegase a la elite. Pero lo cierto es que mi objetivo era dedicarme a la formación".
 
"No pensé que mi futuro me iba a llevar a los banquillos [...] Mi objetivo era dedicarme a la formación"
 
Su llegada a los banquillos se produciría, precisamente a la cantera del Real Madrid. Al 'Marqués' le costaba recordar el rival de su primer partido y el resultado cosechado pero mantiene grabados a fuego los nombres de todos y cada uno de los jugadores que tuvo a su disposición por aquel entonces: "Eran y siguen siendo chicos fenomenales, además de buenos futbolistas. Estaban Aldana, Gay, Aragón, Mandiá, Vilchez, Maqueda... Ahora cuando nos reencontramos me saludan con afecto, hasta con cariño. Y eso es lo que más me llena. Algo has debido hacer bien, Vicente, me digo a mí mismo. Yo también les tengo en gran estima a todos.
 
Del club blanco, donde ha vivido tantos años como jugador y como entrenador, Del Bosque admitía haber recogido muchos y grandes aprendizajes, con origen en otros grandes técnicos: "He ido cogiendo lo que he podido de gente tan extraordinaria como Miguel Muñoz, Molowny, Miljanic, Boskov... Tengo el poso del Real Madrid, eso se nota desde lejos. He conocido al club en todas sus etapas desde hace más de medio siglo, y he aprendido mucho como entrenador y como persona".
 
"He conocido al Madrid en todas sus etapas desde hace más de 50 años y he aprendido mucho como entrenador y como persona"
 
A la hora de escoger entre uno u otros, a Del Bosque se le hacía imposible, y es que el salmantino se queda con lo mejor de cada uno para tratar de aplicarlo en su día a día: "Desde la ironía y la astucia de Muñoz hasta las innovaciones, los nuevos métodos que implantaron gente como Boskov o Miljanic, que eran mucho más que simples entrenadores de fútbol. Evidentemente, Molowny ha sido una referencia para mí en todos los sentidos. Por don Luis sentía admiración y respeto, y procuro imitarle en lo que puedo. Pero de todos he aprendido mucho, también de los que pasaron por el club estando ya retirado como jugador. Gente como Leo (Beenhakker), Toshack, Heynckes... de todos con los que he tenido roce he tratado de ir chupando, de aprender. Es que además no tenía más remedio. Yo no entiendo de negocios, no entiendo de letras de cambio, de los mercados; si entiendo de algo es del balón, y es gracias a todos esos entrenadores y jugadores que conocí en el Madrid. Con todos ponía el ojo y la oreja. Era una esponja".
 
Pese a que su llegada a los banquillos era algo que él no esperó en un primer momento, hoy Del Bosque se muestra agradecido con todo lo que su profesión le ha dispensado: "Me ha procurado ganarme la vida y mantener bien a mi familia. Seguir en mi pasión, que es el fútbol. Y luego, profesionalmente, además de los títulos con el Madrid y ahora con la Selección, ver a todos esos chicos de los que hablábamos antes... el tener la bondad, o intentarlo, para formarles como futbolistas y en lo que se podía también como personas". 
 
"Molowny ha sido una referencia para mí en todos los sentidos"
 
Sus años en la cantera madridista
 
Ni siquiera en lo más alto, Del Bosque deja de destacar su etapa en ese fútbol más "sencillo", el de la cantera: "Lo más enriquecedor fue trabajar con la cantera, con los chicos, sus vivencias, sus familias. Durante esos años nos volcamos, y hablo en plural porque yo era uno más. El Madrid tenía un engranaje que cuidaba de eso de forma generosa, altruista y en muchos casos anónima".
 
El salmantino recordaba las vivencias en la cantera blanca, más concretamente en el fútbol base y la complejidad de dar con futuros grandes jugadores: "Cada chaval era un mundo. Eran muchos kilómetros. Muchos días fuera, porque procurábamos regresar para pasar la noche en casa para no gastar. Era la filosofía del club. Recuerdo por ejemplo el día que llegó Isma Urzáiz. Nos lo habían mandado y le pusimos a jugar un partido de prueba. Casi no tocó ni un balón, pero cazó una por arriba y metió un golazo. Tras el partido, Molowny nos sacó de dudas a todos: este chico se queda. Vamos a pulirle, pero tiene buenas condiciones y quizás podamos ayudarle a llegar a Primera División".
 
Las conquistas con el Real Madrid y 'La Roja'
 
Mucho tiempo ha transcurrido ya desde sus orígenes al lado de los jóvenes. La evolución y su propio camino le han llevado hasta la selección española de fútbol, con la que ha cosechado unos éxitos inigualables, previo paso por el primer equipo del Real Madrid, donde también marcó época. El de Salamanca valoraba así su palmarés, uno de los mejores del muno: "No sé si en cantidad, pero desde luego estoy contento con la calidad de los títulos. Con el Madrid y con la Selección. He tenido suerte cuando ha hecho falta, es la verdad. Porque tampoco llevo tanto tiempo en la élite. Poco más de diez años. Se puede decir que he sido de vocación tardía. Pero han sido años inolvidables. Cogí un Madrid con gente como Redondo, Hierro, Raúl... un gran equipo. Luego los Helguera, Iván Campo, y de ahí la minietapa con los galácticos, con Zidane, Ronaldo, Roberto Carlos, Figo. Y después la suerte de haber llegado a la Selección en un momento único para el fútbol español, con una generación como la de los Iker, Xavi, Iniesta, Ramos, Torres, Villa... en fin todos ellos".
 
"Estoy contento con la calidad de los títulos conseguidos, en el Madrid y en la Selección"
 
Jugadores que le han llevado a conquistar glórias, únicas e incomparables en cada momento: "La Séptima, con Heynckes, fue un alegrón. Vi madridistas llorar. Luego tuve la suerte de ganarla yo. Y te das cuenta de lo importante que es ganar la Copa de Europa, y de que no es algo fácil. Y de la Selección, ¿qué puedo decir? Repetir dos Eurocopas consecutivas, el Mundial. Se conoce que mucha gente, no sólo yo, ha hecho las cosas bien".
 
Presente y futuro
 
Sobre los jugadores que puedan seguir sus pasos y acabar en los banquillos de grandes equipos o incluso de la propia selección con esperanzas de éxito, Del Bosque lo tiene claro: "A Xavi le veo entrenando en el futuro, la verdad. Es la prolongación del técnico sobre el campo. Pero su escuela es la del Barça. Ha mamado bien todo lo que es y hace el Barcelona. Cree en esa escuela. Tiene sentido común y es amable. Es uno de los que seguramente recogerá el testigo de los que estamos ahora".
 
"A Xavi le veo entrenando en el futuro, es la prolongación del técnico en el campo"
 
Por último, el seleccionador nacional hacía alusión a todas las cualidades que un buen técnico necesita: "Ninguna es imprescindible y todas son necesarias. A lo mejor no es imprescindible haber jugado en un gran club, pero si lo tienes no debe ser una carga. Y luego, pues lo que adorna a un técnico, el sentido común y tener buenas relaciones dentro y fuera del vestuario. Con los medios, con los ayudantes, con los jugadores... con todos. Las buenas relaciones son vitales. Luego que la filosofía del equipo encaje con el club. Y por supuesto que tengas buenos resultados. Porque lo demás, si pierdes, se viene abajo como un castillo de naipes" concluyó.
 
Fuente: Entrevista completa en as.com