Romano: "El equipo demostró que quiere seguir en Primera División"

Tras caer ante las Águilas, el estratega de la Franja dio sus impresiones sobre el encuentro.

Con un gol de vestidor, Puebla cayó por la mínima diferencia ante el América, situación que lamentó el estratega camotero Rubén Omar Romano, pues considera que su equipo dio un buen partido.

"Fuimos dubitativos los primeros minutos, hasta que nos acomodamos mejor, a partir de ahí emparejamos el partido y tuvimos para empatarlo".

"En el segundo tiempo arrancamos bien, tuvimos la jugada de Villalobos que pudo ser el empate al minuto y después la presión con un hombre menos, pero más allá de todo, el equipo siguió buscando el gol y salvo los últimos minutos donde ellos tuvieron los contragolpes, no había pasado nada".

Respecto al arbitraje de Francisco Chacón, el técnico argentino señaló: "'Maza' con amarilla dio dos pisotones, donde tuvo que sacarle la segunda amarilla y no se la sacó, eso pudo haber cambiado estando diez contra diez".

Asimismo, el estratega poblano destacó la actitud mostrada por sus jugadores, aunque lamentó la falta de contundencia que tuvieron.

"Contra el América y con uno menos, el equipo demostró que quiere seguir en Primera".

"El equipo tuvo una gran actitud ante un rival de una jerarquía muy importante en calidad de jugadores, y salvo los primeros cinco minutos, el rival no quiso la pelota, mandó pelotazos, fuimos a apretarlos, jugamos con tres delanteros, el equipo arriesgó pero nos metieron un gol y después había que anotar y no lo hicimos. No tuvimos a Alustiza que no anda bien y esperamos contar con él la semana que viene".

Finalmente, aseguró que el equipo se jugará dos finales ante Pachuca y Morelia, respectivamente, y la idea es jugarlas como tal, más allá del resultado que obtenga el Atlante la tarde de este domingo.

"Van a ser dos finales más, más allá del resultado que pueda tener Atlante, la idea es jugarlas con esa misma actitud y garra, peleando cada pelota y arriesgando cuando tenemos que arriesgar", sentenció.