Un Madrid 'campeón' aleja al Sevilla de Europa

El Real Madrid acaría más que nunca el título liguero. Una derrota esta noche de los culés otorgaría de forma oficial el título de la Liga BBVA a los blancos, tras la goleada (3-0) de este mediodía sobre el Sevilla FC. Los de Mourinho se imposieron a los hispalenses con un doblete de Karim Benzemá y otro tanto de Cristiano Ronaldo. Los pupilos de Míchel, sin embargo, se marcharon con la portería perforada en tres ocasiones y sin anotar ningún tanto pese a las innumerables ocasiones de las que disfrutaron. Los sevillistas reclamaron un gol legal anulado por Mateu Lahoz, además de un posible penalti de Pepe sobre Negredo.

Un Madrid 'campeón' aleja al Sevilla de Europa
Real Madrid
3
0
Sevilla FC
Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelona; Granero (Khedira, min. 61), Xavi Alonso, Di María (Callejón, min. 61), Ozil; Benzemá y Cristiano Ronaldo.
Sevilla FC: Javi Varas; Coke, Fazio, Cala, Navarro; Trochowski, Deivid, Jesús Navas, Reyes (Luis Alberto, min. 64), Rakitic; Negredo (Babá, min. 64).
MARCADOR: 1-0, min. 19, Cristiano Ronaldo; 2-0, min. 49, Karim Benzemá; 3-0, min 52, Karim Benzemá.
ÁRBITRO: Mateu Lahoz, amonestó a: Ozil (min. 24), Deivid (min 54), Granero (min. 55), Cala (min. 57), Di María (min. 60),
INCIDENCIAS: Jornada 36 perteneciente al Campeonato nacional español, Liga BBVA. Partido disputado en el Santiago Bernabéu (Madrid) a las 12.00 horas del mediodía.

Con importantes bajas y varios de sus jugadores mermados físicamente, el Sevilla FC visitaba uno de los estadios más complicados, la casa del virtual campeón de liga. El Real Madrid, a siete puntos de su perseguidor y con solo doce en juego, se enfrentaba a los hispalenses con las miras blancas puestas en certificar la conquista de la Liga BBVA lo más prematuramente posible

Míchel apostó por desdibujar su planteamiento habitual, cambiar el esquema de dos puntas para ganar un centrocampista con un 4-5-1, con la principal novedad de la entrada del canterano Deivid y un Rakitic más adelantado. Finalmente Spahic no recuperó todas las sensaciones óptimas para disputar el encuentro, por lo que sumado a la baja de Escudé, tuvo que coger el timón de la zaga el lebrijano Juan Cala. La bajas de Kanouté, Medel o Manu del Moral, obligaron al técnico sevillista a modificar el equipo, aunque apostando por una mentalidad más defensiva y contragolpeadora, a priori. Mourinho, sin embargo, continuó la estructura sólida que lleva manteniendo en la vigente campaña, con la única novedad de Granero por Khedira respecto al enfrentamiento del pasado miércoles contra el Bayern, en el que los blancos cayeron eliminados de la Champions League.

Goles en ambas puertas: uno anulado, otro golazo

El partido comenzó con polémica. Centro al área madridista que Fazio introduce en la red tras un mal despeje de Pepe. Mateu Lahoz invalida la acción por una dudosa falta de Negredo al central portugués, mientras que el técnico sevillista, Míchel, se desesperaba desde la banda por la acción arbitral. Los hispalenses avisaban de que no iban de paseo al Bernabéu, su participación europea en la próxima temporada pasaba por puntuar en Chamartín.

Poco más tuvo el Sevilla en ataque en los primeros compases del encuentro. El Real Madrid comenzaba a sentirse cómodo, con verticales internadas adornadas de bicicletas en los pies de Ronaldo y eléctricos desmarque de Benzemá que avisaban del peligro local, mientras que se le acumulaba el trabajo a la zaga sevillista y obligaban a Varas a estirarse para salvaguardar el marco. 

Así llegó el primer tanto local en el minuto 19 de partido. Conducción de Benzemá hasta el borde del área y apertura a la entrada de Cristiano Ronaldo por la banda izquierda, recorte del portugués y disparo que supera al portero sevillano. El Real Madrid ponía la directa para cumplir con sus exigencias y esperar la derrota culé esta noche que le otorgaría de forma oficial la Liga al equipo de Mourinho.

Como si un despertador sonase, el Sevilla comenzó a crear peligro, robando el dominio y control del esférico a su rival. Reyes, Navas y Negredo disfrutaron en sus botas de ocasiones claras para poner la igualada o incluso para adelantarse en el marcador del Bernabéu. Los sevillistas continuaban sin estar acertados de cara a puerta, llegadas con peligro pero sin puntería sobre la puerta de Casillas. Un reclamado penalti, posible empujó de Pepe sobre Negredo en el área, hizo resoplar airadamente a los sevillistas cuando mejor se encontraban.

Cuando las mejores sensaciones las desplegaba el Sevilla, un libre indirecto en el área sevillista, tras una infracción por juego peligro de Fazio, es lanzado por el pichichi Cristiano Ronaldo, quien manda el esférico a la madera del marco de Javi Varas entre un muro sevillistas que imposibilitaban el tanto visitante. Alguna ocasión más para los madridistas en los últimos minutos de la primera parte, con un partido roto, sin centro del campo en los primeros 45 minutos.  

Benzemá sentencia en menos de 3 minutos de juego

La segunda mitad comenzó como empezó la primera, clara oportunidad para los sevillistas en las botas de Negredo, que no consigue batir a Casillas; contrarrestada por un tanto del francés Karim Benzemá, en el minuto 49, tras un buen pase en profundidad. Error de la zaga sevillista que facilitó la internada del delantero blanco y que pone cuesta arriba el encuentro para los hispalenses. 

Si parecía que el Madrid había sentenciado, llegó, de nuevo, Benzemá para poner la puntilla a los sevillistas. En el minuto 52, el francés consigue su doblete, con un fantástico remate en plancha que supera a Varas, tras una gran jugada de asociación entre Xavi Alonso, Granero y Ozil, muy reclamada por los sevillista por una posible falta inicial de Ozil.

Con el partido ya resuelto, Mourinho daba entrada tanto a Callejón como a Khedira, por los sustituidos Granero y Di María. El argentino se perderá el próximo encuentro en San Mamés por acumulación de tarjetas tras ver una amarilla en el encuentro de este mediodía. Minutos más tarde, Míchel realiza lo propio al sustituir a Negredo y Reyes por Luis Alberto y Babá, dando así descanso a dos jugadores importantes de cara al derbi sevillano del próximo miércoles.

Los minutos pasaban apáticos, sin nada por resolverse y con un Sevilla que pese a querer, la fuerza y eficacia del rival le impedía. El último cambio visitante llegó en el 70, recambio de canteranos, se marchó Deivid por Campaña, quien cada vez tiene más piezas por delante para hacerse con el puesto titular. Mourinho sin perder el tiempo hace lo propio, reemplazando a Xavi Alonso por Albiol, el central disputaría un cuarto de hora en el doble pivote. 

Poco espectáculo quedaba en el Bernabéu, nada que ver con la primera parte de fútbol de quilates que ofrecieron ambos conjuntos. Pensando más en la próxima jornada entresemana, los minutos pasaban sin hacerse daño mutuamente. Uno firmando la goleada, con un plácido partido y acariciando más que nunca el título liga. Otro, muy mermado y con el casillero goleador a cero pese a las importantes ocasiones de las que dispusieron los sevillistas.  Europa cada jornada queda más lejos para los sevillistas y cada vez son menos las balas que quedan en el cartucho. A dos puntos del Atlético de Madrid, quien marca los puestos de Europa League y que aún debe de disputar esta jornada, es el puesto a alcanzar una vez que la Champions se hace inalcanzable. Tres jornadas que faltan que deben convertirse en tres victorias obligabas para maquillar lo mejor posible la infructífera campaña.