Marcelino: "La mejoría del Sevilla ha sido insignificante"

El técnico asturiano cree que tras su marcha del banquillo sevillista, la situación del club apenas ha cambiado.

Marcelino: "La mejoría del Sevilla ha sido insignificante"
Marcelino: "La mejoría del Sevilla ha sido insignificante"

El extécnico del Sevilla FC, Marcelino García Toral  habló con nuestros compañeros del programa Que te den por el Fútbol (RUAH)  sobre su pasado sevillista, su futuro profesional y sobre el descenso del Sporting.

Marcelino confesó que “hubiera preferido finalizar la temporada antes que verla por la tele o en la grada de los estadios”.

El técnico asturiano insistió en que el Sevilla de Míchel poco mejoró al Sevilla de Marcelino: “La situación actual es muy similar a la situación en la que lo dejamos. Hay muy poca diferencia a ahora. Nosotros estábamos a 5 puntos del descenso pero a 6 de Champions, luego el equipo finalizó más lejos de Champions y sin Europa. La mejoría ha sido prácticamente insignificante. Las estadísticas dicen que los resultados eran muy similares. Nuestros resultados no fueron como esperábamos pero tampoco eran tan malos”.

La continuidad, principal problema 

Sobre las posibles causas de los malos resultados que provocaron su cese, Marcelino analizó: “Creo que jugábamos partidos no completos, pero en ciertas fases éramos dinámicos y solventes, con mucha llegada. Pero el gran problema era la continuidad. No había continuidad para desarrollar un juego similar durante los 90 minutos. El problema fue no encontrar las soluciones para que el equipo fuese continuo. No teníamos esa constancia. Eso fue el principal problema” incidió.

Para Marcelino, la eliminación en Europa League a las primeras de cambio “no fue un perjuicio. Sigo manteniendo que la plantilla, tal y como estaba conformada, en algunos puestos andábamos un poco justos. Unos meses después y con un cuerpo técnico diferente el tiempo nos ha dado la razón. Al equipo le faltaba una serie de argumentos colectivos para tener un mejor funcionamiento”.

“No tengo la sensación de que la gente haya tenido poca paciencia. Si que sentí mucha presión hacia mí el último partido ante el Villarreal. Es una afición que si ve que su equipo cumple, le pone ganas y además practica un buen fútbol, se vuelca con él. Pero si a veces muestra apatía, es normal que la grada se impaciente con lo que ve. En cuanto a la prensa, pues en un momento dado se carga contra el entrenador por la presión ejercida sobre el club, pero el tiempo como siempre da y quita la razón”. Sentenció.

Además, el técnico confesó que no mantuvo reuniones con Míchel desde que se sentase en el banco nervionense: “Hablé con Míchel el día de la despedida. Fue la única relación que tuvimos, el llegaba y yo salía”.

Otro de los temas tratados fue el de Palop: “No tengo que matizar lo que dije de Palop, está claro. Es un magnífico profesional, no tengo quejas en cuanto a su comportamiento profesional ni personal. Ahí está su larga trayectoria, muy importante en la historia reciente del Sevilla. Pero otra cosa es lo que aportas como capitán. Y lo único que puedo matizar es en función de lo que yo considero capitán, pues como debe comportarse, es un concepto particular y creo que pudo haber ofrecido para el grupo un mejor rendimiento”

Tampoco quiso dejar pasar la oportunidad para desear lo mejor al Sevilla “porque conmigo tuvieron un trato exquisito. Ojalá en todas mis experiencias reciba un trato semejante como el recibido por Monchi, Del Nido y el consejo”.

"Para que entrene al Sporting debe darse la circunstancia y el momento oportuno

En otro orden de cosas, Marcelino charló sobre el final de temporada y los equipos descendidos: “Yo soy sportinguista ante todo. Ese es mi corazón. Es donde me hice como persona, futbolista y entrenador. Tuve la oportunidad de jugar en Primera con el Sporting y por lo tanto el que haya bajado supuso un golpe duro como para cualquier sportinguista. El Racing, pues  lo siento muchísimo, era un tema muy complicado y hay que darle la enhorabuena a  todos los profesionales que estuvieron trabajando a destajo para sacar adelante la situación. Es una ciudad preciosa y tengo muchísimos amigos”.

Sobre las posibles irregularidades en el tramo final de campeonato, opinó: “A quienes les toque velar por una competición limpia son los que se deben preocupar. Nosotros, los entrenadores y jugadores, nos tenemos que preocupar de entrenar y jugar”.

Por último, fue cuestionado por su futuro: “No sabría decirte, a día de hoy mi futuro pasa por España. He tenido opciones de salir fuera, no tengo nada decidido, me cuesta dar ese paso. No sé lo que pasará. Tendremos que valorar la situación que se da en la liga española. Es difícil que entrene en segunda. La experiencia en con el Zaragoza fue una decisión tomada libremente pero al tiempo consideramos que fue equivocada. Supuso un desgaste personal y profesional que tengo muy cercano y me condicionará a corto plazo entrenar en segunda”.