Míchel: “Un equipo no puede cambiar tanto en tres días”

El técnico se mostró satisfecho por la imagen ofrecida por los suyos en el encuentro de ayer en Alemania. Empate sin goles debido a la falta de acierto rematador de los hispalenses.

Míchel: “Un equipo no puede cambiar tanto en tres días”
Míchel se mostró satisfecho con la imagen ofrecida ayer por los suyos (Fuente: EFE)

Tras la pésima imagen ofrecida por el equipo el pasado miércoles en el Nuevo Arcángel de Córdoba, con derrota incluida, los de Míchel sí cuajaron ayer un gran partido ante un rival de mayor categoría cómo es el Borussia Mönchengladbach. Sólo la falta de acierto de cara a portería impidió que los de Míchel regresaran a Sevilla con una victoria. El técnico habló después del partido sobre las sensaciones dejadas por los suyos en el terreno de juego.

 

Preguntado por cómo es posible un cambio tan radical en sólo tres días, el técnico madrileño respondió que se debe a una cuestión mental y que eso depende únicamente de los jugadores: “Un equipo no puede cambiar tanto en tres días. Que no nos hayamos parecido en nada al equipo del otro día se debe a una cuestión mental. Todos sabemos lo que este grupo de jugadores tiene; simplemente hay que transmitirlo en los encuentros. Son los futbolistas los que hacen y deshacen. Depende de ellos y no de los rivales a los que nos enfrentemos”, sentenció Míchel al finalizar el encuentro.

 

Un encuentro que no se ganó por la falta de acierto en el remate de Álvaro Negredo y sobre todo de Babá, quién dispuso de varias ocasiones en el tramo final del encuentro. Una falta de gol de la que el técnico no se mostró preocupado: “A veces falta el gol porque no tiras a puerta, como nos sucedió en Córdoba, y en otras ocasiones porque no tienes acierto, como ha pasado hoy, aunque ya llegará el día en que la pelota entre”. De lo que sí se mostró satisfecho fue de la buena condición física del equipo teniendo en cuenta las fechas en la que nos encontramos: “es algo que nos costó mucho coger el año pasado y hoy hemos empezado y hemos terminado el partido en su campo, con mucha posesión de balón y sin conceder ninguna ocasión de gol”, comentó Míchel haciendo referencia al partido contra el equipo alemán que disputará la semana que viene previa de la Liga de Campeones.

 

Míchel, a quién no le gusta individualizar en ninguno de los jugadores el mérito del conjunto, destacó la buena labor de Cicinho, el último fichaje sevillista: “Viene de competir, pero lo que realmente le diferencia de los demás, es su calidad. Es muy competitivo en las dos demarcaciones en banda, algo propio de los buenos jugadores”, concluyó el técnico.