Maduro se ejercita parcialmente en la sesión matinal

Maduro se ejercita parcialmente en la sesión matinal

El Sevilla FC se ha ejercitado en la mañana de hoy en la ciudad deportiva Cisneros Palacios con la principal novedad de la vuelta a los entrenamientos del holandés Hedwiges Maduro, quién ha completado una parte de la sesión matinal. Perotti tuvo que retirarse por una lesión en el gemelo derecho.

Tras el buen debut el pasado sábado con la victoria lograda ante el Getafe, el conjunto dirigido por Míchel González ya está preparando el siguiente envite liguero, esta vez rindiendo visita al Granada de Anquela en el Nuevo Los Cármenes. La sesión ha estado marcada por el trabajo con balón y numeros ejercicios físicos, y ha sido muy larga ya que esta tarde el equipo no entrena y ya será mañana cuando vuelvan a ejercitarse.

Sin embargo, la noticia más positiva de la sesión matinal ha sido la incorporación parcial al grupo de Maduro, quién sigue un plan específico de preparación para incorporarse de forma progresiva al resto de sus compañeros. El jugador ha entrenado durante una media hora al mismo ritmo que el resto de componentes del plantel sevillista realizando los mismos ejercicios, tanto físicos como con balón.

Por otra parte también han regresado a los entrenamientos el central Emir Spahic y Gary Medel, quiénes acabaron tocados después del encuentro ante el Getafe, y el centrocampista José Campaña que ya ha superado la pubalgia que le impedía trabajar con normalidad en las últimas sesiones. Kondogbia, por su parte, continúa realizando ejercicios de recuperación en el gimnasio con los fiscos del club.

La nota negativa del entrenamiento sevillista la ha vuelto a protagonizar el argentino Diego Perotti. El jugador, quién parecía que podía completar al mismo ritmo que sus compañeros la totalidad de la sesión, se ha visto obligado a abandonarla antes de que se cumpliera la hora de trabajo. El jugador, según ha informado la web del club, sufre una lesión miofascial en el gemelo interno derecho y tendrá que estar de baja siete días, frenando de esta forma su incorporación a la plantilla.