Un firme Sevilla sale ileso del susto bermellón

Sevilla 3-2 Mallorca / Emocionante partido el vivido en el Sánchez Pizjuán entre dos equipos que se negaron a darse tregua. Negredo y Cicinho lograron una trabajada remontada que sitúa a los hispalenses en quinta posición.

Un firme Sevilla sale ileso del susto bermellón
Sevilla
3 2
Mallorca
Sevilla: Palop; Cicinho, Fazio, Spahic, Navarro; Maduro (Kondogbia, min. 77), Campaña (Perotti. Min. 55), Rakitic; Navas, Manu (Hervás, min. 79) y Negredo
Mallorca: Aouate; Ximo, Geromel, Anderson Conceiçao, Bigas; Fontás (Martí, min. 82) Pina (Alfaro, min. 76); Dos Santos (Arizmendi, min. 59) , Pereira, Casadesus; Hemed
MARCADOR: 0-1 Bigas, min. 25. 1-1, Negredo. Min. 28, 1-2 Hemed. min. 29. 2-2 Negredo, min. 55. 3-2 Cicinho,min. 73.
ÁRBITRO: Estrada Fernández (c. catalán) amonestó con tarjeta amarilla a Pina (min. 16) y a Ximo (min. 83)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la octava jornada de Liga BBVA entre Sevilla FC y RCD Mallorca.

La sed de victoria se hizo notar sobre el césped del Sánchez Pizjuán, que fue testigo de un interesante choque entre Sevilla y Mallorca. Y es que ambos conjuntos, igualados en la tabla a 11 puntos, llegaban al encuentro con dos derrotas consecutivas en su casillero, por lo que la necesidad de cortar de lleno la negativa dinámica de sus resultados era más que evidente.

Tanto hispalenses como mallorquines afrontaban el partido con numerosas bajas. Mientras que en el cuadro sevillista eran los sancionados Botía y Medel, además del lesionado Trochowski, el equipo bermellón contaba con las ausencias de Nunes, Javi Márquez, Joao Víctor y Antonio López.

Para paliar dichas bajas, el siempre aplaudido en el Pizjuán, Joaquín Caparrós optó por hacer debutar a Andreu Fontás y Giovani Dos Santos, en sustitución de Márquez y Joao Víctor. También jugó Conceiçao, que sustituyó al siempre fiable Nunes en el eje de la zaga. Por su parte, Míchel González decidió devolver la titularidad al argentino Fazio, en un equipo donde volvía Iván Rakitic tras su sanción. El croata acompañó en la zona ancha a Maduro y Campaña, quien repitió por segunda vez consecutiva en el once.

El partido comenzó con un Sevilla decidido a llevar la iniciativa y ponerse por delante en el marcador, los rojiblancos dominaron con soltura los primeros minutos del choque ante un Mallorca rezagado y confiado en el buen hacer de su portero Aouate.

Los primeros acercamientos del partido tuvieron el sello de Jesús Navas, que aprovechó la autopista del carril derecho que le suele abrir su nuevo aliado, Cicinho. En el minuto tres, una jugada de ambos acabó con centro del palaciego que acabó en córner. Lo sacó en corto Rakitic para Negredo, que de tacón se la dejó a Navas en el vértice del área, este le pegó de primeras y se marchó alto.

Poco después, Navas controla un cambio de orientación de Fernando Navarro, la baja y la cruza. El esférico se marchó rozando el palo derecho de Aouate, que siete minutos después salvó un disparo a bocajarro de Negredo, cerca del área pequeña.

Pasados los primeros veinte minutos de partido, un nuevo saque de esquina puso en alerta a la zaga bermellona. Rakitic la pone en largo, atrás, donde esperaba Campaña, quien lanzó un latigazo desde fuera del área que se marchó fuera. Un minuto después lo intentó Manu del Moral, desde la frontal y con su pierna  derecha, la pelota se marchó cerca del palo derecho del meta bermellón.

Seguía la insistencia sevillista. De nuevo Navas, centró desde la derecha y remató Negredo de cabeza. Aouate, bien colocado, detuvo en dos tiempos.

Sorpresa bermellona

Cuando más confiados se sentían los andaluces, llegó el gol de Bigas. Minuto 25, pase en largo de Gio hacia la izquierda, donde aparece y sorprende la internada del carrilero Bigas, solo, que controla y supera a Palop. El tanto visitante pilló por sorpresa a todos los espectadores, inclusive los mallorquinistas.

Respondía el Sevilla a través de Emir Spahic, quien cazó un rechace tras falta lateral en la frontal del área. Salió alto.

Dos goles, uno por equipo, en dos minutos desataron la locura en Nervión

En el 28` apareció Negredo para devolver las tablas al marcador. Centro de Manu desde la izquierda, rechaza un defensor y Negredo engancha un latigazo que se cuela en la meta de Aouate.

Curiosamente, la alegría solo le duró un minuto a los locales, ya que en el 29` Hemed volvió a adelantar a los suyos. Un saque en largo del portero lo peinó Víctor para Gio, que se la dejó a Hemed para que  tras un buen control y colocación del esférico, batiese en uno contra uno a un impotente Palop. Gran actuación la de Dos Santos. El que fuera pretendido por el Sevilla la pasada temporada debutó con dos asistencias de gol. 

Duro palo para los sevillistas, que sin embargo rechazaron rendirse. Antes del descanso, una conducción de Navas desde el costado diestro hasta la frontal, acaba con disparo del palaciego, con la zurda, rodeado entre tres rivales. Su disparo se marchó desviado.

A continuación, un balón largo de Rakitc se envenenó y Negredo le ganó la espalda al zaguero, pero el delantero vallecano, sin espacio, no logró conectar la volea.

Ya en la segunda parte, tuvo lugar una buena jugada de Navas y Negredo, quien caracolea, la deja para Navas y este dispara. El balón se estrella en Pina.

Empata Negredo, vuelve Perotti

El esfuerzo tuvo su recompensa en el 55`. Obra de Negredo, que por segunda vez ponía la igualada. En esta ocasión fue de cabeza, tras pase de Cicinho desde la derecha. Negredo ejecutó un poderoso salto y posterior remate que sobrepasó la línea de gol. Sería el sexto tanto para el madrileño en la presente campaña.

A continuación del gol se produjo la primera sustitución sevillista. Entró Diego Perotti en el terreno de juego en detrimento de Campaña. El argentino volvía a enfundarse la elástica nervionense en partido oficial tras más de cinco meses en el dique seco.

Caparrós también fue moviendo ficha buscando más consistencia en su centro del campo, algo que le proporcionase más seguridad defensiva, sabedor de que los locales no se iban a conformar con un punto. Precisamente fue Arizmendi el único hombre que lo intentó con cierto peligro tras el empate. El ex del Deportivo finalizó una contra con un seco golpeo desde cerca del área. El cuero salió rozando el palo izquierdo de Palop.

En el bando sevillano, el que más lo intentó fue Álvaro Negredo, que buscaba su hat-trick, pero tanto en el 58` como tres minutos más tarde no logró sacar el máximo rendimiento a los centros de Navas, quien, no obstante, gozaría de la ocasión más clara para remontar el partido hasta el momento. Corría el minuto 68 cuando en un mano a mano con Aouate optó por chutar en lugar de dar el pase de la muerte y erró, ya que el meta Aouate salvó y despejó la pelota a córner.

Explosión de júbilo

Pese a la continua convivencia del Sevilla en terreno rival, la afición era consciente de que los minutos iban pasando y el margen de error se hacía cada vez más diminuto. Pero en el minuto 73, Rakitic botó el duodécimo saque de esquina para los hispalenses, lo hizo al primer palo y allí, un zaguero rival despejó, algo que aprovechó desde fuera del área Cicinho, que no se lo pensó dos veces y golpeó con dureza la pelota, que tras topar con un jugador se coló en la meta de Aouate.

El Sevilla había logrado remontar un partido que se le puso cuesta arriba sin saber por qué. Ahora sí que la parroquia nervionense respiraba con alivio, los tres puntos estaban cerca de quedarse en casa. Por ello, Víctor Sánchez  transmitía los deseos del sancionado Míchel desde el palco, quien no quería relajación. El Sevilla tuvo opciones de ampliar la cuenta a través de Navas y de Rakitic. El primero envío el balón fuera tras una contra de Perotti por la izquierda, y el segundo intentó un disparo lejano que se marchó alto.

Durante todo el partido, el Sevilla gozó de una superioridad ofensiva a consecuencia de la buena conexión entre Navas y Cicinho. Prácticamente todo su juego ofensivo lo volcó en el carril derecho. El refresco de Hervás dotó a los de Míchel de la tranquilidad necesaria para afrontar los últimos suspiros del choque.

Con el balón en sus pies, y tras tres minutos de prolongación, el colegiado Estrada Fernández decretó el final de un emocionante partido que acabó con victoria sevillista. Los de Míchel escalan dos puestos en la tabla y se colocan en quinta posición, con 14 puntos. Mientras que los mallorquines suman su tercera derrota consecutiva y se ven relegados a la octava posición.

Foto: eldesmarque

Así lo vivimos en VAVEL.com