Palop: "No voy a engañar a nadie. Sé cuándo puedo seguir o no"

Andrés Palop atendió al medio español ABC tras el partido ante el Mallorca del pasado lunes, cuando celebraba su 39 cumpleaños.

Palop: "No voy a engañar a nadie. Sé cuándo puedo seguir o no"
Palop en el partido ante el Mallorca. (Foto: ABC)

Una vez acabado el partido ante el Mallorca el equipo gozaba de un buen sabor de boca generalizado, no así en el guardameta sevillista, que, en el día de su 39 cumpleaños, se sentía apesadumbrado por haber encajado dos goles evitables: "Estoy contento por la victoria, pero me duelen los goles que he encajado. Han llegado dos veces y me han metido dos goles, eso me deja con mal sabor de boca. Por supuesto, feliz por el equipo, pero no puedo evitar que me quede esa espinita".

Aunque parece ser que la edad no es un tema preocupante para Palop, a pesar de ser el jugador más veterano de la Liga: "Vivo el presente, no miro hacia atrás, no me gusta vivir en el pasado. Ahora estoy disfrutando de un equipo como el Sevilla, intentando aportar lo mío para llevar al equipo a lo más alto. Mañana seguiremos entrenando, con 39 años, pero con la misma ilusión que cuando tenía 19. No me paro a pensar en la edad que tengo, sino en disfrutar día a día de mi profesión".
 
Y es que el meta ha sabido aprovechar la oportunidad de una renovada titularidad que se le escapaba y, tras los rumores del cese de su contrato, el valenciano se muestra comprensivo pero ambicioso: "Cuando entras en estas edades es normal que la gente valore que ya no estás para jugar, que no tengas la misma velocidad, reflejos o capacidad de reacción que un portero de 25 o 26 años. Gracias a Dios, me han dado ese pequeño don de poder estar físicamente bien para seguir jugando al máximo nivel, así que intentaré aprovechar hasta que el cuerpo aguante".
 
Pero las sombras de su final de contrato persiguen al portero, que responde: "Estamos en octubre aún, la temporada acaba en junio y esto es muy largo. Cuando llegue el momento se verá, ahora sólo me queda disfrutar el presente. Tengo que hacerme a la idea de que este es mi último año porque es cuando se acaba mi contrato. Día que pasa es día que termina, así que debo disfrutar cada uno de ellos. Si cuando termine la temporada el cuerpo me permite seguir jugando, seguiré haciéndolo. Aquí o donde sea".
 
Aún así no otorga la competencia decisoria íntegramente al club sino que asegura que conoce sus propios límites: "No voy a engañar a nadie. Sé cuándo puedo seguir o no. Ahora el nivel está siendo muy bueno y las ganas y la ilusión son las que mandan. Sé que tengo el cartel de la edad puesto, pero cuenta la actitud".
 
Respecto a su veteranía, es meritorio recordar a el actual jugador que posee el récord de edad de la Liga con 41 años, Amedeo Carboni: "Coincidió conmigo en el Valencia y es una referencia para todos porque era un grandísimo profesional. No sé si podré cogerlo. No puedo mirar más allá de junio y estamos hablando de jugar con 41, cuando yo acabo de cumplir 39, queda mucho tiempo. Ojalá el cuerpo me permita llegar a esa edad con las condiciones que tuvo Amedeo".
 
Para concluir con el tema, que no es del agrado de Andrés, se siente motivado a convertir los años en experiencia y, con ella, ayudar a los jugadores más jóvenes del club: "Yo paso de puntillas por eso, no pienso que tengo que demostrar algo más por ello. Es un dato interesante para indicar a los jóvenes que cuidándose bien, siendo profesional y estricto en tu trabajo se puede llegar a edades importantes jugando al fútbol. Yo me siento bien con gente hasta 20 años menores que yo que te contagian su juventud. Tú lo que puedes hacer por ellos es transmitirles tu experiencia y ayudarles en su crecimiento".