¿Por qué no hay dinero, señor presidente?

Del Nido ha dicho recientemente: "Entremos o no en competición europea, al final de temporada tenemos la obligación de vender. No la necesidad, sino la obligación".

¿Por qué no hay dinero, señor presidente?
¿Por qué no hay dinero, señor presidente?

En recientes declaraciones a un periódico nacional, el presidente del Sevilla FC, José María Del Nido, ha declarado que el Sevilla tendrá que vender en verano. Y cuando el Sevilla habla de vender habla de una estrella, llámese Navas o llámese Negredo, pero alguien que deje más de 10 millones en caja. Además no se plantea como una opción, dice que es algo necesario, una obligación.¿Vamos a asumir sin más que no hay dinero para subsistir siquiera?

O mejor aún, ¿por qué se ha llegado a esta situación? ¿por qué, por ejemplo, se ha malgastado dinero en jugadores cuyo precio probablemente era bastante inferior? Acosta (7 millones), Mosquera (8 millones), Koné (12 millones), Konko (8.5 millones), Guarente (5.5 millones), Romaric (8.5 millones), Tom De Mul (5 millones), entre otros; jugadores por los que se pagaron grandes cantidades y que, no solo no han triunfado en el Sevilla, sino que son jugadores cuyo precio ya venía altamente por encima de su verdadero valor.
 
Sería injusto no decir que también ha habido grandes éxitos de gestión, Daniel Alves, Julio Baptista o Keita son ejemplos de ello; pero a la vez es cierto que ya van unos años en que las inversiones desproporcionadas no traen ninguna alegría, y no sólo hablando del tema económico, sino también del tema deportivo. No vamos a entrar a valorar si estos jugadores que no han triunfado no lo han hecho por el entorno, o porque no encajaban con el estilo de juego o porque simplemente no daban para más, no daban el nivel, pero es evidente que no lo han hecho y no vamos a profundizar más; un dato reseñable es que esos Acosta, Mosquera, Koné, Konko, Guarente, Romaric o Tom de Mul, todos fichados en los últimos años, tan sólo Acosta y Guarente, ambos cedidos, siguen perteneciendo al club, y que aunque llegaron a costar cerca de 55 millones de euros, sus ventas solo han dejado en las arcas del club unos tristes 10 millones; a riesgo de ser redundante recordaré de nuevo que ninguno de estos jugadores ha jugado de forma regular en el primer equipo nunca.
Pero donde si podemos entrar es en el tema de la necesidad de vender. Este verano, el presidente dijo que no era tan necesaria en cuanto a ingresos la presencia en UEFA, ya que no era una fuente de ingresos importante, como si lo es la Champions League. Pero ahora nos dice que el año que viene hay que vender incluso entrando en Europa, ¿a qué se debe este cambio?
 
Datos en mano, y contando con las pérdidas de estos fichajes, que bien no han rendido, o incluso no han jugado, como De Mul, que prácticamente ni siquiera jugó con el primer equipo; en los últimos 10 años, el balance de ingresos-gastos por venta y compra de jugadores, sigue siendo muy favorable para las cuentas sevillistas. Y es que según los datos que se han ido conociendo se arrojaría un balance positivo por valor de más de 30 millones de euros a las cuentas. Y eso sin contar que se ha estado participando en Europa, Champions incluida dos años, se han mejorado los contratos de televisión y de publicidad; o sin contar tampoco que desde hace un par de años los jugadores no son un gasto sólo del Sevilla sino que suelen ser fondos de inversión los que compran a los jugadores y los "prestan" al Sevilla. Por no profundizar más en el tema, tampoco hablaremos de los famosos fondos propios, con los que Del Nido nos ha estado comiendo la cabeza a los sevillistas durante años y años.
 
De nuevo sería injusto no tener en cuenta que, por ejemplo, hay más gastos en sueldos que años atrás, por lo que se supone que se compensarían nuevamente gastos e ingresos, pero parece que con una gestión de fichajes-ventas adecuada como se ha llevado, así lo dicen los más de 30 millones de beneficio, o con esta nueva forma de fichar donde los fondos de inversiones bajan muchísimo el gasto en los fichajes; entonces, ¿por qué no explica el presidente cuál es el motivo para que, con los fondos propios, la ausencia de gastos en fichajes, el colchón de otros años en el tema traspasos y las mejoras en contratos televisivos o de publicidad, haya que vender, con lo que vender significa para este presidente, a jugadores estrella aún entrando en Europa la próxima temporada?