Yo jugué en el Sevilla: Moisés García León

Segunda entrega de la sección estrenada la semana pasada. En esta ocasión recordamos la carrera de un jugador que, si bien es cierto que no dejó un hondo calado en Nervión, sí que merece la pena ser recordada por el sin fin de equipos en los que militó a lo largo de su carrera profesional. Con ustedes Moisés García León.

Yo jugué en el Sevilla: Moisés García León
Yo jugué en el Sevilla: Moisés García León

Después de repasar la trayectoria profesional de Pep Martí, y aprovechando la visita del conjunto hispalense a La Romareda, abordamos la segunda entrega de la sección “Yo jugué en el Sevilla” con uno de esos jugadores a los que se les denomina los trotamundos del fútbol y es que Moisés García León ha sido un futbolista que ha vestido 13 indumentarias de clubes diferentes a lo largo de su trayectoria profesional. Real Zaragoza (y su filial antes llamado Deportivo Aragón), Osasuna, Leganés, Celta de Vigo, Villarreal, Sevilla, Córdoba, Elche, Hércules, Poli Ejido, Nástic de Tarragona y S.D . Huesca han sido los clubes en los que ha militado un Moisés que decidió retirarse al finalizar la campaña 2010/2011 en el Club Deportivo La Muela. 

Biografía

Moisés García León, conocido en el mundo del fútbol como Moisés nacía un 10 de julio de 1971 en Sevilla y es el tercero de una saga de cuatro hermanos que también han sido futbolistas profesionales. Aunque nacido en Sevilla, se crió en Logroño y pronto se trasladó a Zaragoza, dónde se formó en las categorías inferiores del Real Zaragoza, iniciando su carrera profesional en el filial maño, denominado por aquel entonces Deportivo Aragón, llegando a debutar en Primera División el 6 de noviembre de 1988 en La Romareda en un Real Zaragoza-Murcia, que terminaría con 2-1 para los locales.

Anotó un total de 17 goles en el Villarreal Club de Fútbol

Empezaba a partir de entonces una prolífica carrera profesional en un innumerable conjunto de equipos de primera y segunda división caracterizado siempre por sus buenos registros goleadores, destacando su mejor cifra goleadora en una misma temporada en la 1999/2000, año en el que anotaría un total de 17 goles en el Villarreal Club de Fútbol, coincidiendo con el ascenso del Submarino Amarillo a la máxima categoría del fútbol español.

El único título que adorna su palmarés es la Copa de S.M. el Rey que conseguiría con el Real Zaragoza en el año 1994. Año que coincidió con su despedida definitiva del conjunto aragonés. A partir de ahí comienza su peregrinación por varios clubes de primera y segunda sin llegar a estar más de dos temporadas seguidas en ninguno de ellos salvo en el Villarreal, en el que permanecería tres temporadas. Los buenos aficionados de Osasuna, Celta de Vigo, Leganés, Sevilla, Hércules, Elche, Córdoba o Nástic de Tarragona aún recuerdan los goles y el sacrificio por el equipo de este aguerrido delantero centro.

Tras jugar en la S.D. Huesca en la temporada 2009/2010 en la que hizo 4 goles en 33 partidos jugados, pasa su último año como profesional en el Club Deportivo La Muela en el grupo II de la Segunda División B. Tras la disolución del club aragonés en septiembre de 2011, el jugador decide abandonar definitivamente la práctica profesional del fútbol. Deporte que no abandona en su totalidad puesto que recientemente ha sido nombrado segundo entrenador del Hércules C.F., puesto que ya ocupó la temporada pasada en el Huesca, también en Segunda.

Su paso por Sevilla

Moisés llega al Sevilla F.C. en la temporada 2001/2002, con el equipo hispalense recién ascendido a primera de la mano de Joaquín Caparrós. Empieza jugando de titular y alternando suplencias debido a la fuerte competencia que tenía en la delantera con jugadores como Antoñito, Reyes, Toedtli o el uruguayo Nico Olivera. Sin embargo, acaba la temporada como máximo goleador sevillista con 13 tantos en un total de 33 partidos disputados (promediando un total de 0.42 goles por partido). El conjunto hispalense concluye esa temporada en un discreto octavo puesto con 53 puntos empatado con Málaga y Athletic, y por detrás de Real Betis y Deportivo Alavés.

Acabó la temporada como máximo goleador sevillista con 13 tantos

En la temporada siguiente Moisés pasa a ocupar un segundo plano en el proyecto deportivo del Sevilla F.C. Pasa a jugar 397 minutos repartidos en 12 encuentros, en los que únicamente logra anotar un gol, en la segunda jornada frente al Atlético de Madrid. Es una temporada en la que Antoñito irrumpe con fuerza y se hace con u

n hueco en el once titular relegando a Moisés a la suplencia. El equipo hace una temporada muy similar a la anterior y termina en décimo puesto con 50 puntos por detrás del Real Betis y el Mallorca.

Siguientes clubes

Al finalizar la temporada 2002/2003 y ante la falta de minutos, el jugador recibe una oferta para recalar en las filas del Córdoba C.F., equipo en el que pasa una temporada para posteriormente jugar en el Elche y en el Hércules, clubes en los que disputa un buen número de encuentros anotando más de 20 goles en total en cada uno de ellos.

Tras un anecdótico paso por el Polideportivo Ejido en la temporada 2007/2008, es el Nástic de Tarragona el equipo que decide adquirir los servicios del delantero centro. Es aquí dónde se verá por última vez el verdadero nivel futbolístico de Moisés García León. A pesar de tener una fuerte competencia en la delantera con José Mari Romero, Serge N´Gal o el hoy mallorquinista Víctor Casadesús, el ariete consigue hacerse con un hueco en el once titular y logra terminar esa temporada con 7 goles en su cuenta particular.

Cuando parecía que Moisés a sus 38 años de edad iba a abandonar el fútbol apareció la S.D. Huesca y le convenció para que disputara su último año de profesional. Fue en la temporada 2009/2010, con el equipo oscense en segunda división y luchando por salvar la categoría, objetivo que finalmente cumpliría.

¿Y ahora qué?

Tras colgar definitivamente las botas en septiembre de 2011 (tras su paso por C.D. La Muela en Segunda B), Moisés cambió el terreno de juego por los banquillos y en la temporada 2011/2012 se convirtió en el segundo entrenador del Huesca. Recientemente ha sido presentado como ayudante del nuevo técnico herculino Quique Hernández tras la destitución de Juan Carlos Mandia. Un Quique Hernández que, casualmente, ya coincidió con Moisés en los banquillos del conjunto de la cruz de San Jorge.

541 partidos como profesional y un total de 153 goles avalan la extensa carrera futbolística de este gran profesional del deporte rey. Veremos qué tal le va en su nueva andadura en los banquillos.