El Sevilla agudiza su peor pesadilla en Anoeta

Real Sociedad 2-1 Sevilla // Pesadilla antes de Navidad para los de Míchel, que vuelven a caer derrotados en competición liguera. Pese a que el tanto de Gary Medel dio esperanzas a los suyos tras el zarpazo de Carlos Vela, un nuevo error defensivo provocó la sentencia de De la Bella.

Real Sociedad
2 1
Sevilla
El Sevilla agudiza su peor pesadilla en Anoeta
Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Mikel González, Íñigo Martínez, De la Bella; Pardo (Zurutuza, m. 60), Illarramendi; Vela (Chori Castro m. 84), Xavi Prieto, Griezmann; Ifrán (Agirretxe, m. 86).
Sevilla: Diego López; Coke, Spahic, Botía (Luna, m. 87), Fernando Navarro; Medel, Kondogbia; Navas, Reyes (Rabello, m. 61), Manu (Babá, m. 80); y Negredo
MARCADOR: 1-0, m. 17, Vela; 1-1, m. 49, Medel; 2-1, m. 68, De la Bella
ÁRBITRO: .Álvarez Izquierdo (C. Calalán). Expulsó por doble amarilla a Coke y amonestó con amarilla a Spahic, Botía, y Navarro, por parte nervionense y a Íñigo López e Illarramendi de lado local.
INCIDENCIAS: Anoeta. Partido correspondiente a jornada decimoséptima.de Liga BBVA.

Asolador panorama el que le concierne a la parroquia sevillista. Los de Míchel González consumaron en la noche del pasado jueves una nueva derrota, esta vez ante una Real Sociedad que presenta la otra cara de la moneda. Los de Montanier acumulan siete jornadas sin perder y se colocan momentáneamente en la séptima posición de la tabla con 25 puntos.

Pocas novedades presentaba el cuadro local ante el Sevilla. Sin bajas destacables, el técnico galo de la Real posicionó de nuevo la pareja Rubén Pardo-Illarramendi para respaldar a una peligrosa línea de tres formada por Xavi Prieto, Girezmann y Carlos Vela. Arriba, Ifrán, el hombre de referencia.

Por su parte, Míchel González, que volvía a pisar el lugar donde debutó como técnico sevillista la pasada temporada, Anoeta, devolvió a Reyes la titularidad. Coke y Kondogbia finalmente volvieron a repetir en el once dejando a Cicinho y Maduro, ya recuperado, en el banquillo. La baja de Fazio por sanción la suplió Botía. Tampoco pudo contar con los lesionados Rakitic y Perotti, cuyo lugar lo ocupó Manu del Moral.

Comenzaba el encuentro con dos equipos predispuestos a tomar la iniciativa y a encarrilar cuanto antes la contienda. En el primer minuto de juego, dos imprecisiones en cada área estuvieron a punto de ocasionar los primeros disgustos, pero en ambas ocasiones todo quedó en un susto.

Pese a que los de Míchel se veían con intenciones de lograr la posesión del esférico, los de Montanier ganaron pronto la batalla del centro del campo. La pareja Rubén Pardo-Illarramendi aportó al conjunto donostiarra frescura y llegadas al área rival. En el 4’ lo intentaría el propio Rubén Pardo desde la frontal, tras un despeje sevillista, pero su disparo se marchó desviado.

Respondía el Sevilla, a mediación de Manu del Moral, que tras una buena jugada golpeó el esférico a la izquierda del meta Claudio Bravo.

El equipo andaluz volcó, como de costumbre, el peso de su juego en las botas de Jesús Navas. El jugador palaciego estuvo cerca participar en el primer gol del encuentro, pero su centro tras un gran envío en largo de Spahic fue despejado a córner por un defensor, anticipándose a Negredo en el remate.

Corría el minuto 17 cuando una gran jugada entrelazada a gran velocidad por parte del cuadro realista acabó en gol. El autor fue el mexicano Carlos Vela, quien recogió dentro del área una buena asistencia de Griezmann.

La grada local estalló de alegría con el séptimo tanto en Liga del atacante mexicano. Montanier ha pasado de ser un hombre cuestionado a ser un hombre respetado entre la parroquia de San Sebastián.

Cerca de la media hora volvía a avisar Rubén Pardo con un latigazo lejano que pudo despejar Diego López.

Por su parte, el Sevilla quedó algo tocado tras el gol e intentó reponerse a costa de destellos de calidad de hombres como Navas, Reyes o Negredo. Precisamente una jugada entre ellos tres concluyó en la mejor ocasión de la primera mitad para los hispalenses. José Antonio Reyes abrió con un pase en profundidad la pelota hacia el costado derecho, donde esperaba Navas para asistir a Negredo al punto de penalti, pero pese a la estirada, el delantero madrileño no fue capaz de llegar a conectar con la pelota.

Medel da alas al Sevilla

Ya en el segundo tiempo, los sevillistas saltaron más enchufados que nunca al partido, puede que el susto que Xavi Prieto les otorgó en el 47’ les hiciese reaccionar. Y es que el jugador donostiarra falló cuando todo el estadio entonaba el gol. Una gran asistencia de Griezmann desde la izquierda lo dejó solo, en boca de gol, pero su disparo se marchó alto.

Justamente un minuto más tarde, un balón de Manu del Moral desde la izquierda no es atajado por Bravo. El error lo aprovechó Jesús Navas, quien envió un balón hacia el interior, Reyes le dejó pasar y Gary Medel golpeó con decisión el esférico desde la frontal para poner el 1-1 en el luminoso.

Las fuerzas se equilibraban con solo tres minutos del segundo tiempo disputados. El partido empezaba de nuevo y los andaluces fueron ganando notoriedad a medida que pasaban los minutos. Las ocasiones para la remontada empezaron a llegar, Reyes tuvo dos seguidas, la primera fue repelida por Bravo, en la segunda estrelló el balón en la madera. Pero justo cuando más activo se estaba mostrando el utrerano, Míchel decidió darle relevo en beneficio de Rabello.

La Real aprieta, De la Bella ahoga

El cambio hizo perder la presencia en ataque de los sevillistas, que para colmo vieron como en el minuto 63, y tras varios avisos de Ifrán  De la Bella puso de nuevo por delante a los suyos. Un error defensivo propició una pérdida de balón y una gran asistencia de un jugador local hacia Carlos Martínez, que aprovechó la autopista libre que le dejó la banda izquierda sevillista para servir en bandeja al lateral realista, que esperaba en el segundo palo, el tanto de la victoria.  

De la rabia de Míchel y los suyos ante el gol encajado se pasó en pocos minutos a la impotencia tras ver como una jornada más el Sevilla se quedaba con diez jugadores. Dos faltas de Coke, merecedoras de cartulina amarilla, no dejaron otra opción al colegiado Álvarez Izquierdo que enviar al ex del Rayo al túnel de vestuarios.

El Sevilla desapareció del terreno de juego y la Real, haciendo una buena lectura del choque, no quiso arriesgar en demasía, por lo que el encuentro, a excepción de una parada salvadora de Bravo en un córner, fue muriendo paulatinamente hasta llegar al final.

Un pitido final que deja a los de Míchel con la catastrófica cifra de 5 puntos de los últimos 27 en juego, y tan lejos de Europa que debe empezar a mirar hacia atrás, ya que se encuentran, con un partido más, a solo seis puntos del descenso.

Así lo vivimos en VAVEL.com

Foto: Diario de Sevilla