Falcao humilla a un Valencia que sale vivo del Calderón

El Atlético de Madrid fue el único equipo que quiso jugar al fútbol en el Vicente Calderón. De nuevo se mostró un Valencia pobre y triste que no quiso en ningún momento controlar las pautas del partido. Falcao fue el protagonista con dos goles, uno de ellos de bella factura. El tanto de Ricardo Costa en el final del partido provoca que haya opciones de remontada.

Falcao humilla a un Valencia que sale vivo del Calderón
Atlético de Madrid
4 2
Valencia
Atlético de Madrid: Courtois; Miranda, Domínguez, Filipe; Mario Suárez, Gabi, Arda, Diego; Adrián y Falcao.
Valencia: Alves; Ricardo Costa, Rami, Víctor Ruiz, Jordi Alba; Topal, Tino Costa; Feghouli, Jonas, Mathieu; Soldado.
MARCADOR: 1-0, min. 18, Falcao. 1-1, min 45+, Jonas. 2-1, min48, Miranda. 3-1, min. 53, Adrián. 4-1, min. 78, Falcao. 4-2, min. 92, Ricardo Costa.
ÁRBITRO: Craig Thomson (Escocia). Amonestó a Feghouli (min. 15), Arda Turan (min 41), Diego Alves (min. 69), Domínguez (90+).
INCIDENCIAS: Estadio Vicente Calderón (Madrid). Prácticamente lleno. Partido correspondiente a la ida de las semifinales de la Uefa Europa League.

Por tercera vez se enfrentaban Valencia y Atlético de Madrid esta temporada. En Liga la partida parecía que no se decantaba en especial para un bando y otro, y más aún después del empate a cero acontecido en el Vicente Calderón. La eliminatoria se presentaba trascendental para los intereses de ambos equipos ya que es la única oportunidad para conquistar un título. La Liga no deja de ser importante por el motivo de la clasificación para Europa, pero la ilusión reside en ganar la Europa League en Bucarest.

La incertidumbre abundaba en torno al encuentro en la ida de las semifinales. La igualdad parecía importante y el mal momento en el que llegaban al Calderón ambos, plausible. Incluso, la preocupación en el lado che era palpable debido a la actual situación del conjunto che, equipo que ha destacado por realizar una de las temporadas más irregulares de los últimos años. Ante esto Emery soñaba con aguar la fiesta al aficionado rojiblanco.

El técnico vasco salía con un once sin sorpresas evitando variar la formación titular en demasía. Diego Alves en la portería, Ricardo Costa en el lateral derecho y la ‘doble banda’ formada por Jordi Alba y Mathieu era lo más destacado. Por su parte, Simeone no quiso ser menos y dio entrada al cuarteto del Atlético: Diego, Arda Turan, Adrián y Radamel Falcao. La suerte estaba echada. Solo faltaba que el balón echase a rodar.

Llegaba el Atlético de Madrid con un gran bagaje en la propia Europa League: 10 partidos consecutivos sin perder en la competición europea. Y con todo ello el inicio del equipo colchonero derribó las ganas del equipo che. Desde el primer minuto se hizo con el control del partido y la presión ideada por Simeone y ejecutada por todo el equipo provocaba una ansiedad conocida en la zaga valencianista. Las ocasiones en el marco de Diego Alves se sucedían.

Falcao adelanta al Atlético de cabeza

Y, ante este panorama, el Atlético supo aprovecharse y no desperdiciar la oportunidad. En una internada de Arda Turan por la banda derecha, Jordi Alba falló de manera estrepitosa y poco conocida en él, en el probablemente nuevo lateral izquierdo de Vicente del Bosque para la Eurocopa de Polonia y Ucrania. Falló en el área y el centro desde la línea de fondo del atacante turco se encontró con la pierna de un defensor. El rebote lo alcanzó Radamel Falcao, que no desperdició la opción de adelantar a su equipo en el marcador con un remate inapelable. Diego Alves no pudo hacer nada. Se animaba el Calderón.

El Valencia quería reponerse del shock inicial. El equipo visitante se encontraba en el minuto 18 perdiendo en el Calderón en una semifinal de una competición europea y prácticamente no había creado peligro. La segunda mitad de la primera parte se volvió en un ida y vuelta que provocaba temor en el banquillo blanquinegro. Pero el fútbol, nunca es el principal acreedor de la justicia.

Una jugada ensayada del Valencia (el punto fuerte del equipo entrenado por Unai Emery) en el tiempo añadido de la primera mitad provocó la alegría en la hinchada valencianista que se encontraba en el feudo colchonero. Centra Tino Costa, peina Rami en el primer palo y Jonas, libre de marca en el segundo, empujó el cuero con una facilidad pasmosa. El encuentro se fue al descanso con 1-1 en el marcador y con la sensación de que unos habían hecho más que otros por alcanzar la victoria.

El Atlético comenzó como en la primera mitad

En el comienzo de la segunda parte el Atlético se replanteó de nuevo la eliminatoria y derribó el muro defensivo del Valencia. Miranda volvía a deshacer el empate después de tres minutos de reloj. Cabezazo impotente tras un gran centro de Diego Ribas, milimétrico en el partido. Adrián emuló a Ronaldo Nazario recordando la potencia de un delantero en la carrera para conseguir dejar atrás a Víctor Ruiz, lento y pesado como nunca y batir con un tiro cruzado a Diego Alves.

El partido transcurría un curso desconocido para el Valencia. No conseguía hilvanar más de 5 pases seguidos y el nerviosismo alcanzaba cotas preocupantes. Emery dio entrada a Piatti y a Canales por Feghouli y Jonas, pero poco pudieron cambiar nada del partido. Recordaba las peores citas de la campaña actual, como la del pasado encuentro ante el Espanyol, donde el 4-0 encajado en Cornellá-El Prat fue una derrota dolorosa y humillante.

Falcao, héroe de la afición rojiblanca en los últimos partidos, aún quería poner el broche final a la gran fiesta que se estaba viviendo en la ribera del Manzanares. Controló con una genial sutileza un balón en largo, recortó en el pico del área y con un giro de cadera único, utilizó su pierna izquierda para colocar el balón en la escuadra de Diego Alves, incrédulo a lo acontecido. El gol del año en la Europa League. El Calderón, haciendo la ola. Pocos partidos habían visto así en muchos años atrás.

El Atlético, un sinfín de sorpresas

Pero el Atlético de Madrid no acostumbra a finiquitar partidos así sin dejar su sello. Prueba de ello el gol en los últimos instantes de Ricardo Costa. Córner a favor del conjunto visitante, empanada rojiblanca y el portugués abre la eliminatoria con la intención de remontar en Mestalla y dejar algo de esperanza en el corazón dolido del aficionado che.