El lateral izquierdo, prioritario para el Valencia

El lateral izquierdo, prioritario para el Valencia

El Valencia sigue peinando el mercado a falta de poco más de una semana para que dé comienzo la Liga BBVA. El objetivo de Braulio Vázquez es reforzar el lateral izquierdo y el delantero centro, pero la prioridad se centra en la zona defensiva. Mathieu se ha quedado como único lateral izquierdo puro y no hay tiempo para experimentos.

La pretemporada se acaba, cada vez queda menos para que empiece una nueva campaña liguera y el Valencia sigue necesitando dos piezas más para cerrar la plantilla de Pellegrino. Se busca un lateral y un delantero, pero por lo visto en los partidos veraniegos, la parte izquierda de la zaga es lo prioritario por encima del delantero. Con Soldado, Alcácer y Jonas, en estado de gracia, la parte ofensiva estaría más que cubierta.

Con respecto al lateral izquierdo, el problema parecía resuelto con el fichaje de Dídac Vilà. Cumplía los requisitos de la secretaría técnica del Valencia: joven, conocedor de la liga española, con futuro, cedido y con opción de compra asequible. Pero surgió un inconveniente. Dídac llegó lesionado y no pasó las pruebas médicas. El Milan puso en la mesa del equipo valencianista la posibilidad de cerrar la cesión a coste cero, pero el Valencia no quiso arriesgarse.

A partir de ahí, Braulio Vázquez volvió a lanzarse al mercado. En un intento desesperado, buscó cerrar la cesión de José Ángel cuando el jugador lo tenía hecho con la Real Sociedad. Otro nombre que se escapaba de las manos de Braulio, que ya trabaja contrarreloj.

Monreal, Cissokho y Garrido, las últimas opciones

Tras la negativa de José Ángel y los fiascos de Dídac y Siqueira, los nombres se van agotando. Los últimos en sonar han sido Monreal, del Málaga, Cissokho, del Lyon y Javi Garrido, del Lazio.

El que más gusta es el primero, ya que siempre ha jugado en España y la situación del club andaluz no es ni mucho menos buena. El problema, que el Málaga pide 6 millones y el Valencia solo llega a 4.5 millones. El segundo agrada por su capacidad física, pero sus ansias ofensivas hacen repudiar una posible negociación. El tercero en discordia, Garrido, suena como última posibilidad pero apenas termina de posicionarse como una opción real.

La necesidad del lateral, por el estado físico de Mathieu

El Valencia busca un lateral izquierdo no solo por sustituir a Jordi Alba, sino porque el estado físico de Mathieu no es el mejor. El francés no asegura una continuidad prolongada debido a su esfuerzo en cada partido y ya es baja para el encuentro de mañana ante el Eintrach de Frankfurt.

Este verano, Pellegrino ha probado a Guardado, Bernat e incluso a Barragán en esa posición, pero el entrenador valencianista le ha pedido a Braulio Vázquez un lateral izquierdo puro para evitar experimentos. Guardado y Bernat perderían su potencial ofensivo y tendrían que adaptarse a una posición inédita para ambos, mientras que con Barragán se ganaría un lateral izquierdo, pero dejaría huérfano a Pereira en la otra banda

El tiempo se agota y las opciones se van apagando poco a poco. Hay que recordar que el Valencia cerró las incorporaciones de Víctor Ruiz y Barragán casi al final del verano pasado, pero casos así hay pocos, y más con la política económica del club valencianista.