Valencia CF

Valencia CF Noticias

El Valencia, dispuesto a cambiar el destino

El Valencia, dispuesto a cambiar el destino

El nuevo y ambicioso proyecto valencianista debuta el próximo domingo ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Primer partido oficial para los de Pellegrino, que se estrena como entrenador. En VAVEL repasamos los últimos encuentros entre ambos equipos, en los que el Valencia ha salido mal parado.

Ya no hay tiempo para pruebas y partidos veraniegos. La temporada se abre este fin de semana y el Valencia tiene la piedra de toque más dura. El proyecto de Pellegrino se estrena nada más y nada menos que en el Santiago Bernabéu ante el vigente campeón de la Liga BBVA, el Real Madrid.

No hay nada como un partido grande para motivar a la afición valencianista, que vive al máximo los duelos ante el Real Madrid, pero los últimos resultados no son para nada buenos. Habría que remontarse al año 2009 para recordar la última victoria del Valencia sobre el equipo entrenado hoy por Mourinho. Aquella noche, Mestalla volvió a vibrar gracias a los goles de Mata, Silva y Baraja, este último desató la locura de la grada con un remate desde la frontal con su pierna izquierda.

Y hay que viajar atrás en el tiempo para rememorar el último triunfo valencianista en el Santiago Bernabéu. Fue en 2008, con un Valencia venido a menos por una nefasta gestión que llevó al club a posiciones casi inéditas. Entrenado entonces por Koeman, el Valencia llegó al feudo madridista con posibilidades nulas de victoria, ya que aquel Madrid era líder y los blanquinegros estaban más cerca del descenso que de Europa. Pero aquella noche, la capital se tiñó de naranja. David Villa inauguró el marcador superando a Iker Casillas en el uno contra uno y Raúl se encargó de remontar con dos tantos. Y cuando todos daban por muerto al Valencia, de nuevo Villa, esta vez de penalti, y Arizmendi casi al descuento, permitieron al equipo valenciano llevarse el triunfo.

Desde entonces, el Valencia solo ha cosechado malos resultados. Parece que en esta nueva década es más que imposible superar al equipo blanco. Primero fue en la temporada 2009/2010. El Madrid llegaba a Mestalla con un proyecto confeccionado para desbancar al Barcelona de lo más alto. Pellegrini como entrenador y Cristiano Ronaldo como fichaje estrella, el Madrid parecía imparable. El portugués fue baja para Mestalla, pero eso no frenó el potencial del equipo blanco, que con Higuaín y Benzema como líderes ofensivos se impuso a un luchador Valencia, que consiguió empatar el partido por dos veces pero que sucumbió ante el tercer tanto de los visitantes. En la segunda vuelta, el Valencia visitó el Bernabéu y apenas se le vio en el césped. Dos errores de Bruno permitieron a Higuaín y a Cristiano Ronaldo alzar al Madrid con el triunfo.

La temporada siguiente, la 2010/2011, otras dos derrotas. En la primera vuelta, el Valencia volvió a cometer errores en defensa que contra el Madrid se pagan por partida doble. Cristiano Ronaldo, por dos veces, regaló una victoria más al Bernabéu. Su primer tanto lo aprovechó tras un fallo en la marca de Bruno, mientras que el segundo se lo creó él mismo, con una bicicleta que dejó sentado a Ricardo Costa. Otra visita al feudo madridista que se convertía en derrota.

Y fue peor en la segunda vuelta. Mestalla recibía a un Madrid que se había proclamado campeón de la Copa del Rey pocos días antes. Se esperaba a un equipo blanco relajado, algo que podría aumentar las posibilidades de victoria del Valencia, pero nada más lejos de la realidad. El Madrid salió como un tiro a por la victoria y se aprovechó de una débil defensa valencianista que solo podía contemplar la superioridad de los blancos. Y es que el marcador, al descanso, reflejaba un 0-4 favorable al Madrid. Tras el descanso, el Valencia maquilló el resultado anotando tres goles, pero recibió otros dos dejando el marcador en un definitivo 3-6.

    

Pero en esta última temporada se ha atisbado una mejoría del Valencia de cara a los partidos contra el Real Madrid. En la primera vuelta, el equipo blanquinegro cayó, sí, otra vez por 2-3, pero el partido murió en el área de Casillas, con polémica por un posible penalti por manos de Higuaín. El marcador lo abrió Benzema, con un tanto de bella factura tras un servicio de falta de Xabi Alonso. Tras el descanso, Sergio Ramos pareció sentenciar el partido con un remate de cabeza a la salida de un córner. Pero apareció Soldado. El delantero valenciano recogió un rechace de Iker Casillas para marcar y levantar a Mestalla soñando con la remontada. Marcó el Madrid de nuevo gracias a Cristiano Ronaldo, pero el Valencia volvió a dar un paso al frente. Una vez más, Soldado superaba a Casillas gracias a un buen pase de Pablo y dejaba el partido cerca del empate.

Y en la última jugada del partido, la polémica, siempre presente en estos duelos, apareció en contra del Valencia. Aduriz remató de cabeza un centro de Tino Costa estampando el balón contra el larguero. El rechace de la madera lo recogió Soldado en busca del merecido empate, pero se cruzó Higuaín. El argentino, desde el suelo, desvió el cuero. El Valencia y toda su afición reclamaron una jugada que todavía sigue trayendo cola, ya que se pidieron manos del delantero argentino. En directo pareció penalti claro, pero como de costumbre, en cada toma y en cada repetición se veía una cosa. Así pues, dejémoslo en una jugada polémica ya que el pasado, pasado está.

El último encuentro entre ambos equipos es el más positivo de los analizados para el Valencia. El equipo entrenado entonces por Unai Emery visitó a un Madrid líder y lanzado hacia por el campeonato, mientras que el Valencia veía como sus principales perseguidores por el tercer puesto acechaban la plaza. Los antecedentes no eran para nada buenos, como venimos comentando, pero el equipo blanquinegro compitió, luchó, y consiguió un empate que supo a gloria. El héroe de la noche madrileña fue Vicente Guaita, que sacó todas las oportunidades del Madrid, que no fueron pocas, y demostró estar a primer nivel del panorama nacional. Tampoco se quedó atrás el Valencia, que estrelló dos balones en la madera, pero la suerte se alió con el equipo blanco.

        

Este domingo, el Valencia buscará cambiar el destino de los encuentros ante el Real Madrid, y quién sabe si un buen comienzo liguero puede convertirse en una temporada histórica. La última vez que el Valencia inició la temporada ante el Madrid, ganó el partido inaugural y se proclamó campeón de Liga. Todo es posible.