Senna: "Esta es mi casa y, si se ha caído, hay que reconstruirla de nuevo"

Marcos Senna compareció en el día de hoy en rueda de prensa, tras el entrenamiento matinal. El futbolista hispano-brasileño habló sobre algunos aspectos a mejorar en el equipo, el último partido ante el Girona y el próximo frente al Xerez e hizo un balance de lo que ha sido el año 2012 para el Villarreal.

Senna: "Esta es mi casa y, si se ha caído, hay que reconstruirla de nuevo"
Marcos Senna, en el entrenamiento de hoy (Foto: ACF Fotografía).

Uno de los capitanes del Villarreal, que no pudo jugar el último partido de su equipo, ante el Girona, por sanción, ha comparecido en el mediodía de hoy ante los medios de comunicación. El hispano-brasileño señaló que no hay que preocuparse por la mala racha deportiva del Submarino y asegura que el conjunto amarillo mejora partido a partido. "Tengo la sensación de que el equipo va para arriba, de que crece cada semana. En cada partido que empatamos o perdemos, llegan los nervios, pero creo que aún queda tiempo y muchas jornadas. Es cierto que existe la preocupación de no coger la racha y que se nos pase el tiempo, pero necesitamos estar más tranquilos. El vestuario sigue con la misma ilusión que al inicio de temporada. Es verdad que no somos líderes, pero estamos a tiempo de engancharnos a los de arriba. Está claro que este año no ha sido el mejor, pero tenemos la oportunidad de despedirlo con una victoria y de recibir el 2013 con otra cara ante el Barça B".

Para Julio Velázquez, entrenador del Villarreal, la versión ofrecida el partido de hace poco menos de dos semanas ante el Alcorcón en El Madrigal es la línea a seguir para conseguir buenos resultados, y Marcos Senna opina lo mismo. "Tenemos que seguir fuera de casa en la misma línea que se vio contra el Alcorcón, aunque quizá con un poco más de precaución. La última vez en El Madrigal lo hicimos muy bien y es el momento de prolongar esa situación. La preocupación existe, pero no podemos dejar que los de delante se escapen mucho más. Hacer cálculos sobre quien tiene que ganar de nuestros rivales no es bueno. Solo tenemos que preocuparnos de ganar nosotros, de enganchar dos o tres triunfos consecutivos y mirar la tabla de reojo. Eso es lo único que me interesa de verdad, que nosotros ganemos".

Además, el campeón de Europa indicó que una victoria en el próximo partido de Liga, ante el Xerez, serviría para tranquilizar tanto al grupo como a los aficionados. "El partido del jueves, como los demás que tenemos por delante, es fundamental. Además, ahora nos tocan dos semanas sin competición y es importante irse con una victoria para volver de vacaciones más tranquilos. Nos falta encadenar varias victorias seguidas. Lo hicimos al principio de temporada, pero nos hace falta ahora. Estoy convencido de que cuando eso ocurra, ya no vamos a parar. El sábado, por ejemplo, el equipo mereció mucho más, pero al final lo más importante son los tres puntos. El árbitro tuvo mucha influencia, pero hay que seguir adelante".

Después, Marcos habló sobre los dos refuerzos que han llegado al conjunto de La Plana, Francisco Javier Farinós y Jonathan Pereira, para encarar la segunda mitad de temporada con suficientes efectivos. "Farinós es un jugador con experiencia en equipos grandes, pero también muy experimentado en una categoría como la Segunda división. Estoy convencido de que, cuando esté al cien por cien, nos puede ayudar mucho. Tanto él como Jonathan son dos buenos refuerzos. En el caso de Pereira, es un jugador que nos viene muy bien por la ausencia de Uche, porque además es un futbolista que, por sus características, nos puede ayudar muchísimo".

"Somos orgullosos, somos el Villarreal y queremos estar primeros"

Por último, el capitán amarillo habló sobre lo que ha acontecido el año 2012 para el Villarreal, y señaló que este no ha sido muy bueno (debido al descenso a Segunda) pero que en el próximo pueden reconstruirlo. "Hay que aprender de los errores que podamos haber cometido e intentar no repetirlos. Nunca había descendido en toda mi carrera, nunca había jugado en Segunda división, pero esta es mi casa y, si se ha caído, hay que reconstruirla de nuevo. Tenemos muchas ganas de ganar, somos orgullosos, somos el Villarreal y queremos estar primeros, por eso estamos trabajando. Queremos estar ahí y luchamos por ello. No podemos tener mala suerte durante toda la temporada y cuando la situación cambie, todo mejorará".