Análisis Grupo D: Italia y Argentina hicieron imperar la lógica

En un grupo donde los grandes favoritos estaban claros y ningún despiste podía dar al traste con lo previsible, nada hizo tambalear esta opción. Italia ganó con solvencia sus tres encuentros y Argentina no vio inquietada su clasificación en ningún momento. Por otro lado, Australia, pese a ganar un partido, no pudo pasar a la siguiente fase por los goles encajados y México se despidió sin ningún punto en su haber.

Análisis Grupo D: Italia y Argentina hicieron imperar la lógica
Italia es una de las favoritas para alzarse con el título mundial (foto: Getty Images).

Para empezar, las cartas estaban sobre la mesa, al descubierto, con un claro dominador de la estrategia que miraba por encima del hombro cualquier tentativa adversaria por arruinarle la partida. Así es Italia, arrogante, con una dosis de calidad que permite deshacerse de su rival apenas pisa el acelerador. Lo experimentaron México (2-5), Argentina (2-3) y, sobre todo, Australia (9-1). Con Saad a la cabeza y Mammarella defendiendo la retaguardia, los transalpinos asustan.

Volviendo a lo terrenal, era menor el margen que separaba al trío de selecciones restante. Aún así, la albiceleste ostentaba un valor de lo que los otros dos equipos carecían: técnica. Desde hace ya tiempo, Australia es una habitual de las citas mundialistas, pero su margen de mejora progresa lentamente y pocas veces sorprende; mientras que en México, todavía, el fútbol sala es un deporte en pañales, muestra de ello es que varios jugadores que conformaban la plantilla centroamericana pertenecían a la disciplina de fútbol-playa. Argentina, de cierta forma, respiraba.

Los de Fernando Larrañaga contrarrestaron a la derrota contra Italia con dos goleadas a México (5-1) y Australia (1-7), obteniendo de esta forma el billete para la siguiente fase. Sólo hubo una pega de altas magnitudes: Matías se rompió la tibia y el peroné y estaría de seis a ocho meses de baja; por si fuera poco, Borruto, uno de los pilares de esta selección, se perderá el cruce de octavos. Aún así, confían en seguir avanzando.

Con estos resultados, era –y fue- impensable que mexicanos o australianos consiguieran la clasificación viendo las estrechas diferencias de goles que había en otros grupos. Ni siquiera la victoria aussie por 3-1 sirvió para nada. De esta forma, México se despedía de la competición como tercer conjunto que no sumaba puntos, pero con el honor de tener mejor diferencia goleadora (-9) que Australia (-12). Algo es algo.

Dos únicos representantes del Grupo D para los octavos de final cuyos rivales, aparentemente, ofrecerán lucha igualitaria. Italia se enfrentará a Egipto, tres veces campeón de África; mientras que Argentina buscará el pase a cuartos frente a Serbia, líder indiscutible del Grupo E.