Éxodo de futbolistas españoles

Empieza a ser habitual que decenas de jugadores y entrenadores nacionales viajen al extranjero para hacer realidad el sueño de ser profesionales del mundo del fútbol. Repasamos algunas de las historias más curiosas.

Éxodo de futbolistas españoles
José Pedrosa Galán con una bufanda de su nuevo equipo tailandés. (diariodeleon.es)

Hace una década eran pocos los futbolistas españoles que decidían hacer la maleta para jugar en un país extranjero. Pero debido a la globalización del fútbol por todo el territorio mundial, a la falta de oportunidades que algunos jugadores tienen en nuestras categorías y al fuerte impacto de la crisis económica en el mundo del deporte españo,l ya no es extraño que los futbolistas busquen equipo en el extranjero.

Roberto Martínez, actual entrenador del Wigan Athletic, fue uno de los primeros que se marchó a Inglaterra para jugar como futbolista tras no tener muchas oportunidades en el fútbol español. Alex Calvo-García también fue innovador en este aspecto y viajó con destino a la cuarta división inglesa, donde el Scuntorpe le esperaba. En este pueblo inglés es recordado todavía a día de hoy como “The Legend”. El libro “Scunthorpe hasta la muerte” repasa su particular trayectoria en este conjunto del Reino Unido. En el partido de su retirada marcó de cabeza el gol que permitió el ascenso del equipo a tercera, en un partido que se disputó en el antiguo y mítico Wembley, lleno para la ocasión.

En la actualidad ya hay un número notable de jugadores esparcidos por todo el territorio mundial. Guillermo Vallori juega en la segunda alemana, en el 1860 München, después de estar cuatro temporadas y media en el Grasshopper suizo. Fichó por el conjunto helvético directamente desde la Tercera española, cuando estaba en el Santa Eulalia de Ibiza.

Ramon Tribulietx, ex futbolista catalán, ahora es el entrenador del Auckland City neozelandés. Su carrera está siendo muy exitosa en las antípodas con la participación incluso en dos Mundialitos de Clubes, el último el del pasado diciembre en Japón. En Vavel le entrevistamos en enero de 2012. Junto a él le han acompañado varios jugadores españoles. Ahora mismo están bajo sus órdenes Ángel Berlanga, Iván Díaz, Albert Riera y Manel Expósito.

El caso del Kitchee también es especial. Tanto el entrenador, Josep Gombau, como hasta cinco jugadores de nacionalidad española forman parte de la plantilla de este equipo ubicado en Honk Kong. El “chino” Losada es el más mediático de todos ellos. Consiguieron llevarse el campeonato de la temporada 2010/11. Dos de los últimos en fichar por un equipo asiático han sido Nano y Rafa Jordá, ambos del Levante, que se incorporaron a las filas del Guizhoy Renhe chino el pasado mercado de fichajes. 

Soldevilla, conocido principalmente por ser ex del Espanyol, es otro de los que se ha animado a viajar. Juega en una liga totalmente desconocida para nosotros; la liga de Indonesia. Cerca de Indonesia se encuentra José Pedrosa Galán, que estuvo, entre otros equipos, en las filas del Almería pero que las circunstancias le llevaron al Chainat FC tailandés, siendo el primer español que disputa la máxima competición del país.

Nos dejamos, sin duda, un sinfín de historias de valientes profesionales que al ver las oportunidades que les brindan en el extranjero deciden viajar para forjar su propio camino. Y es que el fútbol tampoco se libra del éxodo de talentos nacionales.