Con un pie en Octavos

Otra tarde-noche de buen fútbol en el norte de Londres, deja al Arsenal con un pie en la siguiente fase de la Champions

Con un pie en Octavos
Arsenal
5
1
Shakhtar Donetsk
Con un pie en Octavos

Los números todavía no lo confirman, pero se puede decir que el equipo está virtualmente clasificado para la próxima ronda de Champions. Otra actuación sobresaliente del Arsenal en el torneo de clubes más importante del mundo deleitó a todos los Gunners que estaban en el Emirates y alrededor del planeta.

El conjunto comandado por Wenger fue omnipotente y omnipresente en otra tarde - noche londinense, a puro fútbol de elite, que contó con el regreso de Cesc al equipo titular.

Esta vez la apuesta le resultó bien al “profesor”, ya que el capitán terminó de buena forma, convirtió un gol y sumó minutos sin sufrir contratiempo alguno. Y justamente esto último era la mayor preocupación de todos. Cuando Cesc apareció en la alineación titular, muchos Gunners (me incluyo) dudamos sobre esta decisión, debido a que el domingo el equipo se verá las caras con Manchester City, y Fabregas es indispensable para enfrentar al conjunto de Mancini. Por suerte, el crack español se sintió a gusto, rindió de buena manera y adquirió confianza y minutos de juego importantes para recobrar su nivel.

Además, volvimos a ver a Song y Wilshere, jugar en una forma extraordinaria. El camerunés, que abrió el marcador con una resolución magnífica de taco, dio otra vez cátedra sobre lo que tiene que hacer un mediocampista central en un equipo de jerarquía mundial. Alex estuvo preciso en los pases, férreo en la marca (como siempre) y otra vez fue el motor del equipo en el medio. Así como Cesc es el “cerebro”, ya se puede decir que Song es el “corazón” y el “motor” del Arsenal.

Por su parte, Jack se mostró participativo en la creación, junto con Fabregas, y fue, en gran parte, la conexión con los delanteros. El joven maravilla, que crece partido a partido, es sencillamente un crack que utiliza al máximo su capacidad creativa y sus cualidades técnicas para distribuir juego desde el medio y abrir constantemente espacios entre la defensa rival.

Pero, para que esto último se pueda llevar a cabo con éxito, también es importante nombrar y destacar el trabajo de Nasri y Chamakh. Samir se ubicó en el extremo izquierdo (hogar, hasta el momento, de Arshavin), y desde allí desplegó un fútbol de precisión, pase y profundidad. Considerando el momento del ruso, Nasri podría quedarse con aquel sector, lo cual sería una opción más que interesante.

Por su parte, Marouane volvió a ser el centro-delantero del equipo, con otra actuación digna de destacar. 

No puedo dejar de hacer énfasis en los movimientos del marroquí, al cual admiro cada vez más, dentro y fuera del área. Cuando no convierte, colabora siempre con la jugada de gol. Entra y sale del área constantemente y sus conexiones con Wilshere, Cesc, Nasri y Rosicky fueron y son de gran utilidad para la dinámica del ataque Gunner.

En cuanto a la defensa, Fabianski volvió a ocupar el arco y no tuvo mayores inconvenientes en defenderlo. Gran parte de ello se debió a la buena actuación de la defensa que volvió a contar con Squillaci y Djourou en la saga central; Eboué en el lateral derecho y Clichy en el izquierdo.

Debo decir que me ha gustado la actuación de Sebastien y Johan en el corazón de la última línea durante estos dos últimos partidos (Birmingham y Shakhtar). El suizo ha crecido mucho en el último tiempo y, si bien le falta rodaje, crecimiento y maduración, es un buen prototipo de defensor para la primera del Arsenal. No tiene un gran nombre, todavía, pero, de a poco, se puede ir afianzando.

Debo confesar que cuando Djourou apareció no me convencía en lo más mínimo, pero debo reconocer que el paso de los años y de los partidos han hecho que revierta, en gran parte, aquel pensamiento y mire con otros ojos al defensor central.

Por último, obviamente quiero destacar el regreso de Eduardo al Emirates. El brasileño-croata ingresó en el segundo tiempo para el conjunto ucraniano, marcó un gol y fue ovacionado por todo el estadio, que fue, es y será siendo su hogar. Siempre será: Eduardo Da Silva Arsenal’s Number 9.  

Otra gran actuación de la orquesta sinfónica de Londres. Grandes intérpretes ejecutaron una bella sinfonía en el norte de la capital Inglesa. Precisión, efectividad, dinámica fueron algunas de las características del equipo en este encuentro. Wilshere, Song, Nasri y Chamakh están en un gran momento y hay que aprovecharlos al máximo ¡Que grande que es el Arsenal! ¡Que linda es la Champions!